Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Bajo el nombre lupus se agrupa un buen número de enfermedades que tienen en común que son autoinmunes, es decir que atacan al organismo de quien las sufre. Uno de los síntomas del lupus es precisamente la alopecia, que puede ser cicatrizal (para siempre) o no. Sobre el lupus y la caída del cabello hablaremos hoy.

Acores y actrices de la serie House

By Source, Fair use, https://en.wikipedia.org/w/index.php?curid=22929942

Quien fuera seguidor de la serie House seguro que recuerda al lupus. El doctor tenía esta enfermedad siempre presente en sus diagnósticos y no pasaban más de cinco capítulos sin que apareciera de una u otra forma. ¿Por qué? Porque el lupus tiene mil y un síntomas: manchas en la piel, dolor en las articulaciones, músculos inflamados, cansancio, fiebres, alopecia, dolores internos en casi cualquier órgano.

La clave del lupus es que las defensas del organismo giran la mirilla 180º y disparan contra nosotros. Casi cualquier parte de nuestro cuerpo puede ser víctima del lupus.

Se saben las consecuencias, pero no las causas. Como ocurre con la alopecia areata, otra enfermedad autoinmune, no se sabe exactamente qué produce el lupus. Pueden ser factores genéticos, medioambientales, hormonales… La comunidad científica no se pone de acuerdo. Lo que sí se sabe es que afecta con más frecuencia a la mujer y que la edad de riesgo está entre los 20 y los 40 años.

Lo que provoca el lupus

El lupus puede manifestarse de muchas maneras, pero lo habitual es que las consecuencias sean moderadas. Es extraño que el lupus ataque algún órgano vital con tanta severidad que suponga un riesgo serio para la salud. Pese a esto, los objetivos habituales del lupus asustan: sistema cardiovascular, sistema nervioso, sistema respiratorio, músculos y articulaciones, piel y mucosas (la parte exterior de los órganos), entre otras partes del organismo.

El lupus provoca la caída del cabello. La alopecia es uno de los síntomas que con mayor frecuencia aparecen con el lupus. De hecho, es tan habitual que si el pelo comienza a caerse y no hay una razón clara para ello (alopecia por estrés, quimioterapia, enfermedad diagnosticada, etc.), el lupus siempre es sospechoso.

Como dijimos más arriba, la alopecia provocada por el lupus puede ser cicatrizal o puede no serlo. En los casos más leves de lupus, o en aquellos donde la enfermedad no se haya centrado en el cuero cabelludo, lo normal es que la alopecia no sea cicatrizal. La diferencia entre que sea cicatrizal o no es decisiva: si es cicatrizal, el folículo piloso queda destruido y el pelo no vuelve a crecer por mucho que los síntomas de la enfermedad queden controlados. Pero como decimos, lo habitual es que no sea cicatrizal.

Distintos grados de caída

Imagen de un cepillo del pelo con mucho cabello enredado

El lupus provoca la caída del cabello de diversas formas. El cabello puede caerse por mechones aislados, por mechones cercanos unos a otros o incluso puede caerse poco pero lo suficiente como para que se note la pérdida de volumen.

A veces, el pelo no llega a caerse, pero se queda tan débil que se desaconseja incluso recogerse el cabello con coletas. Cejas, pestañas y vello corporal también pueden verse afectados y perder su volumen o, directamente, desaparecer.

Pese a controlar los síntomas y reducir los ataques de la enfermedad, en ocasiones el cabello no recupera totalmente su vigor y su volumen y quedan algunas zonas más frágiles que dan al cabello un aspecto poco uniforme. Es lo que se conoce como el pelo lupus.

Así que si sufres esta enfermedad rara, no te preocupes antes de tiempo por la pérdida de tu cabello y consulta con tu dermatólogo de confianza para que estudie tu caso.

Síguenos en las redes sociales

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar