fbpx
7 desembre 2016

¿Qué color de pelo me favorece según mi piel?

A la hora de dar el paso de teñirse el pelo, es importante escoger un buen tinte, como ya hablamos en este post sobre las distintas clases de tinte. Escogido el tinte menos dañino para nuestro

cabello, la segunda cuestión es decidir qué color viene mejor para el cabello según el tono de piel que tengamos e incluso el color de los ojos. De esto mismo hablaremos hoy.

Escoger un color de tinte es un asunto importante: de hacerlo mal, veremos el error cada vez que nos miremos al espejo. Durante semanas. Por eso es fundamental dedicar un rato a pensar en qué color de pelo nos sentará mejor. Es muy mala idea tener en la cabeza el color de una famosa, o un famoso, y recorrer los estantes del supermercado buscando ese mismo color; y lo mismo pasa con ir a la peluquería con una foto de una celebridad. Con todo ello sólo te crearás falsas expectativas.

¿Qué tono de piel tengo?

Lo primero que tienes que hacer para escoger el color del tinte que mejor se adaptará a tu piel es saber de qué color es tu piel. No hay un número cerrado de colores posibles, pero sí podemos hablar de tres gamas generales: claro, intermedio y oscuro. Es una clasificación general, pues dentro del claro podemos encontrar desde blancos pálidos hasta color marfil, pasando por pieles rosadas y anaranjadas, y lo mismo con los colores más oscuros, pero es suficiente para acotar la gama de opciones de color. Con estas tres opciones será suficiente para escoger qué gama de colores quedará mejor tu piel

Si tienes la piel clara

Salvo que el objetivo sea crear un contraste sorprendente, la mejor elección estará entre cualquier gama de rubio y los castaños claros. Los colores más oscuros tienen que ser utilizados con precaución, ya que crearán un contraste que podría resultar antinatural. Cuanto más bronceada sea tu piel, más oscuros podrán ser los rubios y los castaños que te quedarán bien. Eso sí, asegúrate siempre de que el color de tinte escogido sea un poco más oscuro que tu tono de piel.

En esta gama de color de piel, los ojos tienen más importancia que en las otras dos. Si son muy claros, especialmente azules, cuidado con los tonos claros. Unos ojos claros limitan la gama de colores por los extremos: hay que olvidarse de los rubios pálidos y de los castaños más oscuros. En el primer caso, porque no se crea contraste y el resultado es antinatural (imagínate: piel clara, rubio pálido y ojos azules, una princesa de hielo de cuento); y en el segundo, porque se hace evidente que algo no encaja: piel clara, ojos claros y cabello oscuro.

Si los ojos son castaños o de un azul o un verde densos, no hay problema. Eso sí, hay que tener cuidado con las cejas. Si son mucho más claras que el tinte escogido, es preferible teñir también las cejas. Y si son más oscuras, igual.

Las personas con la piel pálida están mucho más limitadas que las que tienen tonos intermedios y algo más que las que tienen tonos oscuros, pues utilizar cualquier color intenso puede provocar un contraste antinatural. Sin embargo, si los ojos son oscuros, hay mayor margen, pues un contraste demasiado evidente entre cabello y piel puede equilibrarse si hay unos ojos, y unas cejas, de un color intermedio entre la piel y el cabello.

color-pelo

Si tienes la piel en un tono intermedio

Puede parecer el tono de piel más difícil de identificar, pero es probablemente el más común. Es más oscuro que los tonos claros, pero no hay brillos ni reflejos rosados o anaranjados. De poder encajar en un color, este tono de piel podría ser descrito como un marrón entre claro y medio.

Si es tu caso, entonces te moverás entre una enorme gama de castaños, desde los cafés a los chocolates (con y sin degradados), y los morenos, tanto absolutos como con reflejos; incluso los cobrizos. Los tonos pelirrojos también podrían estar a tu alcance, aunque más como reflejos que como colores base; si quieres tener un tono pelirrojo, experimenta antes con los caobas. Los tonos rubios están casi descartados, aunque pueden ser interesantes como reflejos para los tintes castaños.

La influencia del color de los ojos no es tan importante aquí, si bien una mirada oscura quedará mejor acompaña con un tono oscuro de cabello.

Si tienes la piel oscura

Al igual que ocurre con los tonos claros de piel, los tonos oscuros están más limitados conforme son más extremos. Los tintes claros son casi incompatibles con la piel oscura, salvo que haya unos ojos claros que den equilibrio al conjunto, o quizá algún rubio muy oscurecido. Los castaños, los morenos y los tonos cobrizos (y los pelirrojos más oscuros) son las gamas que mejor pueden adaptarse a tu piel, aunque tampoco conviene escoger los tonos más oscuros: recuerda que el contraste entre el cabello y la piel siempre es mucho más favorecedor que mantener el mismo tono.

Compartició en facebook
Compartició en twitter
Compartició en linkedin
Compartició en whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Tricopharma, S.L. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Tricopharma, S.L. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Tricopharma, S.L. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Acepta la identificación de las campañas y otros atributos de los clics asociados a su sesión o usuario, este consentimiento no se refiere a la utilización de sus datos personales facilitados por este medio. Con este consentimiento activamos el seguimiento y evaluación de nuestros anuncios y la atribución de campañas en Google Ads. Habilitamos el ajuste de etiquetado automático. Esto es necesario para hacer el seguimiento de conversiones en sitio web de Google Ads y para vincular entre sí datos de Google Ads y de Google Analytics con nuestro sistema de gestión. Este consentimiento no se refiere a las comunicaciones e información comercial. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad