Las vitaminas del grupo B que tienes que tomar si quieres lucir un pelo sano

En realidad, las vitaminas del grupo B son tan importantes que deberías tomarlas todas, quieras o no lucir un pelo sano. Cada una de las 8 vitaminas del Complejo B tiene una función particular en nuestro organismo, pero todas tienen en común que, de un modo u otro, favorecen el metabolismo de lo que comemos y la regeneración celular. Esto supone que las vitaminas B ayudan a la creación del cabello, de la piel, de los tejidos del organismo, favorecen la circulación de la sangre, la formación de las células, sintetizan proteínas y hormonas… Las vitaminas del Complejo B inician y desarrollan la vida de nuestro interior, así que su falta nos puede traer más de un problema. En el post de hoy repasaremos las vitaminas del Complejo B más importantes y recordaremos dónde podemos encontrarlas.

Mujer con dos naranjas, vitamina c

Vitamina B1: tiamina

Una de las principales. Entre sus funciones más importantes se encuentra convertir los carbohidratos en energía, esencial para que nuestro organismo funcione. Por esta misma función también se conoce a esta vitamina como la vitamina antiestrés: cuando abunda, el sistema nervioso y el cerebro funcionan a todo gas, pero cuando falta, todo se ralentiza y el día se hace muy, muy largo.

La encontrarás en el pescado, los pistachos y los guisantes.

Vitamina B2: riboflavina

También contribuye a metabolizar la comida que ingerimos para que sus nutrientes sean útiles para nuestro organismo, al tiempo que participa en varios procesos de creación de células, algunos de los cuales influyen en nuestra vista, nuestra piel y nuestro cabello.

La encontrarás en las zanahorias, en las almendras y en los productos lácteos, especialmente leche y quesos.

Vitamina B3: niacina

Participa en la producción de hormonas y es fundamental en la regeneración de la piel y en el aparato digestivo, donde cumple una función limpiadora.

La encontrarás en los huevos, la remolacha y el apio.

Brocoli listo para cocinar

Vitamina B5: ácido pantoténico

Es la vitamina con nombre más rimbombante –deriva del griego pantothen, que significa ‘de todas partes’– y no es para menos: es un elemento universal, un componente esencial para la vida que influye en numerosos procesos en nuestro organismo.

La encontrarás en el brócoli y en los champiñones.

Vitamina B6: piridoxina

Participa en diversos procesos químicos en nuestro organismo y es responsable de la formación de los glóbulos rojos que facilitan el transporte del oxígeno a través de la sangre. Si el cabello fuera una planta, la vitamina B6 sería la regadera.

La encontrarás en el arroz, salvado de trigo y ajo.

Vitamina B7: biotina

Es probablemente la segunda vitamina del complejo B que más veces escucharás en los anuncios. Tiene que ver con el metabolismo de la comida y con la regeneración celular, y además es un catalizador que ayuda al organismo a cumplir determinadas tareas. Es esencial durante el embarazo.

Lo encontrarás en las acelgas, en la levadura y en la yema del huevo.

Vitamina B9: ácido fólico

La reina de los anuncios. Además de la participación en la regeneración celular, que viene de serie en el Complejo B, como sabemos, el ácido fólico es esencial para el correcto desarrollo del sistema nervioso.

La encontrarás en las verduras de hoja verde, en los espárragos y en los aguacates.

Pollo asado

Vitamina B12: cobalamina

No es tan famosa como el ácido fólico, pero probablemente es la vitamina del Complejo B más importante. Además de contribuir al funcionamiento del sistema nervioso, de la médula ósea y del tracto digestivo, la cobalamina participa en la formación de glóbulos rojos. Es una especie de supervitamina B.

La encontrarás en el pollo, en el pavo y, muy especialmente, en el hígado.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar tu comentario, aceptas nuestra política de privacidad

Pin It on Pinterest

Share This