Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Todos queremos comer mejor y mantener una dieta saludable, quizá por eso ponemos más atención cuando escuchamos la profusión de algún alimento que nos prometen como milagroso y con propiedades curativas. Comer bien es imprescindible para una vida sana, sin embargo, no debemos descuidar una dieta equilibrada sustituyéndola por productos concretos por muchos beneficios que estos nos ofrezcan.

Muchos nutricionistas están de acuerdo en que ningún producto es un superalimento y que todos los nutrientes que necesitamos para mantener una vida sana están en nuestra comida diaria, siempre y cuando esta sea rica en proteínas, minerales, vitaminas, hidratos, grasas y sentido común.

¿Son entonces los superalimentos un mito?

 No. No son un mito. Es verdad que hay alimentos que son muy ricos en nutrientes y esa cantidad tan elevada de compuestos esenciales los convierte en suplementos muy completos en nuestra dieta. Sin embargo, por una cuestión de marketing, no se explica que todos esos nutrientes también se encuentran en otros alimentos diarios, que combinados adecuadamente tienen exactamente las mismas propiedades. Por omisión de información podemos ser llevados a engaño creyendo que las bayas de goji o la quinoa son más necesarias en nuestra dieta que la carne, el arroz o las verduras.

¿Cuáles son los superalimentos más populares?

 

Superalimento de kale

A continuación vamos a ver cuáles son algunos de los superalimentos más conocidos y sus propiedades:

Quinoa: ya hablamos en este blog de la quinoa. Tiene un alto contenido en fibra, minerales, proteínas y aminoácidos esenciales. Sin embargo, este alto contenido de aminoácidos es equiparable al de combinar cereales con legumbres (lentejas con arroz por ejemplo) y con el añadido de que nuestro organismo tiene reservas, con lo que podemos comer legumbres y arroz sin mezclar y el efecto será el mismo que con la quinoa. La carne, por ejemplo, sería el alimento con más aminoácidos esenciales respecto de los mencionados anteriormente.

Bayas de goji: son muy ricas en antioxidantes y vitamina C, gracias a estas propiedades absorben muy bien el hierro. Además contienen vitamina A, fundamental para la vista. ¿El doble rasero? Que cualquier fruto de la misma variedad (moras, frambuesas o arándanos) tiene las mismas características y además se consiguen en nuestro país, lo que abarata el coste de distribución y su consiguiente impacto ecológico y sostenible.

 Kale: el kale es una variedad de la col o la berza y también se conoce como col rizada. Tiene un alto contenido en calcio y en vitamina C (más que una naranja) y exactamente igual que sus primas hermanas.

Kombucha: es un té fermentado con azúcar, bacterias y levadura. Esta mezcla es famosa por tener propiedades milagrosas que vienen dadas por su abundancia de vitaminas y minerales. Pero, los estudios microbiológicos han demostrado que los bichos que se fermentan en la levadura contienen lactobacillus, las bacterias que lleva el yogurt o que podemos encontrar en un probiótico cualquiera. Con lo cual,  no hay evidencia científica de las bondades que se le atribuyen.

Existen muchos más: las semillas de chía, el té de maca o el aceite de coco, por ejemplo, todos con propiedades beneficiosas para el organismo pero no menos que si tomásemos los alimentos que nos daban nuestras madres y abuelas.

yogurt

¿Y cuáles son los efectos de consumir estos alimentos en nuestro cabello?

Consumir vitaminas en abundancia aporta muchísimas ventajas a nuestra salud por ejemplo la regeneración de las células. Esta regeneración celular está estrechamente relacionada con el crecimiento del cabello. Las vitaminas y minerales también son beneficiosas para el funcionamiento adecuado del riego sanguíneo y la hidratación del pelo. Así que ya sabes, ¡come sano y con sentido común y tendrás una garantía de salud a largo plazo!

Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones

¡Puedes registrarte aquí! 

suscríbete a nuestra newsletter

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Artículos relacionados

¿Puede ser estos los peores peinados de la historia?

La historia del estilismo está llena de innovación, hallazgos maravillosos y desaciertos, muchos desaciertos. Esta es una colección de algunos de los peores. Mullet Bajo el eslogan “negocio al frente, fiesta en el retro”, el mullet consiguió invadir la cabeza de...

leer más

La historia de los tintes de pelo: la estética

A pesar de que la costumbre de cambiarse el color de cabello ha acompañado al ser humano desde tiempos prehistóricos, los avances tecnológicos de los últimos siglos han democratizado el uso de los tintes, abriendo las puertas de un universo cambiante y colorido....

leer más

Síguenos en las redes sociales

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar