fbpx
4 octubre 2017

Psicología infantil: el apego inseguro

Antes de comenzar a hablar sobre el apego inseguro, deberíamos iniciar el artículo hablando sobre el apego y las teorías que existen al respecto. Fue en torno a 1958 cuando John Bowlby comenzó a hablar sobre las teorías del apego así como de los tipos de apego que existían.

El apego se define como el vínculo que se establece con a quién nos cuida, convirtiéndose en la principal necesidad biológica que existe para el ser humano. Ni que decir tiene, que a lo largo de nuestra vida establecemos relaciones de apego con multitud de personas, siendo el apego principal hacia la madre.

relación de apego madre e hija

El desarrollo del apego se produce en cuatro fases principales:

  • 1ª Fase: Esta primera fase dura desde el momento en que nacemos hasta los dos meses aproximadamente. En esta etapa, el niño establecerá una relación de apego con aquella persona que cubra sus necesidades básicas y le ofrezca la confortabilidad que necesita.
  • 2ª Fase: Comprende desde los dos hasta los siete meses y en ella el niño ya comienza a manifestar una preferencia social hacia los padres o integrantes de la familia, aunque tampoco manifiestan disconformidad si estos no están

Tanto en la 1ª como en la 2ª etapa el apego está en proceso de construcción.

  • 3ª Fase, que dura desde los 7 hasta los 30 meses. Se trata de una fase muy especial ya que los niños manifiestan “ansiedad por separación” de la figura/s de apego.
  • 4ª Fase: que se manifiesta a partir de los 30 meses, en ella el apego está completamente establecido y el niño ya n manifiesta ni angustia ni miedo cuando se separa del cuidador o figura de apego.

 

TIPOS DE APEGO

  • Apego seguro o funcional
  • Apego inseguro o disfuncional

El apego inseguro o disfuncional, al contrario que el apego seguro, se caracteriza por que la persona que ejerce como figura de apego muestra carencias relacionadas con el cuidado y/o con la relación que debería establecer.

El apego inseguro no sólo aparece en el caso de padre e hijos, sino que también pude darse en parejas, haciendo que se produzcan las siguientes consecuencias:

Apego Evitativo

Se trata, no ya de un apego, sino más bien de un desapego de tipo emocional. Se produce, por  ejemplo cuando madre, padre o el principal cuidador del menor está ausente de forma frecuente o rechaza al niño. En ese caso, el menor se adapta a dicha situación apartándose de dicho adulto. No se trata ni siquiera de un apego ansioso, ya que los niños no muestran ningún tipo de ansiedad por esta falta de cercanía emociona, sino que adoptan una posición relajada pues tienen asumido que es inútil cualquier tipo de acercamiento. En la edad adulta, las personas que han experimentado este tipo de apego, suelen quitar importancia al establecimiento de relaciones sociales, evitándolas.

Apego Ansioso Ambivalente

Los niños desarrollan este tipo de apego cuando el progenitor se muestra ansioso e imprevisible en sus relaciones emocionales, es decir, en ocasiones se muestran cercanos y cariñosos y, sin embargo, en otras, insensibles y fríos. Los niños tratan de acercarse a la figura de apego pero, al mismo tiempo, desconfían de su reacción por lo imprevisible de la misma.

Apego Desorganizado

Como en el caso de los anteriores, el apego desorganizado es una consecuencia de la conducta que muestran los padres en la relación con su hijo en el día a día. Se trata de reacciones imprevisibles, independientemente del comportamiento del niño. Es un apego que se observa de forma habitual en niños que son víctimas de maltrato físico y/o psíquico, que quedan en una situación de indefensión, puesto que el comportamiento de los padres son desproporcionados e imprevisibles. Estos niños se encuentran en una encrucijada puesto que no pueden acercarse pero tampoco alejarse de la/s persona/ que les están causando el daño.

 

Consecuencias del apego inseguro

Cuando un niño establece una relación de apego inseguro con un adulto, manifiesta problemas tanto a corto como a largo plazo, siendo las consecuencias de estos últimos mucho más graves.

  • Consecuencias a corto plazo: Ansiedad, estado anímico deprimido, estrés, rabia, lloros, gritos,
  • Consecuencias a largo plazo: En el caso de que el niño sea incapaz de establecer una relación con la figura de apego o buscar figuras de apego nuevo, las consecuencias pueden ser bastante más graves, como por ejemplo: retraso en la aparición del lenguaje, problemas de tipo intelectual, social…

Resumiendo, el apego inseguro es un problema muy grave que, aunque frecuentemente lo padezcan los niños, también puede desarrollarse entre las parejas. Por lo tanto es importante ser capaz de identificarlo e intentar solucionarlo lo antes posibles, para, de esta forma, minimizar sus consecuencias.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Acepta la identificación de las campañas y otros atributos de los clics asociados a su sesión o usuario, este consentimiento no se refiere a la utilización de sus datos personales facilitados por este medio. Con este consentimiento activamos el seguimiento y evaluación de nuestros anuncios y la atribución de campañas en Google Ads. Habilitamos el ajuste de etiquetado automático. Esto es necesario para hacer el seguimiento de conversiones en sitio web de Google Ads y para vincular entre sí datos de Google Ads y de Google Analytics con nuestro sistema de gestión. Este consentimiento no se refiere a las comunicaciones e información comercial. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad