Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Seguro que en más de una ocasión has escuchado la expresión “morir de pena”. Dicha expresión hace referencia a una situación en la que una persona siente una enorme tristeza, hasta el punto de que puede llegar a verse afectada físicamente y enfermar tan gravemente como para que la consecuencia sea el fallecimiento. 

Un hombre sentado en un banco se lleva las manos a la cabeza en posición de tristeza y aislamiento

Aunque aún existan personas escépticas al respecto, la salud psicológica está íntimamente relacionada con la salud física. Diferentes estudios han podido establecer una relación entre sufrir un estado de profunda tristeza y/o depresión con la aparición de problemas cardíacos. 

Algunos profesionales han acuñado el término de síndrome del corazón roto, miocardiopatía de Takotsubo o miocardiopatía inducida por estrés y hacen referencia a la aparición de una afección muscular del corazón originada después de sufrir un episodio muy elevado de estrés emocional. 

Principales síntomas del síndrome del corazón roto

  • Dolor agudo en el pecho 
  • Bajada de la tensión arterial 
  • Alteraciones en el ritmo cardíaco (arritmias) 
  • Dificultad para respirar 
  • Desfallecimiento o síncope de la persona afectada 

Por lo tanto, cuando este síndrome aparece, parece que la persona va a sufrir un infarto. El riesgo real de que la persona fallezca por este tipo de síndrome es bastante improbable, aunque este episodio puede empeorar considerablemente si la persona padece otro tipo de afección como una tensión arterial elevada o un edema pulmonar. 

A la tristeza o depresión tan grande que sufre la persona se pueden unir: 

  • El estrés que produce encontrarse en una situación de tristeza profunda. 
  • Problemas en el sistema digestivo como consecuencia de los nervios. 
  • En los casos más graves, enfermedades del sistema digestivo. 
  • Alteraciones en el sistema inmunológico con el consiguiente aumento de la probabilidad de enfermar. 

Por lo que respecta a los síntomas o factores emocionales, tendríamos que hablar de: 

  • Sentimiento de incapacidad para superar el problema. 
  • Incapacidad para mejorar los síntomas físicos. 
  • Dejadez en soporte vital.
  • Ideas autolíticas (tentativas suicidas). 

Aunque en muchas ocasiones se considera un tema tabú el hablar de la enorme tristeza que sentimos por temor a ser juzgados o no comprendidos, está científicamente demostrado que aquellas personas que hablan del tema con las personas que tienen alrededor o que son de su confianza, aumentan la probabilidad a la hora de superar el episodio. 

Así mismo, la ayuda tanto médica como psicológica es fundamental.

Síguenos en las redes sociales

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar