fbpx
2 juny 2017

Piscina y cabello, una combinación menos peligrosa si sabes cómo protegerte

Mientras lees estas líneas, es muy posible que las piscinas de tu barrio –si vives en España–, ya estén abiertas. Es la

inauguración extraoficial del verano, aunque todavía falten unas semanas para la fecha oficial (21 de junio). Y con las piscinas abiertas llegan también las dudas que tanto se repiten en nuestros perfiles sociales en Facebook y Twitter: ¿estropea el pelo el agua de la piscina?, ¿cómo puedo proteger mi cabello de los químicos del agua? En el post de hoy daremos una respuesta a todas estas preguntas sobre el cabello y la piscina.

mujer en la piscina con el pelo mojado

¿El agua de la piscina estropea el cabello?

Definitivamente sí. El agua estancada, que es una forma fea de referirse a una piscina, es un entorno perfecto para que proliferen organismos microscópicos y otros tantos un poco más fáciles de ver. La única solución para que el agua permanezca limpia y sea apta para el baño es echarle sustancias que eliminen estos organismos o les inviten a mudarse a otros entornos menos peligrosos. El problema es que estos componentes que se echan al agua, entre las que se encuentran el cloro y productos antifúngicos, son muy agresivos para nuestra piel o el cabello.

El daño del agua de la piscina en nuestra piel y cabello se debe principalmente a una diferencia con el PH de la piel. El PH indica el grado de acidez de una sustancia, y el ser humano se siente muy cómodo cuando los valores están en torno al 5,5, el llamado PH neutro. El PH de la piscina es mucho más alto –en torno al 7,2 y 7,6–, una diferencia suficiente para alejar a los organismos de los que hablábamos antes, pero también para resecar nuestra piel y cabello. Así que sí, el agua de la piscina estropea el pelo.

Mujer nadando en la piscina

Antes de pasar a los consejos, conviene hacer un recordatorio importante: por mucho cuidado que tengas durante el verano, al terminar la estación tu cabello estará peor que cuando empezó. Siempre es así. Por eso es importante que valores un corte de pelo para sanear al terminar el verano. De esta forma eliminarás el cabello dañado y no gastarás tiempo y esfuerzo en recuperar su salud, sino que el nuevo cabello crecerá tan saludable como antes del verano. Costará más tiempo, pero es la opción más sana (y barata). Si estás pensando en cortarte el pelo ahora, vale la pena echar cálculos y retrasar 3 meses el corte para deshacerte del cabello dañado.

Consejos para que la piscina estropee un poco menos nuestro cabello

Antes del baño

Fuera del agua el pelo también sufre: no aguanta bien las temperaturas altas y tampoco los rayos directos del sol. El pelo se recalienta y se vuelve frágil, el calor provoca sudor en el cuero cabelludo y, por si fuera poco, el aumento de la temperatura suele animar a la producción de grasa. El resultado de combinar todo esto no es precisamente higiénico.

Para evitar toda esa actividad encaminada a ensuciarte el pelo, no hay nada más sencillo que mojarte el pelo. Así conseguirás bajar la temperatura de tu cuero cabelludo y también del cabello.

Dentro del agua

Regla básica: cuanto menos agua de la piscina entre en contacto con tu pelo, mejor. ¿Cómo conseguirlo? Sólo hay una manera: tendrás que enfundarte ese gorro que favorece tan poco –consuélate, a nadie le queda bien–. En las piscinas cubiertas es habitual que sea obligatorio, pero en las de verano, no; de hecho, nadie suele llevarlos. Es una decisión difícil.

Después del baño

Tanto si has optado por el gorro como si no, lo primero que tienes que hacer al salir de la piscina es aclararte el cabello. Pero no se trata de pasar por la ducha casi esquivando el agua, sino de permanecer unos segundos de más para eliminar todo rastro del agua de la piscina. La regla es básica: cuando más tiempo pase el agua de piscina en tu cabello, más lo dañará.

Lo ideal es que cuando salgas de la piscina pases el mayor tiempo posible con el pelo mojado, pues el primer consejo sigue valiendo. Pero si quieres secarte el cabello porque el día de piscina está acabando, lo mejor es que uses una toalla. Con tranquilidad, posa la toalla en el cabello húmedo y espera a que la humedad se absorba. Frotar el cabello es siempre perjudicial, pues el pelo mojado está débil y tiende a desprenderse con facilidad del cuero cabelludo.

Una forma de reducir los efectos malignos de la piscina y el sol en tu cabello es usar el Champú Solar IMD, especialmente diseñado para estos momentos. Con esté champú ayudarás a tu cabello a recuperar su estado y reducirás los daños causados por el agua de la piscina y el calor.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Acepta la identificación de las campañas y otros atributos de los clics asociados a su sesión o usuario, este consentimiento no se refiere a la utilización de sus datos personales facilitados por este medio. Con este consentimiento activamos el seguimiento y evaluación de nuestros anuncios y la atribución de campañas en Google Ads. Habilitamos el ajuste de etiquetado automático. Esto es necesario para hacer el seguimiento de conversiones en sitio web de Google Ads y para vincular entre sí datos de Google Ads y de Google Analytics con nuestro sistema de gestión. Este consentimiento no se refiere a las comunicaciones e información comercial. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad