Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Científicos locos: el cabello impeinable

 

Si alguna vez has pensado que tu pelo es indomable, ¡arrepiéntete! No hay cabellera más difícil de manejar que la de una persona que sufra de este síndrome. Son aproximadamente 100 en el mundo, porque esta enfermedad rara tiene una incidencia de 1 cada 76 millones.

 

 

El síndrome es causado por una mutación en estos tres genes PADI3, TGM3 o TCHH, que codifican las proteínas encargadas de desarrollar el tallo piloso. El resultado es un cabello seco, rizado y que crece en diferentes direcciones, resultando impeinable. Suele ser de color marrón claro o rubio.

Popularmente, se le conoce como cabello de Einstein, porque el aspecto de quienes lo sufren recuerda a la icónica imagen del científico. Es por eso que los padres de Taylor MacGowan crearon el perfil de Instagram @baby_einstein_2.0. En él comparten fotos de su hija para demostrar que es posible ser adorable incluso sin poder peinarse.

 

Imagen del perfil de instagram de baby einstein

 

Generalmente el síndrome se presenta de forma aislada, pero a veces puede ser un síntoma de enfermedades como la displasia ectodérmica o el Síndrome de Bork. La impeinabilidad suele atenuarse hacia la pubertad.

Mujeres barbudas: hirsutismo

 

Ilustración de una mujer barbuda

Las mujeres barbudas no eran un truco circense para estafar a los incautos, ¡son reales! El hirsutismo es el crecimiento excesivo y con patrones masculinos del vello en las mujeres. Surge de forma espontánea y sus causas no están bien definidas, pero a veces está ligado a trastornos como el síndrome de ovario poliquístico.

 

Imagen de una mujer barbuda

 

Lo que sucede es un desequilibrio hormonal que hace crecer el pelo en el rostro y el cuello, el pecho, el abdomen, los muslos y la espalda. Lo sufren el 10% de las mujeres en edad fértil, y puede presentarse con acné, calvicie e irregularidades menstruales. El tratamiento depende del origen del desorden, que puede ser renal, hipofisiario, oncológico, etc.

El trastorno se puede ver en gran cantidad de representaciones clásicas, como este cuadro de José de Ribera:

Cuadro La mujer barbuda (Magdalena Ventura con su marido) es un cuadro de José de Ribera

Hombres lobo: hipertricosis

El síndrome del hombre lobo es una enfermedad genética vinculada al cromosoma X. Si bien son las mujeres las portadoras de la mutación, los hombres se ven más afectados. Es tan raro que solo lo padecen 50 personas en el mundo, de las cuales 30 pertenecen a una misma familia, en México. La incidencia es de 1 en 10 mil millones.

Ilustración que representa a un ser que parece un hombre lobo

 

La hipertricosis también tiene otras dos variables ligadas al cromosoma 8:

  1. El síndrome de Ambras
  2. La hipertricosis lanuginosa congénita (HLC)

Las personas afectas de HLC tienen el cuerpo cubierto de un lanugo, como el de los recién nacidos, excepto por las plantas de manos y pies y las mucosas; también pueden presentar malformaciones dentales. El vello suele irse perdiendo en tronco y extremidades durante la pubertad.

Por su parte, quienes sufren el síndrome de Ambras presentan pelo abundante en la cara, orejas y hombros, y su volumen nunca disminuye. También pueden presentar malformaciones faciales y dentales.

Imagen de un hombre lobo

Volviendo a los hombres lobo, quienes sufren de este síndrome no padecen ninguna otra complicación ni ven reducidas sus esperanzas de vida. A pesar de que no existen otras consecuencias físicas, las implicaciones sociales y psicológicas del trastorno son evidentes. En 2016 se hizo famoso el caso de una niña en Bangladesh que vive en condición de aislamiento para evitar las burlas.

Síguenos en las redes sociales

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar