Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Los días de más calor son mucho peores si luces una melena larga. Mucho pelo produce a su vez mucho calor. Este extra calorífico eleva la temperatura del cuero cabelludo y obliga al cuerpo a refrescar la zona con el sudor. El resultado final es un pelo apelmazado por la humedad, un desastre. Y eso por no hablar del cuello y los hombros, la última parte de tu cuerpo donde querrías tener una mata de pelo un día de bochorno. Pero esto es el verano. En el post de hoy te daremos algunos consejos para evitar estos problemas.

Pelo largo y verano. ¿Solución? Tijera. Y es una solución de lo más razonable si no fuera porque plantea un problema serio. Como muchas veces hemos dicho en este blog, el verano es la época del año que más empeora tu pelo. Por eso, siempre recomendamos cortar, pero al final del verano, cuando todo el daño está hecho. Este saneamiento radical no sólo eliminará de raíz todo el cabello dañado, sino que te evitará la tentación de querer arreglar el desaguisado comprando un montón de productos regeneradores. No lo recomendamos: la mejor forma de sanear es cortar el pelo deteriorado y usar los productos regeneradores para fortalecer el nuevo cabello.

Cortar el pelo con tijeras

Así que no, cortar el cabello al comienzo del verano no es la mejor solución, salvo que quieras dar un giro total a tu imagen y decidas que el verano es buen momento para hacerlo. Si es así, no encontrarás mejor momento para deshacerte de tu larga melena: el pelo largo en verano es, a pesar de los consejos que te daremos más abajo, una molestia. Si decides cambiar tu imagen, un corte de pelo te ahorrará mucho calor. Además, el pelo corto no sólo reduce todos los inconvenientes del calor, sino que es lo más cómodo para ir a la piscina, a la playa o para practicar deporte.

¿Cuánto lo corto? Como quieras, todo depende de tus gustos y de cuánto quieras cambiar. ¿Quieres el cambio más radical? Escoge la forma más cómoda posible: rápatelo. No todo el mundo puede llevarlo, pero si es tu caso, no lo dudes. Propuestas menos arriesgadas son los cortes a lo garçon o pixie. Conservarás algo de volumen pero no sufrirás tanto como si llevaras una melena larga. Es otra opción.

Nada de tijeras

¿Y si no quieres contarte el pelo, sino que quieres conservarlo tan largo como lo tienes ahora? Es la opción más incómoda y calurosa, pero la más aconsejable si te gusta tu imagen con larga melena. En este caso tus mejores amigos serán los recogidos, que pueden ir desde los moños menos sofisticados y más rápidos de hacer hasta las trenzas largas que se enrollan en espiral, además de las siempre eficaces coletas.

Si hay día de playa o piscina, la clave es recoger el cabello para que no moleste; el estilo queda en segundo plano. En este caso, las mejores opciones son el moño alto y la coleta. Sólo necesitas un poco de habilidad y una goma (siempre de las de tela) o una pinza (de plástico, nada de las metálicas). Sencillo y práctico, ya tienes el pelo recogido y puedes esquivar, un poco, las molestias veraniegas. Un extra puede ser usar una gorra para evitar el sol.

mujer rubia con sombrero de playa para protegerse del sol

Las coletas más o menos elaboradas son válidas tanto para días de batalla en la piscina como para reuniones sociales al caer la tarde. Si se saben hacer, valen para casi todas las situaciones. Dos puntos para tener en cuenta son: primero, que haya un volumen de cabello suficiente para que la coleta parezca una coleta, y no una mata puntiaguda de pelo; y, segundo, que la coleta esté firmemente sujeta, con el menor número de pelos sueltos posible. Si dominas estas artes, no habrá día de playa ni fiesta vespertina que se te resista. (Eso sí, nunca nos cansaremos se recordar que cualquier complemento para el cabello tiene que ser el adecuado: las gomas, siempre de tela, y las pinzas y recogedores, siempre de plástico o con baño de plástico para favorecer el deslizamiento).

Y en caso de evento nocturno o una actividad que exija algo más de estilo, la mejor opción es la trenza. No sólo combina perfectamente comodidad y sofisticación, sino que vale tanto para melenas largas como muy largas. Tienes muchas opciones: una sola trenza que caiga por la espalda, una trenza que se enrolle en la parte superior de la cabeza, dos trenzas en paralelo, las trenzas como complemento a otros peinados (como los recogidos laterales en trenza y la media melena suelta en la parte trasera de la cabeza) o las siempre efectivas bóxer braids.

Como ves, si quieres mantener tu larga melena durante el verano pero no quieres tener el pelo caliente sobre los hombros ni un día más, tienes muchas soluciones efectivas. Sólo necesitas algo de maña y un par de complementos.

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar