fbpx
14 febrer 2017

Alopecia en mujeres: si haces algo de esto, estás perdiendo pelo

En este blog ya hemos hablado de las principales alopecias que afectan a la mujer, que son la androgenética, la frontal fibrosante y

la alopecia difusa que va asociada al embarazo, pero en esta ocasión vamos a destacar algunos problemas que suelen acelerar la caída del pelo. El titular es alarmante, pero no por ello es menos cierto: si cumples con alguna de las condiciones que vamos a explicar, a la larga estarás perdiendo pelo.

Mujer pierde pelo

Te peinas el pelo mojado

Sabemos que es más cómodo, especialmente si tienes el pelo rizado, pero también sabemos que el pelo es mucho más débil cuando está húmedo. En la mayoría de los casos no pasa nada si el peinado del pelo húmedo se hace con mucho cuidado, pero la combinación de pelo mojado y tirones suele provocar demasiados pelos arrancados. Tú no notarás el tirón porque el cuero cabelludo está dilatado y el pelo se desprende con facilidad, o incluso el folículo piloso, pero lo cierto es que sí: si te peinas de forma agresiva el cabello mojado, tú misma estarás arrancándote el cabello sin darte cuenta.

La solución a este hábito tan perjudicial como extendido es secarse el cabello antes de peinarlo. Si te cuesta mucho, y mucho es que el peine se queda atrapado entre el cabello, quizá el problema sea la elección del propio peine: si tienes el cabello liso, los peines y cepillos con cerdas juntas no serán un estorbo, pero si tu pelo es rizado, huye de cualquier utensilio que tenga las púas o las cerdas muy juntas. Ahí estará el problema. Y un último consejo: los peines, mejor de madera. Eliminarás buena parte del encrespamiento o frizz.

Abusas de secadores y planchas

¿Qué es abusar del secador o de las planchas? Usar el secador todos los días es abusar, aunque en invierno es realmente complicado evitarlo. Lo que sí hay que intentar, y es mucho más fácil, es usarlo el menor tiempo posible. ¿Cómo? Ayudándote de una toalla. Cuando salgas de la ducha, usa la toalla para secarte toda la humedad del cabello, pero no frotando la toalla contra el cuero cabelludo, lo que suele provocar más de un pelo arrancado, sino posando la toalla en tu cabello para que absorba la humedad. Es un proceso largo, pero mientras tienes la toalla sobre la cabeza puedes adelantar otras cosas. El objetivo es secar al máximo el cabello para que uses el secador lo menos posible, si acaso sólo en las puntas.

Secador y plancha para el pelo

En cuanto a las planchas, el daño al cabello es todavía mayor que con los secadores. El cabello no soporta las altas temperaturas: lleva muy mal que le soplen un aire a más de 80 °C, pero todavía lo pasa peor cuando entra en contacto con un material metálico o cerámico a 180 °C. El pelo se debilita, se vuelve pajizo y, si se debilita mucho, acaba cayéndose.

La solución es utilizar menos tiempo el secador y tratar de reducir al máximo el uso de las plancha. El problema de las planchas es que aparentemente no hay alternativa si se quiere tener el pelo de una forma que no es la natural. Sólo hay dos opciones: o las dichosas planchas o vivir feliz con el cabello que una tiene, quizá descubriendo que hay formas de llevarlo que pueden ser mucho más satisfactorias que lucir un cabello que no es el de una. No hace falta dar pistas sobre qué opción es la que nosotros recomendamos.

No comes suficiente vitamina B

La vitamina C, abundante en cítricos y verduras de hoja verde, protege el cabello de los radicales libres, causantes del envejecimiento del cabello; algo parecido a lo que hace la vitamina A del hígado, las zanahorias, el brócoli o las espinacas. La vitamina E de muchos frutos secos es un vasodilatador que hace que los folículos pilosos estén mejor alimentados y que por tanto produzcan más y mejor cabello. Y todavía hay más vitaminas importantes y un puñado de minerales muy necesarios para el cabello. Pero nada tan importante como la vitamina B, el motor de la regeneración celular, la chispa que inicia la creación del cabello. Puedes llevar una dieta rica en todos los demás nutrientes, pero si falta la vitamina B, olvídate de tener un pelo fuerte y abundante.

La vitamina B se encuentra en el hígado, las carnes de vaca y de pollo, el pescado, el huevo y la leche y sus derivados. Es muy habitual relacionar una dieta equilibrada y saludable con un montón de ensaladas, y sí, son muy sanas, pero si quieres tener un pelo saludable y evitar su caída, a esas ensaladas hay que añadirles algo de proteínas, bien directamente en la ensalada (una lata de atún, por ejemplo) o sumando una pechuga de pollo a la plancha o un filete. La vitamina B es la base del crecimiento del cabello, no lo olvides.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Acepta la identificación de las campañas y otros atributos de los clics asociados a su sesión o usuario, este consentimiento no se refiere a la utilización de sus datos personales facilitados por este medio. Con este consentimiento activamos el seguimiento y evaluación de nuestros anuncios y la atribución de campañas en Google Ads. Habilitamos el ajuste de etiquetado automático. Esto es necesario para hacer el seguimiento de conversiones en sitio web de Google Ads y para vincular entre sí datos de Google Ads y de Google Analytics con nuestro sistema de gestión. Este consentimiento no se refiere a las comunicaciones e información comercial. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad