Blue Monday

El Blue Monday, celebrado el tercer lunes de enero, es el día nombrado por el investigador Cliff Arnall como el día más triste del año teniendo en cuenta unas variables que, si bien son bastante susceptibles de crear inquietud, no son científicamente válidas como para culpar a esta fecha de subir las cifras de depresión mundial.

La fórmula está creada por los siguientes parámetros: el tiempo que hace, las deudas, el sueldo, no haber cumplido las metas acordadas el año anterior y la necesidad de emprender acciones nuevas. En realidad, todo ha sido una estrategia de marketing usada para vender billetes de avión, ya que, atendiendo a los factores enumerados más arriba, es el periodo del año en que más necesidad tenemos de sensaciones placenteras.

Al no poseer base científica no debemos preocuparnos mucho por la losa que han colgado sobre el día de hoy, sin embargo, sí debemos prestar atención a las sustancias químicas u hormonas que genera nuestro cuerpo y que son las verdaderas encargadas de proporcionarnos estados de ánimo más o menos agradables.

Cómo actúan las hormonas en nuestro estado de ánimo

Serotonina y felicidad

Depende de cómo de activas tengas las hormonas de la “felicidad” experimentarás mayores momentos de gozo y mejor calidad de vida. Estas sustancias activan nuestro cerebro haciendo que el estado emocional cambie. Conocerlas te ayudará a comprender por qué te sientes mal o bien y a remediarlo.

Oxitocina:

La oxitocina se genera en el hipotálamo, la parte de cerebro encargada de coordinar el equilibrio orgánico mandando señales a los diferentes órganos o partes de cuerpo que necesiten activarse en ese momento.

Esta hormona está muy relacionada con el estado de bienestar que provoca estar con otras personas. Los vínculos con amigos y los lazos familiares fomentan la estimulación de la oxitocina haciendo que nos sintamos más seguros y socialicemos mejor. Sin duda, esto contribuye a nuestra felicidad y evita sensaciones de soledad y depresión.

Además, es la encargada de disminuir la tensión arterial y el ritmo cardiaco reduciendo la tensión muscular y aumentando el umbral del dolor. Otras formas para activarla son los masajes, los baños calientes, una buena comida, el contacto sexual o el chocolate.

Serotonina:

La serotonina es esencial en los estados emocionales y su ausencia contribuye a contraer enfermedades graves como la depresión. De hecho, muchos fármacos antidepresivos actúan como captadores de serotonina para combatir los síntomas de tristeza profunda y ausencia de sentimientos de felicidad. Tan importante es su presencia en el estado de ánimo que debemos ejercitarnos para producirla regularmente. Una dieta adecuada, el ejercicio habitual, descansar bien y dedicarnos momentos de placer son pautas imprescindibles de nuestro día a día que debemos fomentar. Sin embargo, un exceso de serotonina podría producir efecto rebote por eso se recomienda no tomar nunca antidepresivos sin indicación médica.

 Dopamina:

Otra hormona, que, al igual que las anteriores, es necesario activar pero no en exceso. Se relaciona con los estados de placer que proporciona la motivación para emprender actividades de forma proactiva. También es la hormona del amor porque genera estados de euforia que hace que nos palpite más rápido el corazón y que se altere el sueño. ¿Cómo ejercitarla? tomar alimentos con antioxidantes como frutas y verduras, practicar ejercicio al aire libre para eliminar los radicales libres que acumulamos por estrés y mantener una actitud sana.

Endorfinas:

Las endorfinas son conocidas por generar un efecto sedante en nuestro cerebro, están muy relacionadas con el dolor y se conocen con el nombre de morfina natural. Mantener hábitos de vida que favorezcan la producción de endorfinas puede ayudar a combatir el estrés que producen las situaciones de dolor físico sobre todo en enfermedades crónicas. Los niveles de endorfina se mantienen altos haciendo ejercicio, manteniendo relaciones personales sanas y agradables.

Cortisol:

La hormona del estrés, conocida por ser la encargada de activar nuestro sistema nervioso en situaciones donde necesitamos propulsarlo. Actúa activando el sistema circulatorio para que podamos respirar mejor y el corazón bombee sangre de forma frecuente. También impulsa la insulina del cuerpo para que activemos los músculos y los tensemos por si debemos correr.

Todas estas cualidades del cortisol son buenas y necesarias pero no en exceso ya que si entramos en un estado de estrés continuo podemos sufrir alteraciones orgánicas graves.

Y como venimos contando ya desde hace tiempo en este blog la alimentación saludable influye directamente en nuestro estado de ánimo y es la mejor aliada para combatir la depresión y ansiedad además de regular el equilibrio de nuestro organismo.

Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones

¡Puedes registrarte aquí! 

suscríbete a nuestra newsletter

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Artículos relacionados

Las 5 causas más comunes de la caída del cabello

Si estás preocupado por la posibilidad de perder tu cabello o ya estás notando que se te cae más de lo normal, aquí tienes un top 5 de las causas más comunes de la calvicie. Identificar la causa es el primer paso para iniciar el tratamiento más apropiado para detener...

leer más

El pelo como obra de arte

Hoy es el #DíaMundialDelArte En la actualidad, la fotografía es un medio de expresión artística casi completamente democratizado; es posible hacer buenas fotografías con instrumentos relativamente accesibles, como los teléfonos móviles o las cámaras fotográficas...

leer más

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar