Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Es una de esas preguntas que de vez en cuando nos hacemos, pero cuya respuesta desconocemos. En el post de hoy hablaremos sobre si el champú caduca y cómo saberlo.

El champú caduca del mismo modo que caducan las ceras de colores o el vino, por ejemplo. La pregunta es ¿conoces a alguien que se haya encontrado alguna vez con champú, ceras de colores o vino caducados? Seguro que tienes dos noes y un “Pues una vez me tomé un vino que…”. Ahí queríamos llegar: ese vino avinagrado no es que estuviera caducado, sino que estaba mal envasado y por eso no se conservó como debería (aunque también pudo pasar otra cosa que explicaremos al final). Con el champú pasa lo mismo.

Champú para el pelo

El champú tiene una fecha de caducidad tan lejana en el tiempo que no se suele incluir. Todas las marcas hablan de entre 2 y 3 años. Podrás decir que sí, que la fecha es lejana, pero lo mismo ocurre con las latas de bonito o los paquetes de arroz, cuyas fechas son siempre a 1 o 2 años y sí que aparecen.

La diferencia está en que los alimentos sí necesitan mostrar sus fechas de caducidad, pues un alimento en mal estado es siempre un riesgo. Con el champú, como con otros tantos cosméticos no pasa esto –aunque hay excepciones con cremas y polvos especialmente activos–, así que de ahí que no aparezca una fecha concreta. Pero caducar, el champú caduca.

Es casi imposible que compres un champú caducado. Primero, por el plazo que comentábamos antes, y segundo, porque la rotación de estos productos es de las más altas del supermercado. ¿A qué nos referimos? El champú, como los jabones, desodorantes y otros productos de higiene, no suelen durar mucho en las estanterías de los supermercados; todo el mundo los usa, así que se venden rápido y se recolocan rápido. La probabilidad de que encuentres un champú que lleve en esa estantería más de 3 años es realmente pequeña.

El peligro no está en su caducidad

Mucho más importante que la caducidad es el tiempo que pasa desde que abres el producto hasta que acabas el bote y lo tiras a la basura. Los champuses duran meses sin problemas, tal y como indica un pequeño logotipo con un bote abierto; es lo que se llama PAO, o Periodo Después de su Abertura (Period After Opening).

Pero es bueno que, de vez en cuando, pases revista al estado de los botes. Porque el producto como tal está inmunizado contra la humedad del baño, que ya sabes que es el caldo de cultivo perfecto para los hongos, pero no pasa lo mismo con los botes de plástico. Muchos diseños tienen recovecos que son más que apetecibles para una familia de hongos.

¿Te imaginas lavarte el cabello con un champú cuyo bote tiene hongos? Si el champú fuera antifúngico, no habría problema, pero si es un producto normal, imagínate la escena. Por eso es importante que, de vez en cuando, eches un vistazo al bote del champú, especialmente si los compras de tamaño grande (de 75 cl en adelante) y llevas ya unas semanas con él.

Que antes habláramos del vino no es casualidad. Es muy raro dar con un vino caducado, pero no lo es tanto dar con uno mal conservado. Cómo y dónde se guarda la botella es fundamental. Con el champú pasa lo mismo. La repisa de la bañera no es un mal lugar de conservación, pero hay que mirar el bote cada cierto tiempo porque está expuesto a la humedad. También hay que comprobar cómo huele (si ha perdido la fragancia es que lleva mucho tiempo abierto, pero no necesariamente que está caducado) y cerrarlo bien siempre.

Lugares poco recomendados para colocar el bote de champú son las repisas de las ventanas (el sol podría calentar el producto y el plástico del bote) y, en general, cualquier lugar con temperaturas extremas.

Si sigues estos consejos, que son muy razonables, no tienes que temer nada del estado ni la caducidad de tu champú.

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

 

Compra los mejores
productos capilares
sin salir de casa

Ahora sin gastos de envío + 10% dto.
en todos los pedidos
 
Ver productos
close-link

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar