Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Cuando vemos la cantidad de pelo que se acumula al extremo de la escoba después de barrer, es fácil darse cuenta de que el ser humano es un gran productor de estos filamentos de fibra de queratina. Esta observación es tan evidente, que mucha gente a lo largo de la historia ha pensado en formas de aprovechar el cabello que ya no está en su cabeza.

En un derrame petrolero: el pelo es una esponja

El pelo tiene la curiosa propiedad adherir sustancias oleosas con facilidad, a la vez que es hidrorrepelente. ¡Esa es la razón por la que usamos champú, porque el pelo se nos llena de grasa! Esta observación sirvió para que Phil McCrory pensara en un método para limpiar el agua contaminada de derrames petroleros con cabello humano. Matter of Trust presenta una demostración en su canal de Youtube:

 

La Universidad de Tecnología Sidney realizó un estudio de eficacia comparativa de subproductos naturales y absorbentes sintéticos en derrames de petróleo que concluyó que el pelo es significativamente mejor que el resto de los materiales probados.

En un jardín: el pelo es un fertilizante y repelente

Tradicionalmente, algunas personas han usado el cabello como una alternativa orgánica y económica para mejorar sus pequeños cultivos. La Universidad del Estado de Misisipi realizó estudios que probaron que el cabello humano contiene una cantidad considerablemente mayor de nitrógeno que el estiércol. El nitrógeno es muy importante para la producción de clorofila y proteínas en las plantas. La liberación de este elemento en los cultivos se va haciendo gradual a medida que el pelo se va descomponiendo, por lo que es más recomendado para cultivos de crecimiento lento. Por otro lado, el olor a humano puede actuar como disuasor de plagas de roedores y caracoles. Naturalmente, este aroma se hace imperceptible al cabo de un tiempo. En cualquier caso, es importante que el cabello usado no esté cargado de químicos (como sprays o fijadores) que puedan afectar a las plantas.

En un concierto: el pelo es un instrumento musical

En Mindoro, en las Filipinas, los indígenas Mangyan utilizan el cabello humano para fabricar las tres cuerdas de un violín llamado gitgit. Este delicado instrumento es usado prevalentemente por hombres jóvenes durante el cortejo.

En una escala más grande y espectacular, pero seguramente inspirada por la tradición Mangyan, la marca Cream Silk realizó una campaña muy original para mostrar los beneficios que aportan sus productos para la salud del cabello, ofreciendo un concierto de violines tocados con arcos a los que les sustituyeron las cerdas de crin de caballo por cabello humano.

Es posible ver material producido por los asistentes a estos conciertos en Instagram con la etiqueta #hairsonata.

Estos son algunos de los extraños usos que tiene el pelo fuera de la cabeza, pero nosotros preferimos que siga estando en ella.

Síguenos en las redes sociales

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar