Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

En capítulos anteriores vimos las ventajas y/o desventajas de lavarse el pelo con Coca-Cola: ¿era beneficioso, era una pérdida de tiempo? (No te adelantaremos la respuesta, puedes encontrarla en el post) El tema de hoy también tiene que ver con echarse mejunjes a la cabeza, pero hoy hablaremos de palabras mayores: lavarse el pelo con cerveza. ¿Funciona? ¿No funciona? ¿Puede estropearnos el cabello? Vamos allá.

Dentro del capítulo de trucos caseros para cambiar el cabello, lavarse el pelo con cerveza es uno de los más extendidos. En Internet pueden leerse cientos de ejemplos de personas que han usado este “truco”. Las promesas suelen ser un pelo más brillante, sedoso y fácil de peinar, promesas que, por otro lado, son las habituales en casi cualquier truco casero. Muchos de quienes se atreven con este truco explican que empezaron a usarlo por las propiedades de la cerveza, y muy particularmente porque contiene algunas vitaminas B −las más importantes para el cabello, como ya hemos visto−.

lavarse el pelo con una cerveza

Esto no es del todo falso, pues es cierto que la cerveza contiene estas vitaminas, pero sí hay que hacer un par de aclaraciones. La primera tiene que ver con las cantidades: el componente que conserva la mayoría de las vitaminas es la levadura de cerveza. El líquido gaseoso que bebemos tiene sólo una parte de estos nutrientes. Esto no impide que mucha gente hable de los beneficios de las vitaminas de la cerveza: leen que lleva una vitamina y automáticamente asumen que ese alimento produce ciertas ventajas. Por ejemplo, dentro del complejo B, la vitamina más abundante en la cerveza es la B12, también llamada cobalamina, una de las más importantes porque participa en el funcionamiento del sistema nervioso, de la médula ósea y del tracto digestivo.

Casi nada. Hay quien la llama la supervitamina B. La cerveza tiene vitamina B12, exactamente 0,15 microgramos por cada 100 ml; es el 6% de la cantidad diaria recomendada. ¿Esta cantidad es mucha vitamina B12 o es poca? Bueno, 100 gramos de sardina tienen 28,4 microgramos, casi 190 veces más que la cerveza. ¿Puede decirse entonces que la cerveza es rica en vitamina B12? Difícilmente, ¿verdad?

Explicada la cuestión de las cantidades, hablemos ahora de si echarse vitaminas sobre la piel sirve para aprovechar estas vitaminas. La respuesta corta es… no. La piel está diseñada para protegernos del exterior, así que cumpliría muy mal su función si dejara traspasar cualquier cosa que le echáramos encima. Entonces, ¿la vitamina B12 de la cerveza que nos echamos por la cabeza no servirá para tener un pelo más vigoroso? La respuesta está muy clara. Si quieres tener un pelo vigoroso, no te eches cerveza en el pelo, come fuentes naturales de vitamina B12 como hígado, casquería, moluscos o pescados.

Tiene beneficios lavarse el cabello con cerveza

No demasiado. Los beneficios de la cerveza no son tales: sus componentes vitamínicos ya hemos visto que no funcionan y además van acompañados de alcohol, que no es precisamente una ayuda para nuestro cabello (ni para nuestros órganos). La cerveza no es ninguna ayuda a tu pelo tanto si te la echas por encima como si te la bebes.

Ahora puedes pensar: pero si he leído cientos de casos de youtubers que se lavan el pelo con cerveza y lo tienen mucho mejor que antes. En términos generales, echarse cerveza por la cabeza no produce nada bueno. Al contrario, el alcohol seca el cabello, lo que conduce a puntas abiertas y menos suavidad. ¿Hay quien ha conseguido precisamente lo contrario? Bueno, entonces es posible que no conozcamos toda la historia. Muchos de los usuarios del champú cervecero añaden sustancias hidratantes a la mezcla (aceites, especialmente) y otros tantos se lavan el pelo con champú, luego usan la cerveza y acaban con el acondicionador para quitar el olor a cerveza.

Es decir, por un lado tenemos que la influencia de la cerveza es mínima porque se inserta en una rutina de higiene capilar típica (champú+acondicionador). Y por otro lado, tenemos que quienes usan la cerveza como “reparador” del cabello tienen que añadir a la mezcla sustancias cuya función es rehidratar un pelo seco, precisamente el problema más habitual de echar alcohol al cabello. Vamos, que el resultado es un empate: lo que seca el alcohol, lo hidrata el aceite. De todos modos, ¿no parece un poco sospechoso que si lo que se busca al lavarse el pelo con cerveza sea más brillo y un cabello más meloso, haya que nivelar el mejunje cervecero con sustancias hidratantes? ¿No le falta un poco de sentido a todo esto?

Muchas personas que deciden probar este “remedio casero” lo hacen porque no están contentas con el aspecto de su cabello. Pero la solución no puede ser echarse sustancias en la cabeza: ni cerveza ni vinagre ni Coca-Cola ni nada. La solución es acudir a un dermatólogo, un profesional que sí conoce cómo funciona la piel y el cabello, y que te dará la mejor solución a tu problema, si es que realmente es un problema o sólo una falta de nutrientes necesarios.

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar