María Antonieta y su melena que se volvió blanca de la noche a la mañana

¿Puede el cabello volverse blanco de la noche a la mañana, así sin más? En caso afirmativo, ¿qué tendría que suceder para que el pelo cambiase tan radicalmente su aspecto? Hay quien opina que sí, que es posible que el pelo se torne blanco en tan poco espacio de tiempo, y para ello recurre a la historia y a un puñado de personas que sufrieron tal transformación. Uno de los casos más conocidos es el de María Antonieta, de quien se dice que asombró a los parisinos con una melena completamente blanca momentos antes de ser guillotinada en 1793. ¿Realidad o ficción? Lo explicamos a continuación.

Pelo Maria Antonieta

Los grandes acontecimientos históricos suelen dejar episodios misteriosos para que historiadores y curiosos nunca terminen de ponerse de acuerdo. Unas fuentes dicen una cosa, unos testigos dicen otra, otros testigos corroboran versiones que no casan ni con las de unos ni con las de otros. El caso que nos ocupa parece de estos, de los de difícil solución, pero sólo al principio.

María Antonieta

La Revolución Francesa está llena de misterios indescifrables. Uno de los más conocidos tiene a María Antonieta como protagonista. María Antonieta de Austria –tenía un nombre más largo, pero nos sirve la versión corta– era la reina consorte de Francia cuando estalló la Revolución Francesa. Se casó con Luis XVI a los 14 años para unir a ambas familias (Habsburgo y Borbones), enemigos históricos, y rápidamente se ganó la antipatía de la corte y pueblo franceses. Los cortesanos la veían como una extranjera que no pintaba nada en la corte de París –la enemistad entre ambas familias absolutistas seguía pesando–, y el pueblo francés la detestaba porque tenía fama de derrochadora. Decir esto último sería injusto para María Antonieta, pues todos los miembros de la monarquía absolutista francesa tenían la misma fama de derrochadores. De hecho, una de las causas por las que la Revolución Francesa sucedió entonces y no antes fue porque la nobleza se volvió descuidada con sus muestras de opulencia y egoísmo. Que los monarcas y nobles comieran ocho veces al día pase, pero que lo hicieran a la vista de todos cuando los parisinos morían de hambre literalmente en las puertas del palacio era demasiado.

Maria Antonieta

María Antonieta fue guillotinada en 1793, meses después de que lo fuera el rey de Francia, tras pasar tres años recluida en diversos palacios y cárceles. Durante su cautiverio, intentó escapar varias veces, vio morir a uno de sus hijos y sufrió todos los abusos imaginables. Hasta ahí la realidad.

El mito dice que María Antonieta, el día de su ejecución, apareció ante el verdugo con la cabellera completamente blanca. Otra versión desmiente que el pelo fuera completamente blanco, aunque sí se dice que era gris. La diferencia entre cabello blanco y cabello gris no es un asunto de matices, es clave.

El cabello de María Antonieta

Lo que sabemos hoy es que quienes afirmaban que el cabello de María Antonieta era blanco en su totalidad momentos antes de perder la cabeza exageraron un poco. Y no sólo porque el pelo no fuera blanco nuclear, sino porque también afirmaban que María Antonieta entró en la cárcel luciendo una cabellera más bien oscura. Esta versión no se sustenta, ya que María Antonieta, como cortesana amante de su imagen que era, se hizo retratar durante años por diversos pintores, y en muchos de los cuadros ya aparecía con la melena grisácea. Ya tenía canas, y muchas.

O sea, que María Antonieta no pasó del cabello oscuro al blanco de la noche a la mañana. ¿Elimina esto esa imagen de la emperatriz con el pelo blanco momentos antes de perder la cabeza? No del todo. Es posible que en ese momento, cuando subió al cadalso, tuviera gran cantidad de pelo blanco e incluso más que la última vez que fuera vista. ¿Cómo es esto posible?

Quienes han estudiado el asunto sostienen que María Antonieta pudo sufrir un episodio de alopecia areata, quizá la alopecia rara de la que menos se sabe. Pese a que se desconocen sus causas, sí se sabe que es una enfermedad autoinmune que ataca los folículos pilosos dejándolos inservibles. Pero no los ataca todos, sino que es selectiva, y suele dejar tranquilos a los cabellos que han perdido su melanina, es decir, las canas. Este fenómeno daría como resultado que el pelo se volviera blanco, pero no por un cambio del color repentino, sino porque el cabello con color se caería y en la cabeza solo quedarían las canas.

Esta teoría encaja a la perfección con el episodio del post, pues María Antonieta hubiera perdido el poco cabello no canoso que le quedaba, dejándole así esa melena blanca de la que tanto se habla.

Mito a medias o realidad exagerada, lo cierto es que este episodio ha dado nombre al Síndrome de María Antonieta, también llamado canities súbita, que se refiere al repentino cambio de aspecto del cabello por el proceso que hemos explicado.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

* Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos, el reglamento RGPD y para que tus datos estén seguros con nosotros, debes leer y aceptar nuestra política de privacidad. Tus datos serán gestionados por nosotros, Instituto Médico Dermatológico S.L y almacenados en nuestro proveedor de hosting, que también es 100% segura y cumple con la normativa RGPD. No tenemos intención de ceder tus datos a terceros salvo mandato legal y siempre podrás ejercer tus derechos sobre ellos. Puedes informarte sobre nuestra política de privacidad al pie de esta página.

Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Pin It on Pinterest

Share This