Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

 

Chica con pelo muy rizadoEl pelo rizado es tan codiciado para los/las que tienen el pelo liso como al contrario, quien tiene rizos desea un cabello como una tabla o al menos, se lo cambiaría por lo menos alguna vez al año.

El cabello lacio suele ser muy difícil de moldear y en ocasiones unas ondas ya son más que suficientes para verse diferente. El problema son los métodos de moldeado que no son muy sanos para el pelo y pueden deteriorarlo y volverlo más seco y apagado.

¿Por qué los rizadores de pelo dañan tu cabello?

La respuesta es corta y directa: los productos químicos y el calor que se aplica posteriormente dañan la estructura del cabello volviéndolo endeble y seco. La explicación más larga y técnica es que los moldeadores o la permanente penetran en la composición del cabello y rompen su estructura para después volverla a unir forzándola a crear una apariencia que no es su forma natural.

Aun así no es imposible, puedes rizar tu cabellera ocasionalmente y sin miedo a quedarte sin pelo. Todo consiste en hacerlo con un poco de sentido común y con los siguientes trucos que te daremos a continuación.

Cómo rizar tu pelo de manera menos agresiva

Los métodos tradicionales, si los realizamos con delicadeza y mimo, pueden ser muy eficaces y menos dañinos que aplicar técnicas permanentes.

El inconveniente es que duran menos y tendrás que hacerlo con más frecuencia pero te aseguras mantener la vitalidad de tu pelo. Eso sí, como todo, es relativo y hay que valorar los pros y contras. Si tienes que hacerte cada día una trenza, moñitos, o aplicarte rulos, es muy probable que te desesperes por el tiempo invertido y tu cabello acabará por romperse al someterlo repetidamente a tirones y enredos. Así que ya sabes, ¡con moderación!

Rulos tradicionales

Este invento fue patentado por el peluquero alemán Karl Nessler nada más ni menos que en 1905. Fue toda una revolución entre las damas acaudaladas de la época que acudían de toda Europa para experimentar con su cabello. El invento, en sus inicios, era muy rudimentario, consistía en un rodillo de metal tratado con sustancias químicas al que se le aplicaba calor excesivo durante diez minutos. No eran pocas las valientes que chamuscaban su pelo en el intento.

Afortunadamente, la técnica ha evolucionado y es mucho más seguro acudir a la peluquería para hacerte un moldeado (al menos sin riesgo de regresar con el pelo incinerado). Lo que sí es cierto es que aplicar calor directo frecuente, tal y como explicábamos en este post, no es muy recomendable y menos si no se toman ciertas precauciones como mantener una cierta distancia o utilizar boquillas o difusores.

Chica rubia usando rulos de goma

Sin embargo, existen otros métodos de rizado con rulos de goma o tubos mediante los cuáles no es necesario aplicar calor y se puede hacer sencillamente en casa. El cabello se enrolla alrededor de estos tubos o cilindros y se sujeta con pinzas (también existe una versión de rulos con velcro que no requiere de complementos para asegurar el cabello sino que se sujetan solos). Si se retuercen los mechones de pelo antes de enrollarlos sobre el rulo se consigue un poco más de onda.

Es mejor dejarlos secar al aire y cuando el pelo esté seco soltarlos con cuidado sin tirones. Cuanto más tiempo los dejemos mejor.

Otra opción para rizar el pelo de manera natural, esta vez sin ningún tipo de artefacto, es hacernos pequeños moñitos con el cabello húmedo hasta cubrir toda la cabeza. Al igual que al prepararnos los rulos, primero enrollaremos el pelo en pequeños tirabuzones para luego enrollarlos sobre sí mismos y agarrarlos con horquillas sobre nuestra nuca. Los dejamos secar y los soltamos con cuidado, el efecto es sorprendente, pero debemos tener mucha paciencia y no quitarlos antes de tiempo.

Para ambas opciones suéltalas peinando con los dedos. ¡Nunca con un cepillo!

¿Y tú, has probado alguna vez a rizarte el cabello de forma natural? Comparte con nosotros tus trucos.

Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones

¡Puedes registrarte aquí! 

suscríbete a nuestra newsletter

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Artículos relacionados

¿Qué es la Tricoptilosis?

Seguramente hiciste clic en el título de este artículo mientras intentabas pronunciarlo correctamente y a velocidad normal, y ahora estás aquí para descubrir qué misterio científico se esconde tras esta palabra de fonética enrevesada. Empecemos por aclarar de qué...

leer más

El ser humano no es el único animal que se queda calvo

La calvicie es uno de los cambios corporales que más preocupa a los seres humanos, especialmente a los hombres. Estamos tan obsesionados con sus consecuencias estéticas y psicológicas que rara vez nos detenemos a mirar a nuestro alrededor y preguntarnos: ¿Esto le pasa...

leer más

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar