fbpx
21 març 2016

Cuidados básicos del cabello corto en hombres

En relación a su cabello, a los hombres les preocupan cinco cosas: la caída del cabello, la alopecia androgenética, las entradas prematuras, la caspa que sí se nota y se posa en los hombros y cómo llevar el pelo arreglado con el mínimo número de cuidados posible. (En realidad son sólo tres preocupaciones, pero es que la alopecia androgenética preocupa muchísimo.)

Por regla general, el hombre lleva el cabello tan corto que sólo en las distancias muy cortas se puede ver si está limpio o sucio; salvo en casos de desatención capilar flagrante, donde la diferencia se aprecia desde lejos. No obstante, el cabello corto no está reñido con mimar el cuero cabelludo cada cierto tiempo. Poner un poco de atención en el lavado y el secado del cabello traerá una mejora notable del aspecto general del cabello. Y tampoco es tanto esfuerzo.

Escoger el champú

Si se describiera el tipo de cabello de los hombres por el champú que compran, el 90% del pelo masculino del mundo sería Normal. Decidirse por la opción estándar está bien cuando apenas hay diferencia entre los productos que se ofrecen, pero en cuestión de champús sí que la hay: si tienes un cabello grasiento, un champú para cabellos grasientos (o grasosos) te hará bien; si, por el contrario, tu pelo podría incendiarse durante el verano de lo seco que está, un champú para cabellos secos eliminará ese riesgo y favorecerá su hidratación. (Llegados a este punto hay que aclarar que por muy bueno que sea el champú que escogiste, si no tienes una alimentación equilibrada y unos hábitos de vida saludables, tu cabello no va a mejorar)

Por esto nuestra recomendación es que escojas bien el champú que mejor se adapte a ti. ¿Cómo saberlo? Probando champús. Piensa en una palabra para definir tu pelo, como grasiento, quebradizo, seco, débil… adjetivos sencillos, nada de ponerse imaginativo (¿estropajoso?) y echa al carrito de la compra cualquier champú de marcas conocidas que tenga esa palabra en su envase; sólo champús, no fórmulas combinadas de champú+acondicionador+anticaspa. Prueba el champú candidato unos días y, si no te convence, al menos ya sabes algo más que antes y sólo te habrás gastado unos 3 ó 4 euros.

El lavado y el masaje capilar

La frecuencia del lavado es otra de las preguntas recurrentes. No hay un número de veces apto para todo el mundo, pero sí algunas pistas: los cabellos grasientos necesitarán más lavados que los secos, pues la acumulación de grasa no desaparece sólo con agua; y los cabellos más débiles aguantan peor los masajes que los pelos robustos, así que conviene reducir los lavados hasta fortalecer los cabellos. Lavarse el pelo en días alternos podría decirse que es la opción más adecuada para la mayoría de los hombres.

El mejor lavado es el que se hace con tranquilidad. Echarse un chorro de champú directamente en la cabeza, extenderlo de mala manera, contar hasta tres y aclararse como quien lava una lechuga no es una rutina eficaz. La clave del lavado es tomárselo con calma. Y el masaje capilar.

El masaje capilar no es sólo la forma chic de decir “extender el champú sobre la cabeza”, sino que añade un gesto tan olvidado como efectivo y que resulta esencial para estimular la circulación sanguínea y animar al folículo piloso. Con el champú ya extendido sobre la cabeza, tarea que habrás hecho despacio y tras echarte el producto sobre las manos, nunca directamente sobre el cabello, y después de un par de minutos de reposo, comienza a recorrer tu cabeza con las yemas de los dedos, dibujando formas circulares. Empieza en la parte de arriba y ve bajando. Con calma. Después aclara. El mejor momento para aplicarte el masaje capilar es justo antes del aclarado del cabello, pues el champú actuará de lubricante y permitirá que los dedos se deslicen con facilidad. Si vas a usar un acondicionador, échatelo después del masaje.

El secado

Si se puede decir que el lavado de cabello entre los hombres suele ser rápido, entonces el secado es supersónico. Frotar el cuero cabelludo como si quisiéramos dejarlo brillante no es una práctica recomendada. Primero, porque la fricción puede arrancar el cabello con facilidad, ya que tras la ducha éste está debilitado; y segundo, porque en realidad ese movimiento sólo seca la parte superficial del cabello, no las raíces. Lo mejor es lo siguientes: presiona una toalla mullida contra el cuero cabelludo y mantenla ahí durante unos segundos para que absorba la humedad; repite el proceso hasta que el pelo pierda el agua. Si aún está húmedo, que no mojado, sólo húmedo, déjalo secar al aire.

Compartició en facebook
Compartició en twitter
Compartició en linkedin
Compartició en whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Tricopharma, S.L. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Tricopharma, S.L. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Tricopharma, S.L. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Acepta la identificación de las campañas y otros atributos de los clics asociados a su sesión o usuario, este consentimiento no se refiere a la utilización de sus datos personales facilitados por este medio. Con este consentimiento activamos el seguimiento y evaluación de nuestros anuncios y la atribución de campañas en Google Ads. Habilitamos el ajuste de etiquetado automático. Esto es necesario para hacer el seguimiento de conversiones en sitio web de Google Ads y para vincular entre sí datos de Google Ads y de Google Analytics con nuestro sistema de gestión. Este consentimiento no se refiere a las comunicaciones e información comercial. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad