fbpx

RUBIO, MORENO, PELIRROJO… ¿DE QUE DEPENDE?

¿Algunas veces nos hemos preguntado porque unos tienen el cabello rubio y otros son morenos o ese pelirrojo tan llamativo? La respuesta está determinada a la genética; el color del cabello depende de una sustancia natural llamada melanina (pigmento) que proviene de unas células denominadas melanosomas.

Existen dos tipos de melanina:

1. La eumelanina.- Es aquella que da el color negro al cabello y está producida por melanocitos con melanosomas (estructuras a modo de sacos) grandes y elípticos.

2. La feomelanina.- Esta a su vez da el color rubio o rojo y está producida por melanocitos con melanosomas pequeños y redondos.

Conforme avanza la edad, la producción de melanina disminuye y los cabellos se vuelven blancos o canosos.

Las células que se encuentran en la base del folículo, arrastran la melanina hasta producir la coloración del tallo del pelo; esta producción se lleva a cado en la fase de crecimiento o anagen.

A lo largo de la vida, el tono del cabello puede cambiar. Por ejemplo, los cabellos rubios en la infancia se oscurecen cuando el individuo se hace adulto. Esto se debe a las pequeñas modificaciones en el tipo y distribución de la melanina.

Genéticamente no se puede cambiar el tono del cabello, pero el mundo de la estética te presenta una gama de coloración hecha para todos los gustos; siguiendo unas pautas adecuadas lucirás una cabellera espectacular.

Facebook
Twitter
WhatsApp

Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

1ª Consulta Gratuita

Identifica tu alopecia en 1 minuto

La caída del cabello también puede deberse a ciertas enfermedades como el lupus, la diabetes y algunas infecciones poco comunes. En estos casos, la alopecia temporal puede ser un síntoma más de la afección, por lo que es conveniente diagnosticarla y tratarla adecuadamente.