fbpx

Cómo elegir una peluca oncológica

Si estás en tratamiento de quimioterapia o radioterapia debes pensar y te has planteado utilizar una peluca oncológica, te recomendamos elegir una que se adapte a tus necesidades y con la que te sientas cómoda.

Su elección es una decisión importante porque quieres encontrar la ideal que se ajuste a tu anatomía y se aprecie lo más natural posible.

Comprendemos que el proceso es complejo porque es difícil conocer todas las opciones que ofrece el mercado, pero existen alternativas en pelucas que seguro nunca has probado en tu propio cabello.

De hecho, hay casos de mujeres que compran más de una y la cambian de acuerdo con su estado de ánimo, atuendo u ocasión.

En IMD contamos con una línea de pelucas que te ayudarán a mitigar los efectos que el tratamiento oncológico está produciendo en tu imagen.

¿Qué tiene de especial una peluca oncológica?

Su uso no es solo por un tema estético, sus ventajas psicológicas y terapéuticas, se han convertido en un aliado en el tratamiento médico para luchar y vencer el cáncer.

De hecho, está demostrado desde el punto de vista científico que mantener una actitud positiva durante la quimioterapia y radioterapia minimiza las consecuencias que ocasionan este tipo de procedimientos.

Entonces, podemos asegurar que las pelucas representan una opción para ayudar a mantener tu imagen y la autoestima.

Es más, muchas personas prefieren conservar la privacidad de los tratamientos oncológicos y la peluca es una forma de llevar con discreción el proceso hasta que el pelo vuelva a crecer. Recuerda que son ciclos temporales y, por lo tanto, pronto volverá a salir el cabello.

Esto se debe a que la pérdida de la cabellera es un cambio físico que impacta y “visibiliza el cáncer”, algo que no todas las personas están dispuestas a mostrar en público.

En consecuencia, la compra de una peluca oncológica, no hay que verlo solo como la adquisición de un bien material, es una muestra de afecto propio

Cómo elegir la mejor peluca oncológica

Adquirir una peluca que genere una apariencia natural es una tarea que puedes cumplir con éxito si cumples un par de recomendaciones. Así que te dejamos una lista de tips muy sencillos para que los pongas en práctica:

Pero antes debes saber que existen dos tipos de pelucas oncológicas, las de pelo natural y la de pelo sintético. Te recomendamos aquellas pelucas con bases finas y elásticas que se adaptan a la cabeza sin necesidad de adhesivos.

Al respecto se ha avanzado mucho y en la actualidad hay sistema de fijación que están reforzados antideslizantes para que no se muevan.

Las pelucas elásticas tienen la ventaja que las puedes quitar en casa para descansar y lavar el cuero cabelludo.

  • Por qué deberías elegir pelo natural. Las pelucas oncológicas están fabricadas con pelo humano natural o de materiales sintéticos. La diferencia entre ambas está en el coste, mantenimiento y por supuesto la apariencia que aporta.

Por ejemplo, las pelucas sintéticas por lo general son más económicas, mantienen su estilo independientemente del clima y no se desvanecen con el tiempo. Sin embargo, no cuentan con tanta flexibilidad a la hora del peinado.

Mientras que las de cabello humano natural son más costosas y tienen la ventaja de que se pueden cortar, peinar y teñir.

  • El acabado interior. Es un aspecto que debes tomar en cuenta a la hora de comprar una peluca, porque esta zona es la que queda en contacto directo con tu cuero cabelludo. Además, cuando escoges la correcta logras un buen ajuste y una mayor naturalidad.
  • Material transpirable. De esta manera es más práctico usarla en lugares con temperaturas altas y sin riesgo de padecer irritaciones.
  • Ajuste correcto. Otro punto para evaluar es que la peluca encaje en tu cabeza sin que quede holgada ni que se desplace. Este requisito es básico para sentirse a gusto y lucirla por lapsos más extensos.
  • Personalizable con color y medidas. Las pelucas que se adaptan a ti son las mejores porque aportan una apariencia natural y son más similares a tu pelo.

Adicional toma en cuenta las siguientes sugerencias:

  • A medida que envejeces, los colores más claros aportan una apariencia fresca y juvenil.
  • En ocasiones, la quimioterapia ocasiona que tu rostro se vea pálido, por lo tanto, si tienes el cabello negro es mejor que elijas un color marrón oscuro para que la apariencia sea más favorecedora.
  • Si tu cabello es castaño y te están saliendo canas, lo mejor es una peluca de un color marrón claro, con algunos reflejos.

Una vez que hayas tomado ya la decisión sobre qué modelo y qué tipo de peluca oncológica quieres, evalúa dónde comprarla.

Existen muchas tiendas especializadas que ofrecen variedad de modelos y versiones para personalizar.

¿Qué debes tener en cuenta al comprar una peluca?

La compra de una peluca oncológica no es un proceso similar a elegir otro accesorio de moda, es más complejo e importante.

En efecto, el tipo que selecciones, ya sea más cortas, más largas, de colores y estilos, dice mucho de ti.

Como lo hemos comentado en varias ocasiones, la mejor opción es adoptar aquella que se asemeje a tu color natural para que la transformación no sea demasiado brusca.

Adicional toma en cuenta otros factores como:

  • Naturalidad. Tanto en el tacto como en el movimiento. Si está fabricada a mano es mejor porque simulará tu cuero cabelludo y el nacimiento natural del pelo.
  • Diversidad de peinados. La idea es que la peines de la forma que más desees. Ya sea con un recogido, una coleta o hacer un rizado o alisado.
  • Durabilidad. Para que la uses por mucho más tiempo sin el riego que se estropee con facilidad por el roce.
  • Suavidad. Para que se parezca en lo posible al pelo natural.

Al final la mejor peluca es aquella que responde a tus necesidades e intereses. Solo asegúrate de que cualquier decisión represente lo mejor para ti.

Solicita tu cita gratis en cualquiera de los centros ubicados en España.

Facebook
Twitter
WhatsApp

Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

1ª Consulta Gratuita

Identifica tu alopecia en 1 minuto

La caída del cabello también puede deberse a ciertas enfermedades como el lupus, la diabetes y algunas infecciones poco comunes. En estos casos, la alopecia temporal puede ser un síntoma más de la afección, por lo que es conveniente diagnosticarla y tratarla adecuadamente.

Autorización Sanitaria Inscrita en el registro con el Nº: CS12.269