Primeras Clínicas especializadas en alopecia y cabello

Causas habituales que provocan la caída del cabello

Entre las causas conocidas más habituales que provocan la caída del cabello se encuentran el propio ciclo de vida del pelo, la genética -principal causa de la alopecia androgenética, la más común en hombres-, la mala alimentación y algunas enfermedades y tratamientos.

Ciclo de vida del cabello

El ciclo de vida del cabello tiene tres fases que se van sucediendo a lo largo de los años. La fase de crecimiento, o anágena, es la más larga y dura entre 2 y 7 años. En esta fase el pelo crece aproximadamente 1 centímetro al mes. Cumplida esta fase, la siguiente es la de transición o catágena, donde el pelo interrumpe su crecimiento. Después de 3 semanas de espera, llega la siguiente y última fase: de reposo o telógena. Durante 3 meses el pelo caerá, bien porque sea arrancado con un peine o por su propio peso. Tras la caída del cabello el ciclo vuelve a empezar.

ciclo de vida del cabello

Herencia genética y hormonas

Dos de las causas más habituales de la alopecia androgenética, la más común de todas las especialidades, son la herencia genética y las hormonas. A veces aparecen juntas: el cambio hormonal por sí sólo desencadena un proceso que finaliza con la caída del pelo; si la persona está predispuesta genéticamente a sufrir alopecia, entonces los efectos del cambio hormonal son todavía más influyentes.

La alopecia androgenética afecta al 90% de los hombres mayores de 21 años, aunque ésta puede no ser visible hasta pasados los 40. En cuanto a la mujer, el 15% de las menores de 40 años la sufren, y, pasada la menopausia, la cifra asciende hasta el 40%.

En el caso de los hombres, el proceso consiste en la trasformación de la testosterona en dihidrotestosterona o DHT, una hormona menos influyente que la testosterona en los cambios físicos del hombre. En consecuencia, el pelo no recibe tanto estímulo y se vuelve fino y débil, hasta que finalmente cae para no volver a crecer.

En el caso de la mujer sucede algo parecido: un número demasiado elevado de hormonas masculinas debilita los folículos pilosos. Al contrario de lo que sucede con los hombres, el pelo de las mujeres no llega a caer, pero sí se debilita tanto que las zonas afectadas, como el nacimiento del pelo, se vuelven visibles.

Soluciona tu caída de pelo, vuelve a sonreir

Mala alimentación

El cabello necesita proteínas, vitaminas A, B y C y minerales como el hierro, el zinc o el manganeso, entre otros nutrientes. Aunque hay algunas de estas sustancias que sí se generan en el propio cuerpo en cantidades suficientes, como el manganeso, el resto han de llegar a los folículos pilosos por medio de la alimentación. La carencia de proteínas o de hierro determina un cabello débil y fino.

Malos hábitos

El abuso de tintes sintéticos y otros componentes químicos que modifican la estructura molecular del cabello, así como el uso continuado de rizadores, secadores y planchas, dañan el cabello y lo vuelven frágil y quebradizo. Normalmente estos problemas no suponen una caída del cabello de raíz, pero sí provocan que al peinarse el cabello, que estará débil y delicado, se desprendan del cuero cabelludo con facilidad.

Enfermedades

El cabello puede sufrir daño por dos vías: un daño procedente del exterior, del entorno, y un daño procedente del interior, del propio organismo. Este doble riesgo multiplica el número de enfermedades que puede sufrir el cabello.

A la larga lista de problemas derivados del entorno y de los malos hábitos, entre los que destacan la polución o el abuso de productos estéticos agresivos, se suman las enfermedades propias de la piel que también pueden afectar al cuero cabelludo: el liquen plano, Síndrome de Graham-Little, lupus eritematoso cutáneo o Esclerodermia, entre otras.

Y a las enfermedades de la piel se suman otras tantas que afectan directamente al cabello, como la pseudopelada de Brocq, la foliculitis decalvante, la dermatitis pustulosa erosiva o la alopecia parvimaculata.

Y, por si fuera poco, hay que añadir las enfermedades que no están dirigidas directamente contra el cabello o el cuero cabelludo pero entre cuyas consecuencias sí se encuentra la caída del cabello: diabetes, tiroides, anemia, colitis ulcerosa o Enfermedad de Crohn.

Además de todo lo anterior, la quimioterapia y la radioterapia también provocan la caída del cabello, si bien en el caso de la quimioterapia es, por lo general, una alopecia reversible.

Hace muchos años me hice un microinjerto en “otro centro capilar” y que error; estoy muy descontenta. Descubrí las clínicas capilares de IMD por una amiga que lleva mucho tiempo con ellos en tratamiento y me hablaron de la nueva técnica de “FUE”. Al principio me eché para atrás por la experiencia anterior, pero he terminado por hacérmelo, en gran parte por la atención tan buena y agradable del personal de la clínica. La operación fue hace 1 año y madre mía que cambio de imagen, espectacular. Gracias”.

Julia R.

El 14 de enero, en el Hospital de la Paz, me practicaron una mastectomía, con tratamiento de quimioterapia. La oncóloga me habló de la clínica IMD y mi experiencia ha sido increíble, me pusieron una peluca preciosa de fibra, pues evidentemente se me cayó el pelo. Luego el personal, el trato… excelente, de verdad, espero no pasar por esto otra vez en mi vida, pero si tengo que recomendar a las personas les dirían que acudiesen aquí por el trato personalizado y humano.”

Sofía A.B.

Soy clienta de IMD en Valencia y Madrid; vivo en la capital y por circunstancias personales voy mucho a Valencia donde conocí estos centros capilares; empecé un tratamiento del cual estoy muy contenta con los resultados obtenidos hasta la fecha. Tengo seguimientos constantes por parte de las especialistas de Madrid y Valencia”.

Mª Paz D.C

“La atención recibida, dadas las circunstancias mías personales, fue muy amable y discreta. La solución a mi problema fue, por parte del equipo, rápida y eficiente, demostrando una gran profesionalidad y experiencia, queriendo destacar a la especialista de IMD que me atendió por su sensibilidad y cariño. En cuanto al mantenimiento de la peluca no ha tenido ningún problema, las explicaciones recibidas fueron fáciles y sencillas.”

Nieves L.V.

Soy cliente de la clínica de la calle Princesa en Madrid pero vivo en Guadalajara. El resultado conseguido después de la operación, ni en el mejor de los casos creí conseguir lo que tengo ahora. Muchas gracias al personal que me atendió en la clínica y en la operación, especialista, las técnicas de tratamiento, recepcionista y el cirujano. Gracias!!”

Carlos G.

La experiencia con el sistema es muy buena; soy cliente desde hace 3 años en la clínica de Móstoles;  la vida me cambió mucho cuando decidí dar ese cambio a mi imagen que ya necesitaba. Hay amigos que siguen sin reconocerme por la calle”.

Oscar C.

"Tengo 68 años, pero parece como si tuviera 15, me siento muy apoyada por la clínica, que lo necesito, ¡muchas gracias!”

Encarnación C.

Tengo 76 años y me llamo Santiaga. Siempre he tenido muy buena cantidad y calidad de cabello, y no tengo antecedentes familiares que hayan tenido problemas capilares. Desde hace 1 año aproximadamente estoy notando que se me cae el pelo más de lo normal, tanto cabellos largos como los cortitos. Quiero seguir teniendo pelo, no quiero quedarme calva, y por eso acudí a mi dermatólogo de siempre en Madrid,  él me ha recomendó que probara un tratamiento de láser para frenar la caída en las clínicas capilares del Instituto Médico Dermatológico. Les llamé hace unas semanas y en sus manos me he puesto para llevar a cabo el tratamiento de 30 sesiones recomendado. Llevo 4 sesiones y de momento la caída se está frenando un poco, vamos a ver como continuamos. La atención de la especialista que me atendió fue muy buena y muy profesional”.

Santiaga S.

"Solicité cita a través de la web de la clínica de IMD para una primera consulta, en esta se encontraban la especialista de la clínica y el cirujano de la misma; me explicaron todo detalladamente y  a partir de ese momento mi vida cambió. La ilusión de tener cabello como antes me ha cambiado. Se lo recomiendo a todo aquel que quiera volver a tener el cabello que tenía antes”

José M.V.

"Desde el 30 de diciembre del 2010 estoy en tratamientos capilares en la clínica IMD de princesa; empecé con un estudio gratuito en una farmacia y estoy muy contento de haber invertido dinero en mi cabello. Yo me aplicaba minoxidil al 2% y notaba resultados, pero la especialista del centro capilar IMD me aconsejó que aplicáramos láser de baja potencia en el cuero cabelludo para obtener mejores resultados, y efectivamente así fue. Incluso la descamación que me producía el aplicarme el minoxidil y la sequedad en el cuero cabelludo son menores. Merece la pena solicitar una 1ª consulta en los centros IMD y dejar que te aconsejen porque son especialistas en el cabello”.

Miguel A.S.S.

"Soy clienta del Instituto Médico Dermatológico desde el 6 de noviembre del 2011. Acudí al centro de Alcobendas porque en una farmacia me hicieron un estudio del cabello gratuito, compré una caja de ampollas con una promoción de 10 sesiones de láser, y desde entonces continúo con tratamientos capilares. Actualmente estoy con un mantenimiento mensual.  Estoy muy contenta con todos los resultados obtenidos, me noto el cabello más fuerte y con más brillo, y la caída se frenó mucho”.

Ana.M.P.

"Soy clienta del centro capilar IMD situado en Alcobendas desde el 5 de enero del 2012; acudí a este centro buscando por internet una solución a mi problema de grasa, porque siempre he tenido mucha y el cabello sin brillo, y quería que alguien experto en solucionar problemas capilares me hiciera un estudio y valorara mi problema. Hasta la fecha estoy muy contenta con los resultados obtenidos. He llevado a cabo 2 tratamientos capilares, el 1º de láser y el 2º de láser infrarrojo con ozonoterapia, y los resultados, de verdad, muy satisfactorios. Actualmente no estoy en tratamiento en centro pero tengo una higiene específica y acudiré a mi 1ª revisión gratuita el 20 de agosto”.

Virginia.S.G.

"Mi nombre es Javier y soy muy muy nervioso, este problema, o para mí lo es, me ha supuesto muchos problemas capilares, entre ellos la aparición de “calvas” en el cuero cabelludo desde hace mucho tiempo. El otro día dando una vuelta por Madrid, descubrí el centro capilar del Instituto Médico Dermatológico y subí por si me podían atender; me dieron una cita para esa tarde y con una especialista pasé a consulta. Valoró el problema capilar de las areatas y me recomendó llevar a cabo el tratamiento de láser de baja potencia para frenarlas, o por lo menos evitar que se sigan haciendo más grandes. No sé si funcionará o no pero si no lo pruebo me quedaré con la duda; así que ya hemos empezado. Ya os contaré la evolución”.

Javier S.

 

"Mi nombre es Cristina y llevo poco tiempo como paciente de tratamiento capilar en las clínicas del Instituto Médico Dermatológico;  llevo alrededor de un año aplicándome todos los días dos veces minoxidil al 5%, he estado lavándome el cabello con champús de biotina y de herbolario, sin encontrar resultados positivos a mi caída de cabello. En tres meses mi cabello se está volviendo más fino y débil, y noto menos densidad en la zona superior. Busqué una solución capilar por internet y la he encontrado en estas clínicas; no sé si será positivo o no, pero por lo menos voy a ponerle freno rápidamente a  la caída de cabello que me está empezando a obsesionar. Ya os iré contando resultados”.

Cristina C.

1ª cita con especialista GRATIS y con diagnóstico médico

Pin It on Pinterest