Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

La ajetreada vida que llevamos tanto en el ámbito laboral como en el personal nos impide dedicar más tiempo a nuestro cuidado personal, optando en muchas ocasiones por soluciones «exprés». El cabello no es un caso aparte y para ganar tiempo en su cuidado han aparecido una serie de fórmulas, como el champú en seco. Muchos son los que se preguntan sobre su efectividad.

El champú en seco nunca puede sustituir al lavado del cabello y del cuero cabelludo de manera habitual sino que se trata más bien de una solución de emergencia. Si una persona dispone de tiempo suficiente y el estilismo de su cabello le permite un lavado diario, es la mejor manera de mantener un cabello limpio, libre de grasa y con aspecto sano y cuidado, siempre que se utilice un champú suave adecuado a las características del pelo.

La falta de tiempo para cuidar nuestro cabello nos hace recurrir a productos como el champú en seco.

La falta de tiempo para cuidar nuestro cabello nos hace recurrir a productos como el champú en seco.

En las personas que presentan cabellos con seborrea o grasa a pesar de una higiene correcta, a las 24 horas el cabello suele presentar un aspecto mate y apelmazado que da sensación de cabello sucio. Este hecho suele ocurrir en zonas donde el cabello está en contacto con la piel y en aquellas que se manipulan continuamente el cabello. En estos casos sí podría ser una alternativa y su uso estaría justificado.

Es importante seguir una serie de recomendaciones para sacar el máximo partido a este producto y no conseguir el efecto contrario: un pelo sucio y de aspecto completamente inadecuado:

1)      Usar el champú en seco en una sola aplicación puntual. Si se utiliza más veces, se deposita en el cabello y cuero cabelludo, contribuyendo a aumentar el aspecto sucio.

2)      Aplicar con el cabello hacia abajo para evitar el depósito de sustancias y favorecer la recuperación del volumen del cabello. Se puede usar antes de ir a dormir para levantarse con el pelo limpio.

3)      Mantener una distancia de seguridad de unos 30 cm del cabello, salvo que se indique lo contrario y, generalmente, aplicar en el cuero cabelludo.

4)      Esperar un tiempo para que el producto absorba la grasa y se transforme en polvo seco. El tiempo aproximado es de unos 10 minutos pero dependerá de cada caso y de cada producto. En un primer momento, al aplicar el champú nos da la sensación de que el pelo está húmedo pero, al pasar ese tiempo, da la sensación de pelo empolvado.

5)      Cepillar el cabello para retirar los restos del producto aplicado y para que el pelo vuelva a brillar como recién lavado. Si es necesario usar el secador, mejor con el aire templado o frío.

¿Has probado alguna vez un champú en seco?

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar