fbpx
10 gener 2017

Cómo cuidar el pelo afro

En el post de hoy veremos algunos consejos para cuidar tu cabello afro, especialmente en cuanto a cómo peinarlo y a cómo lavarlo. Pero antes, un poco de historia sobre este estilo único.

chica con cabello precioso, consejos y cuidados para el pelo estilo afro

El origen del estilo afroamericano

Los peinados afro son hoy una opción estética más, pero no siempre fue así. Durante los años 50 y 60, cuando en Estados Unidos estaba en auge el movimiento por los derechos de los afroamericanos, se pensó que las reivindicaciones podían acompañarse también de una identidad estética; un vocabulario, una vestimenta y un peinado que, por sí solos, identificaran a la persona como una luchadora en pro de los derechos de los afroamericanos. Y parte de esta identidad estaba precisamente en el cabello, en lucir peinados afro.

Si hasta los 50 el cabello afro se había disimulado alisándolo o cubriéndolo directamente bajo gorros y sombreros, a partir de los 60, con el nacimiento del movimiento Black is beautiful, lucir una cabellera natural de pelo afro iba a convertirse en una forma pasiva de reivindicar los mismos derechos que los blancos.

Esta tendencia se mantuvo durante la década de los 60, pero a comienzos de la siguiente los peinados afro perdieron parte de su significado. La moda hizo que las melenas afro se extendieran entre personas que no defendían explícitamente los derechos de los afroamericanos, y esto provocó que la intención original de las melenas afro se desdibujara. Gracias a diversas personalidades del cine y de la música, la estética afro pasó de ser una seña de identidad de los luchadores de derechos a algo cool, que muchas veces se relacionaba directamente con la música disco y con temáticas de cine de la época, como los detectives afroamericanos cargados de chulería.

Con la llegada de los 70, el pelo afro seguiría siendo una forma de reivindicación para algunos, pero nunca más volvería a ser una llamada de atención a escala masiva como si fue durante los 60 en EE.UU. con el movimiento Black is beautiful.

Cómo peinar el pelo afro

El pelo afro tiende a enrededarse. Pese a que hay pelo afro liso, lo cierto es que la característica definitiva del pelo afro es que es rizado. Podrá ser ligeramente ondulado o totalmente ensortijado, pero casi siempre habrá rizos en el pelo afro natural.

peluquera peinando a chica con pelo a lo afro

Esta característica obliga a conseguir dos pequeñas ayudas: una loción hidratante para facilitar el peinado y un peine desenredador, bien en su versión de peine largo y estrecho con largas púas, o en su versión chata, una especie de cepillo de plástico gordo pero hueco en su interior.

El aceite desenredador, que puede ser uno de los numerosos aceites naturales disponibles, como el de coco, ricino, oliva, romero…, será tu aliado no sólo para desenredar, sino también para hidratar el cabello antes de lavarlo. Pero vayamos por partes.

La mejor forma de peinar el pelo afro es empezar con los dedos. Si usas el peine desenredador en primer lugar, muy probablemente se quedará enganchado a la primera pasada, lo que provocará más de un tirón desagradable. Mejor, ve poco a poco. Primero dedos, luego, peine. Y antes de empezar, nutre el cabello.

Cómo lavarse el pelo a lo afro

Esta parte del post empieza como terminó la anterior: usa un aceite hidratante. El pelo afro tiene la cutícula más cerrada que el cabello de los habitantes de la zona mediterránea, que, por cierto, también suele ser un cabello rizado, aunque menos que el afro. Tener la cutícula más cerrada supone ventajas e inconvenientes: el cabello es más resistente a los agentes externos, pero también se seca antes porque es más complicado hidratarlo. De ahí que la hidratación tenga que acompañarte tanto en el peinado como en el lavado.

Por la razón anterior se podría pensar que el pelo afro se ensucia menos. Y es verdad si contamos cada pelo uno a uno, pero, al estar ensortijado y formar una maraña de cabello, las partículas de polvo y suciedad se adhieren con más facilidad que si fuera un cabello liso. Por esta razón no es recomendable espaciar demasiado los lavados.

Un punto importante es qué champú utilizar para lavar el pelo afro. Un champú hidratante podría ser suficiente, pero hay casos en los que el uso de champús podría resecar el cabello. En estos casos se recomienda el lavado con acondicionador, una técnica que no limpia tan en profundidad como el champú pero que sí aporta una humedad extra.

¿Champú hidratante o acondicionador? Si no tienes tu opción clara, prueba ambas. La primera opción, la del champú, es especialmente recomendable si tu cabello está muy expuesto a la suciedad, pero si no es así, quizá te baste con un acondicionador.

Eso sí, antes del lavado, no olvides hidratar tu cabello con los aceites antes mencionados. Hidratarán tu cabello y harán que el peinado posterior te sea mucho más sencillo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Acepta la identificación de las campañas y otros atributos de los clics asociados a su sesión o usuario, este consentimiento no se refiere a la utilización de sus datos personales facilitados por este medio. Con este consentimiento activamos el seguimiento y evaluación de nuestros anuncios y la atribución de campañas en Google Ads. Habilitamos el ajuste de etiquetado automático. Esto es necesario para hacer el seguimiento de conversiones en sitio web de Google Ads y para vincular entre sí datos de Google Ads y de Google Analytics con nuestro sistema de gestión. Este consentimiento no se refiere a las comunicaciones e información comercial. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad