Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Mujer se tira de sus pelos canosos

Las canas despiertan amantes y detractores a partes iguales. En la mediana edad, los hombres se sienten cómodos con ellas, incluso se las relaciona con una imagen de madurez tranquila; al contrario, las mujeres prefieren disimularlas porque las canas son reflejo del paso del tiempo. Son diferencias que vienen de lejos y que no parece que vayan a cambiar. En cuanto a edades más tempranas, las tendencias cambian aunque de forma curiosa, pues conviven al mismo tiempo los jóvenes que no dudan en ocultar las primeras canas, con otros que escogen como tinte de pelo precisamente el color blanco o el marfil. Es una tendencia que no admite medias tintas: o todo el pelo blanco o nada.

Canas prematuras y de madurez

Hay que distinguir dos momentos en que suelen aparecer las canas. Las primeras canas surgen cerca de los 20 años, lustro arriba lustro abajo, y las de madurez suelen salir ya cumplida la treintena. Las canas prematuras normalmente aparecen por herencia genética, porque los padres de estos jóvenes tuvieron canas a edades tempranas, al igual que sus padres y etcétera. Es un fenómeno común entre los hombres.

Las canas de madurez se dan por el paso del tiempo y el descenso de la producción de melanina, la hormona que crea los melanocitos que producen el color del cabello. Esta hormona deja de producirse con la edad y de ahí que el cabello vaya perdiendo coloración con los años. Es un fenómeno que afecta de forma distinta según el origen étnico: conforme más clara es la piel, antes se produce la aparición de las canas.

¿El estrés provoca canas?

Además del tiempo, hay otros factores endógenos que afectan a la producción de melanina. Uno de los más importantes es el estrés. Los periodos prolongados de estrés interrumpen la producción de melanina, y esto provoca la aparición de canas. ¿Este fenómeno confirma la leyenda urbana acerca de que el estrés puede generar canas? Sin duda.

Otro factor que influye en la producción de melanina es la carencia de vitamina B12. Una falta leve de B12 conduce a la canicie, pero una ausencia severa de vitamina B12, unida a la falta de hierro, provoca anemia. Por ello es importante añadir a la dieta alimentos ricos en hierro y vitamina B12, como lentejas, garbanzos y mejillones, para el hierro, e hígado de cordero y de pollo, huevos y leche, para la vitamina B12.

Las enfermedades relacionadas con la glándula tiroides también afectan a la aparición de las canas.

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar