Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Según los expertos, el orden en el que nacemos puede afectar a nuestro comportamiento y personalidad.

Algunos psicólogos e investigadores consideran que, junto con la genética, el carácter, el género y los estilos educativos, el orden en el que nacemos tienen una poderosa influencia sobre nuestra personalidad.

Fue a finales de los años 20 cuando el psicólogo Alfred Alder (amigo y colega de Sigmund Freud) publicó una teoría sobre como nuestra personalidad se ve afectada en función de la posición en la que hemos nacido. Posteriormente, otro teóricos han escrito sobre este tema.

Según estas y otras investigaciones llevadas a cabo, podemos explicar los distintos tipos de personalidad según el orden de nacimiento.

 

El primogénito.

Según Alder, los hijos mayores tienden a ser conservadores, orientados al triunfo y al liderazgo. Suelen ser cuidadores de sus hermanos, por lo que también se muestran cariñosos, tienen una mayor predisposición a ser padres así como a tomar la iniciativa.
Nacimiento y personalidad
Tienen el privilegio de disfrutar de sus padres en solitario, algo que no pueden hacer el resto de sus hermanos. Les gusta ser los mejores en cualquier actividad que realizan y suele ser frecuente que tengan más cosas en común con otros hermanos mayores que con sus propios hermanos. El problema surge cuando tienen un hermano, ya que desde ese momento la atención, cuidado, mimos, etc.. de sus padres tiene que repartirse. Los primogénitos suelen ser:

  • Responsables
  • Concienzudos
  • Tenaces
  • Seguros
  • Organizados
  • Cariñosos
  • Líderes
  • De confianza

El mediano:

Como tienen como modelo a seguir a su hermano mayor, suelen intentar superarle de alguna forma. Suelen ser ambiciosos, pero no egoístas. Tienden a establecer objetivos poco realistas, algo que hace que raramente lo consigan, pero lejos de debilitarles, es algo que les hace más fuertes. Como notan que no recién la atención por parte de sus padres que le gustaría, tienden a establecer fuertes vínculo con los amigos. En general, los hermanos medianos se caracterizan por:

  • Comprensivos
  • Un poco rebeldes
  • Tienen un gran círculo de amigos
  • Son complacientes
  • Comprensivos
  • Pacificadores
  • Flexibles
  • Escasos límites
  • Se muestran cooperativos

El pequeño:

Generalmente, los hijos pequeños reciban más atención y más cariño tanto de los padres como de los hermanos mayores. Tienden a ser los más sociables de la familia, pero también los más irresponsables y rebeldes. En el caso de los hijos pequeños, los padres se muestran mucho más confiados en cuanto a pautas de crianza y no se preocupan en exceso por las mismas cosas que con los hijos mayores. Además, esto también produce que los pequeños vivan con más libertad y sean más independientes. Por otro lado, tratan de llamar la atención de los padres constantemente, mostrando una personalidad alegre y carismática. Las principales características de los más pequeños de la familia, son:

  • Independientes
  • Autónomos
  • Creativos
  • Extrovertidos
  • Egocéntricos
  • Sociables
  • Amantes de la diversión

El hijo único:

A menudo suelen rivalizar con su padre, al no tener ningún hermano con el que competir. Toda la atención y cuidado de los padres es para él, por lo que demanda la misma atención por parte del resto de los adultos, no sólo cuando son pequeños sino también en la edad adulta.
Como crece rodeado de adultos suele ser más maduro que lo que le corresponde por edad, suelen ser bastante perfeccionista y es bastante frecuente que desarrollen habilidades como el ingenio y la creatividad. Las principales características del hijo único son:

  • Líder
  • Conservador
  • Egocéntrico
  • Exigente
  • Le cuesta aceptar las críticas
  • Más maduro que por edad le corresponde
  • Diligente
  • Excesivamente responsable
  • Se siente más a gusto con adultos que con otros niños.

Como conclusión, podemos decir que, aunque el orden en el que nacemos es un factor determinante de nuestra personalidad, no se deben pasar por alto otros factores igualmente importantes como son las relaciones que se establecen entre padres e hijos y los estilos de crianza en los que son educados.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Síguenos en las redes sociales

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar