fbpx
18 gener 2019

Disruptores endocrinos: qué son y cómo nos afectan

Productos químicos que causan problemas endocrinos

Los disruptores endocrinos son sustancias que se encuentran en el ambiente, los alimentos y en algunos productos químicos y que afectan al sistema endocrino causando daños graves en nuestro organismo.

Las hormonas mandan señales químicas desde el cerebro a los diferentes órganos del cuerpo para que realicen funciones fundamentales en nuestro desarrollo. Estos disruptores intervienen suplantando la actividad hormonal y desequilibrando el sistema, lo que puede ocasionar alteraciones graves:

  • Enfermedades de salud reproductiva: pubertad precoz, cáncer de mama, de testículos o próstata, disminución de la fertilidad o malformaciones en los genitales de los bebés.
  • Trastornos del metabolismo: obesidad o diabetes.
  • Problemas cardiovasculares
  • Alteraciones neurológicas: Déficit de Atención e Hiperactividad, alteraciones de conducta, Parkinson…

¿Dónde se encuentran los disruptores endocrinos u hormonales?

Principalmente se encuentran en:

Plásticos: sobre todo en aquellos que contienen BPA (bisfenol A) PVC o PC (policarbonato). Estas sustancias se emplean para fabricar contenedores de alimentos (latas, botellas de agua no reutilizables, botellas de aluminio…) pero también en juguetes, biberones, chupetes, electrónica o electrodomésticos. La legislación europea prohibió su utilización pero actualmente están permitidos con el único requisito de pedir autorización para utilizarlos en su fabricación.

Pesticidas: alrededor de la mitad de nuestros alimentos están contaminados con plaguicidas y pesticidas. Procloraz es un fungicida muy utilizado y permitido en la Unión Europea. Si la exposición se mantiene a largo plazo las alteraciones hormonales pueden producir desórdenes y malformaciones sexuales y también problemas de tiroides con posible impacto en el desarrollo del cerebro. No existe una dosis segura.

Insecticidas y ambientadores del hogar: todos hemos tenido que deshacernos de alguna plaga de insectos en nuestra casa. Muchos de los insecticidas que utilizamos son irritantes y tóxicos para el sistema nervioso y sospechosos de causar algún tipo de cáncer. Lo malo es que muchas veces se quedan en el ambiente y luego pasan a formar parte del polvo de la casa con sus efectos nocivos adicionales. Los ambientadores químicos también son nocivos para nuestra salud.

Cosmética y productos de higiene: muchos productos que aplicamos sobre nuestros cuerpos pueden contener sustancias perjudiciales para la salud como las cremas solares, laca de uñas, champús, cremas de afeitado…

Alimentos: aquellos alimentos más expuestos a los pesticidas son susceptibles de estar más contaminados. Las verduras y las frutas como las lechugas, tomates, pepinos y manzanas parece que presentan índices mayores de químicos disruptores. También hay que poner especial cuidado en el pescado azul, por el alto contenido en mercurio.

 ¿Cómo evitar la exposición? ¿Qué precauciones seguir?

Las mujeres embarazadas y los niños deben de seguir con más cuidado las recomendaciones sugeridas ya que el feto está mucho más expuesto a los cambios químicos que puedan darse en su organismo.

En cuanto a los alimentos, se recomienda lavar concienzudamente y varias veces la fruta y las verduras. En el caso de que se puedan pelar, siempre es recomendable hacerlo. Si se puede, se recomienda consumir alimentos orgánicos y de temporada pues certifican que no se ha utilizado ningún pesticida en su producción y son mucho más saludables a largo plazo.

Se recomienda evitar el uso de plásticos en la medida en que se pueda. A la hora de calentar recipientes en el microondas hacerlo mejor en contenedores de vidrio o cerámica y seguir estas mismas pautas para su almacenamiento en el frigorífico. Investigar a la hora de comprar juguetes, chupetes y biberones para los bebés asegurándose de que no están fabricados con Bisfenol A, PVC o PC y lo mismo para las botellas de aluminio que es mejor que sean de acero. Ojo con los tickets de compra de algunos sitios, muchos están compuestos de un material térmico altamente tóxico, evitar llevarse las manos a la boca u ojos después de haber tocado la tinta y sobre todo, evitar que los niños lo hagan.

Ventilar la casa a menudo para sacar el polvo acumulado con restos de químicos de productos de limpieza, detergentes, insecticidas o ambientadores.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Acepta la identificación de las campañas y otros atributos de los clics asociados a su sesión o usuario, este consentimiento no se refiere a la utilización de sus datos personales facilitados por este medio. Con este consentimiento activamos el seguimiento y evaluación de nuestros anuncios y la atribución de campañas en Google Ads. Habilitamos el ajuste de etiquetado automático. Esto es necesario para hacer el seguimiento de conversiones en sitio web de Google Ads y para vincular entre sí datos de Google Ads y de Google Analytics con nuestro sistema de gestión. Este consentimiento no se refiere a las comunicaciones e información comercial. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad