Ensaladas muy saludables para el cabello

Cuando llega el buen tiempo apetecen las ensaladas. Están ricas, son fáciles de preparar, no manchan sartenes y, además, son muy nutritivas si se añaden algunos ingredientes clave. Como cada maestrillotiene su librillo de ensaladas −atrás quedó el tiempo en que todas las ensaladas eran mixtas− no vamos a dar recetas con nuestras favoritas, sino que vamos a hablar de todo lo que una buena ensalada tiene que llevar para que sea saludable. Saludable para nuestro cabello.

Mujer comiendo ensalada con un cabello liso

La base

Toda ensalada que se precie tiene que llevar algo verde, y no sólo porque quede bien. Hay varias opciones ensaladeras, pero las lechugas ganan por goleada. Luego, muy lejos, aparece la escarola y algo más alejada, la espinaca. Lechuga, escarola y espinaca son la base. Y no es casualidad. Las dos verduras y la flor (escarola) son fuentes naturales de varios de los componentes que necesita nuestro cabello para crecer sano: vitaminas A y C, que contienen antioxidantes que previenen el envejecimiento; varias vitaminas del grupo B, indispensables para la regeneración del cabello; calcio y manganeso, que participan en la construcción del cabello; y hierro, que facilita la circulación de la sangre y con ello la hidratación del folículo piloso. Además, como su contenido es básicamente agua, ni engordan ni sacian, así que puedes añadir todo el verde que quieras a tu ensalada. Eso sí, la espinaca tiene una buena cantidad de ácido oxálico, así que hay que consumirla con moderación porque puede provocar desórdenes gastrointestinales.

Los complementos vegetales

Y si la lechuga es la primera imagen que nos viene a la cabeza al hablar de ensaladas, el tomate es la segunda. De hecho, un plato con solitarias hojas de lechuga no parece muy apetitoso, pero ¡ay si le añades un tomate!: entonces ya tienes una ensalada, algo pobre, sí, pero digna de llamarse ensalada. El tomate tiene que estar. Por eso y porque está lleno de vitamina A, C y unas cuantas del grupo B. Espera, ¿otra vez las mismas vitaminas? Claro, son las más importantes. Además, la cantidad de vitamina que necesitas no está en una sola lechuga, ni siquiera en dos o en tres. El contenido vitamínico de las verduras es alto, pero en proporción a lo que necesitamos los humanos, no lo es tanto: tenemos que comer mucha, mucha verdura para conseguir todas las vitaminas que nuestro cabello necesita. Por ejemplo, para tener la cantidad diaria de vitamina A tendrías que comer 20 tomates nada menos. ¿A que repetir vitaminas en la ensalada empieza a tener sentido?

Y si el tomate es el complemento vegetal principal en cualquier ensalada, no hay que olvidarse de los siguientes: zanahoria (que tiene vitamina E, que mejora la circulación de la sangre, además de ser otro antioxidante y mucha, mucha vitamina A), pepino (más vitaminas de las comentadas y también minerales), cebolla (otra fuente de las vitaminas que conocemos) y guisantes (muchísima vitamina C, algunas del grupo B y también manganeso, además de algunos aminoácidos importantes).

Ensalada variada de verduras

El añadido animal

¿Te has quedado preguntándote qué son los aminoácidos? Los aminoácidos son las sustancias que forman las proteínas. Si queremos generar proteínas, necesitaremos una buena cantidad de aminoácidos. ¿Y sabes qué es casi todo proteína? El cabello.

La carne, el pescado y los huevos aportan los aminoácidos que no podrás encontrar en las verduras, incluso aunque te hartes de guisantes, que son las verduras que tienen más aminoácidos. Si te atreves con la carne para tu ensalada, adelante, pero si prefieres empezar poco a poco con la mezcla de verduras y carne, iníciate con el pollo, que cada vez está más presente en las ensaladas gracias a la celebérrima ensalada César. O alcanza el siguiente nivel echando huevo duro en tu plato. Pollo, carne o huevo aportarán proteínas y aminoácidos a tu dieta.

Así que ya lo sabes, si quieres tener un pelo radiante, ayuda a tu organismo aportando un extra de vitaminas y minerales en forma de una saludable ensalada.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar tu comentario, aceptas nuestra política de privacidad

Pin It on Pinterest

Share This