Primeras Clínicas especializadas en alopecia y cabello

Láser capilar

Tratamiento no intrusivo para mejorar la circulación sanguínea

El láser capilar puede considerarse un tratamiento individual para enfermos de alopecia, o bien puede complementar otros tratamientos o recuperaciones, ayudando en la reparación del cabello tras procedimientos como el microinjerto capilar.

El láser capilar es un tratamiento para regular la caída del pelo.

También llamado Láser de Baja Potencia (o LLLT, Low Level Light Therapy, en inglés), consiste en la aplicación de un dispositivo láser sobre las zonas despobladas, o amenazadas, del cuero cabelludo.

El láser capilar actúa sobre los tejidos del cuero cabelludo favoreciendo el riego sanguíneo y, por tanto, estimulando la producción de cabello en los folículos pilosos, las cavidades donde crece el pelo. Los efectos, que suelen ser visibles entre la tercera y la quinta sesión, son la disminución de la caída del cabello, un mayor volumen, una mejor textura y el crecimiento de nuevos cabellos.

Al contrario que otras soluciones más complejas el láser capilar de baja potencia es un tratamiento prescrito y aplicado bajo supervisión médica que no requiere, como en el caso del microinjerto capilar, de operación quirúrgica alguna.

Tratamiento único o complementario

El láser capilar es eficaz contra la caída del cabello como monoterapia o en colaboración con otras, tal y como suscribe la FDA (Food and Drugs Administration, o Agencia de Alimentos y Medicamentos de EEUU).

Al tratarse de un tratamiento sencillo que no requiere de intervención quirúrgica, puede ser una primera opción a valorar para aquellos pacientes que busquen soluciones poco intrusivas para tratar su alopecia, especialmente si se trata de enfermos de androgenética, tanto hombres como mujeres, en sus primeros grados.

Este tratamiento también está indicado para los pacientes que no responden de la forma esperada a la finasterida o al minoxidil, o que directamente no sean aptos para usar ambos fármacos.

Cómo funciona

La herramienta principal es un periférico médico que proyecta el láser de baja potencia sobre las zonas a estimular del cuero cabelludo.Puede usarse para combatir los efectos menos agresivos de la alopecia androgenética, o también de otras alopecias, como la difusa o la fibrosante; en cualquier caso, el láser apunta a las zonas del pelo donde los folículos pilosos necesitan ayuda para estimular el crecimiento del cabello.

El láser capilar contribuye al crecimiento del cabello porque atraviesa la superficie de la piel y estimula la circulación del torrente sanguíneo, lo que facilita la llegada de nutrientes, sangre y oxígeno a los folículos pilosos. Además de revitalizar los folículos pilosos, el láser capilar también elimina toxinas y cualquier obstrucción que se encuentre dentro del folículo.

Está especialmente recomendado también como tratamiento complementario en periodos de recuperación, debido a sus efectos antiinflamatorio, antiedematoso y cicatrizal.

Tu problema capilar tiene solución

Principales ventajas

¿Qué beneficios produce el láser de baja potencia?

  1. Rapidez de acción, notará los resultados entre tres y cinco sesiones desde el comienzo del tratamiento.
  2. Efectos positivos sobre el crecimiento del pelo, lo estimula tanto en monoterapia como en terapia combinada
  3. Efecto trófico, aumenta la vascularización y la microcirculación de los tejidos.
  4. Efecto antiinflamatorio y antiedematoso
  5. Estimula la producción de colágeno y activa la cicatrización.
  6. Aumenta el número de cabellos anágenos
  7. Elimina todo tipo de obstrucción que se encuentra alrededor del bulbo piloso
  8. Tratamiento indoloro, sin efectos secundarios y válidos para hombres y mujeres.
  9. Tratamiento adecuado para complementar la eficacia de otros más intrusivos como por ejemplo el microinjerto capilar.

1ª cita con especialista y diagnóstico capilar gratuito

“La atención recibida, dadas las circunstancias mías personales, fue muy amable y discreta. La solución a mi problema fue, por parte del equipo, rápida y eficiente, demostrando una gran profesionalidad y experiencia, queriendo destacar a la especialista de IMD que me atendió por su sensibilidad y cariño. En cuanto al mantenimiento de la peluca no ha tenido ningún problema, las explicaciones recibidas fueron fáciles y sencillas.”

Nieves L.V.

“La atención recibida, dadas las circunstancias mías personales, fue muy amable y discreta. La solución a mi problema fue, por parte del equipo, rápida y eficiente, demostrando una gran profesionalidad y experiencia, queriendo destacar a la especialista de IMD que me atendió por su sensibilidad y cariño. En cuanto al mantenimiento de la peluca no ha tenido ningún problema, las explicaciones recibidas fueron fáciles y sencillas.”

Nieves L.V.

“La atención recibida, dadas las circunstancias mías personales, fue muy amable y discreta. La solución a mi problema fue, por parte del equipo, rápida y eficiente, demostrando una gran profesionalidad y experiencia, queriendo destacar a la especialista de IMD que me atendió por su sensibilidad y cariño. En cuanto al mantenimiento de la peluca no ha tenido ningún problema, las explicaciones recibidas fueron fáciles y sencillas.”

Nieves L.V.

Efecto psicológico en los pacientes

Existen numerosos estudios científicos que demuestran la estrecha relación que existe entre los problemas capilares y estéticos con alteraciones psicológicas tales como la depresión y la ansiedad.

Los tratamientos con láser capilar contribuyen al crecimiento del cabello porque atraviesa la superficie de la piel y estimula la circulación del torrente sanguíneo. Esto facilita la llegada de nutrientes, sangre y oxígeno a los folículos pilosos. Además de revitalizar los folículos pilosos, el láser capilar también elimina toxinas y cualquier obstrucción que se encuentre dentro del folículo.

Pin It on Pinterest