fbpx
12 febrer 2018

¿Qué es el brushing?

Si quieres tener un peinado complejo, con unos mechones en una dirección, otros en otra, y con distintas formas en tu cabeza, entonces el brushing no es la técnica que necesitas. Pero si lo que quieres es un peinado igualmente bonito pero sin tanta complicación, sigue leyendo porque hablaremos de esta técnica tan útil como difícil y, ya te adelantamos, no especialmente saludable para tu pelo.

La técnica del peinado con brushing

El brushing es una técnica para conseguir que el cabello adopte una forma particular gracias al uso del secador. Lo más habitual es que quienes apuestan por el brushing lo hagan para alisar su cabello. El rizado se vuelve ondulado y el ondulado, casi liso. Quienes ya lo tienen liso suelen usarlo para, sorpresa, ondularlo. (Ya sabemos que es muy complicado que la gente esté contenta con el pelo que le ha tocado).

¿Cómo funciona el brushing?

El fundamento del brushing se apoya en cambios a nivel molecular. En concreto, en los cambios que experimenta la estructura molecular de la queratina, que es lo que tocamos cuando nos tocamos el pelo. Las moléculas de queratina están formadas por azufre, hidrógeno y otros elementos que reaccionan de determinadas formas a determinados estímulos. Por ejemplo, con la humedad, la queratina se expande, y aparece el temido cabello encrespado.

Al aplicar calor, rompemos la estructura molecular de la queratina, de forma que, durante un rato, podemos moldearla como queramos. Es lo mismo que ocurre con los sopladores de vidrio, por ejemplo. Cuando queramos fijar la forma, se aplica frío y listo. Hasta aquí la explicación de qué es el brushing. Veamos ahora cómo se hace

¿Cómo se hace el brushing?

Brushing paso apaso:

  1. Preparar el pelo. La clave es que el pelo esté húmedo, pero no mojado. El objetivo es que, cuando terminemos, el pelo esté seco, pues así habremos fijado la cutícula en la forma que queremos.
  2. Utensilios. Necesitaremos un secador y un cepillo. Aquí no existe una regla para todas las cabezas, pero lo habitual es que cuanto más liso sea el cabello, menos espacio haya entre las cerdas.
  3. La división del cabello. Como es habitual en este tipo de maniobras, hay que dividir el cabello en mechones. Esto no sólo nos facilitará el trabajo, sino que así evitaremos insistir con el secador en zonas que ya secamos.
  4. La postura. Si tienes el cabello largo, el truco de hacer todo el proceso con la cabeza inclinada te ayudará a prolongar la extensión de tu pelo, al tiempo que conseguirás algunos puntos más de alisado. Agradece este detalle a la gravedad.
  5. El brushing propiamente dicho. Es sencillo: peina el cabello desde la raíz a las puntas en dirección al suelo mientras apuntas con el secador a la zona que estás peinando. El secador tiene que estar apuntando en dirección al suelo también. Cuidado con la mano. La clave para no quemarse es pegar el secador al peine, de forma que todo el chorro de aire dé directamente al cabello. No uses el calor máximo del secador, pues a esa distancia podrías achicharrar el cabello, literalmente.
  6. El fijado. Cuando hayas terminado, vuelve a usar el secador pero ahora con aire frío. Con esto conseguirás cerrar la cutícula y fijar la forma del cabello.

En la peluquería queda mejor

Parece fácil, ¿verdad? Entonces, ¿por qué no suele quedar el pelo igual que en la peluquería? La respuesta también es sencilla. El brushing perfecto sólo es posible cuando dominas el tiempo de aplicación del secador, el ángulo con el que peinas el cabello y cuentas con el peine que encaja perfectamente con lo que quieres. Y esto lo saben bien en la peluquería.

Eso sí, todo lo anterior no impide que, con el tiempo, tú también puedas obtener un resultado digno de peluquería sin salir de casa. Será cuestión de prueba y error.

¿Tiene efectos secundarios el brushing?

El brushing, como todo proceso de ruptura de las moléculas de la queratina, es decir, cualquier cosa que le hagas a tu cabello mediante secadores, desrizadores, planchas, mechas fijadas con calor y tintes agresivos, degasta el cabello. Cualquiera de estas operaciones se basa en destruir las moléculas del cabello para que, al reconstruirse, tu pelo cambie de forma o de color. No suena del todo bien, ¿verdad?

El riesgo de esto es que el pelo se va desgastando. No todo, pero sí una parte importante. La parte del cabello que sí se regenera requiere de un buen número de nutrientes para hacerlo. Si te alimentas bien y tienes unos hábitos de vida saludables, es probable que los nutrientes necesarios lleguen a tu cabello. Si no, esta regeneración no se produce, con lo que al desgaste del que hablábamos antes se une un pelo no regenerado, con lo que las pérdidas son todavía mayores.

Así que cada vez que te hagas un brushing, ten todo lo anterior en cuenta.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Acepta la identificación de las campañas y otros atributos de los clics asociados a su sesión o usuario, este consentimiento no se refiere a la utilización de sus datos personales facilitados por este medio. Con este consentimiento activamos el seguimiento y evaluación de nuestros anuncios y la atribución de campañas en Google Ads. Habilitamos el ajuste de etiquetado automático. Esto es necesario para hacer el seguimiento de conversiones en sitio web de Google Ads y para vincular entre sí datos de Google Ads y de Google Analytics con nuestro sistema de gestión. Este consentimiento no se refiere a las comunicaciones e información comercial. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad