Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Hombre con gorra en un campo de flores

Oficialmente ya es primavera (aunque llevemos meses disfrutando de un clima suave que nada se parece a la temperatura que normalmente hace en invierno). En fin, polémicas aparte, ya sabemos que nunca llueve a gusto de todos y que el tema del tiempo puede dar para muchas líneas, hoy queríamos compartir algunos consejos y cuidados para proteger tu cabello de las inclemencias primaverales.

La primavera tiene eso, que el lunes llueve, el martes brilla el sol y revienta los termómetros, el miércoles tienes que volver a sacar el abrigo de plumas y el jueves vuelve a llover hasta el domingo, arruinando los planes que tenías para el fin de semana.

Estas variaciones también afectan al ciclo del cabello que puede verse muy afectado por los agentes externos. Nuestro pelo se estresa mucho con los cambios de temperatura y como resultado deja de crecer y se vuelve seco y apagado. Por eso, en función del tiempo que haga debemos tener en cuenta los siguientes consejos:

Buen tiempo y temperaturas suaves:

La temperatura templada es la mejor para nuestro cabello ya que los folículos pilosos no se alteran y continúan su ciclo de crecimiento con naturalidad. Lo que sí puede alterar un poco su correcto funcionamiento es el exceso de sol o permanecer mucho tiempo al aire libre (que es lo que solemos hacer cuando hace buen tiempo). Mucho sol, como sabemos, puede secar el pelo fácilmente por lo que si estamos mucho en la calle debemos cubrirnos bien la cabeza y, si empezamos a notar los primero síntomas de sequedad debemos aplicarnos una mascarilla al menos dos veces a la semana o un champú dermoprotector.

Además, como es tiempo de alergias y de polen es necesario lavarse el pelo más a menudo para evitar la suciedad y alteraciones que esto puede causar en el cuero cabelludo.

Cuando bajan las temperaturas:

Al menos que tu pelo sea extremadamente seco, esos días más fríos y húmedos no debes aplicarte productos hidratantes y reduce la higiene capilar a un champú normal. La razón es simple, el frío hace que se activen las glándulas sebáceas que producen exceso de grasa Si aplicamos productos hidratantes complementarios el sebo aumentará.

Otra precaución es cubrirte con un gorro que mantenga la temperatura templada en el  cuero cabelludo que, como dijimos, es  la ideal para el funcionamiento de los folículos.

¿Y cuando aparece la lluvia?

Pues como ya te imaginas la lluvia también es enemiga del pelo y la razón principal es que suele ensuciarlo bastante. Los días que llueve debes ser precavido y hacer uso de chubasqueros y paraguas. También deberás extremar la higiene lavándolo después de mojarlo.

En resumen…

Lo mejor es tratar de mantener siempre la temperatura del cabello constante, a ser posible lo menos extrema posible. El truco son los sombreros fresquitos tipo gorras o de tela transpirable cuando hace calor y algo más calentitos cuando bajan las temperaturas.

Además, deberás lavarlo más a menudo debido a los factores ambientales (lluvia, polen, exceso de tiempo al aire libre…) y aplicar algún producto hidratante cuando el sol haya hecho horas extras sobre tu cabeza.

Otro punto importante que debemos tener en cuenta para el cuidado adecuado del cabello en primavera será vigilar más la dieta aportando más vitaminas ya que hay que prepararse para el verano donde sí que comienza la maratón de cuidados extremos.

La clave serán las fuentes de vitamina B que podemos encontrar en la carne, el pescado los huevos y las verduras de hoja verde (brócoli, acelgas, guisantes…) también minerales y antioxidantes (semillas, frutos rojos…) y muchísima agua para hidratar los folículos pilosos y que se nutran favoreciendo el buen crecimiento de nuestro pelo.

Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones

¡Puedes registrarte aquí! 

suscríbete a nuestra newsletter

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Artículos relacionados

¿Puede ser estos los peores peinados de la historia?

La historia del estilismo está llena de innovación, hallazgos maravillosos y desaciertos, muchos desaciertos. Esta es una colección de algunos de los peores. Mullet Bajo el eslogan “negocio al frente, fiesta en el retro”, el mullet consiguió invadir la cabeza de...

leer más

La historia de los tintes de pelo: la estética

A pesar de que la costumbre de cambiarse el color de cabello ha acompañado al ser humano desde tiempos prehistóricos, los avances tecnológicos de los últimos siglos han democratizado el uso de los tintes, abriendo las puertas de un universo cambiante y colorido....

leer más

Síguenos en las redes sociales

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar