fbpx
Logotipo negativo
3 marzo 2017

Cuando la imagen se convierte en una obsesión

Uno de los factores que mayor importancia tiene sobre nuestro nivel de bienestar es la imagen que tenemos de nosotros mismos (autoimagen).

Mujer se mira al espejo

La autoimagen se encuentra directamente relacionada con nuestra autoestima, por lo que puede influir, no sólo en que nos sintamos mejor o peor, sino también sobre la manera de comportamos.

Si una persona comienza a tener problemas de autoestima, es bastante probable que pierda el gusto por arreglarse, que evite situaciones de interacción social o que padezca síntomas depresivos. Pero si estos problemas a nivel de autoestima se manifiestan como una preocupación excesiva por determinadas partes del cuerpo (pelo, estatura, peso, piel….), ya sean reales o no, y son percibidos como defectos, entonces puede aparecer el Trastorno Dismórfico Corporal (TDC).

 

¿QUE ES EL TRASTORNO DISMORFICO CORPORAL?

Se trata de un trastorno que se engloba dentro de los Trastornos Obsesivo Compulsivos, por lo que las personas que lo padecen, manifiestan síntomas de ansiedad, perfeccionamientos y rutinas obsesivas, siendo lo más característico, la obsesión que tienen por su cuerpo, algo que les lleva a no verse bien delante del espejo y a dar excesiva importancia a la parte o partes de su cuerpo que no les gustan.

En líneas generales, las personas con TDC, suelen presentar las siguientes características a la hora de pensar, sentir y/o comportarse:

  • Percepción negativa de sí mismos (no se ven bien).
  • Aislamiento social.
  • Sentimientos de vergüenza.
  • Sentimientos de culpa.
  • Ansiedad y/o depresión.

Además, es bastante habitual que las personas con TDC, tarden mucho tiempo en buscar ayuda, por el miedo al qué dirán. Por eso, es frecuente que no reciban ayuda hasta mucho tiempo después de estar padeciéndolo.

Imagen distorsionada de una mujer frente al espejo

¿SUFRO UN TRASTORNO DISMÓRFICO CORPORAL?

Aunque cada persona vive la patología de una manera particular, existen una serie de señales que son comunes:

  • Invierten gran parte del día en pensar de forma negativa sobre su aspecto físico.
  • Suelen concentrarse sobre una parte del cuerpo pensando que es asimétrica o desproporcionada, lo que les genera un nivel de angustia y ansiedad muy elevados.
  • Fijan su atención de manera obsesiva en características de la cara: pelo, orejas, nariz, boca…Entre todas ellas, sin duda la que suele darse de manera recurrente es la relativa al pelo. En algunos casos, pacientes con TDC piensan que cada vez tienen menos pelo, a pesar de no sufrir ningún tipo de caída y gozar de un pelo completamente sano.
  • Se ven demasiado delgados o demasiado gordos.
  • Presentan trastornos de alimentación
  • Realizan conductas compulsivas para intentar reducir los niveles de ansiedad, como por ejemplo: tomar medicación para adelgazar, ponerse ropa para tapar determinadas zonas, maquillarse en exceso, peinarse continuamente para esconder una supuesta calvicie, pasar continuamente por el quirófano…

 

¿CUALES SON LAS CAUSAS DEL TRASTORNO DISMÓRFICO CORPORAL?

Es muy complicado determinar cuál es la causa el TDC. Diversas investigaciones sobre este trastorno, parecen determinar que existen diferentes motivos que pueden favorecer que una persona termine desarrollando dicha patología.

  • Genéticas: Algunos estudios han demostrado que los pacientes con TDC tienen mayor probabilidad de acompañarse de familiares que también lo padecen.
  • Ambientales: Determinadas situaciones, experiencias, vivencias y/o ambientes también parecen predisponer a su aparición.
  • Cerebrales: Otros autores han determinado que dicha patología puede relacionarse con alteraciones en la estructura del cerebro.

Además de las causas, podemos hablar de la existencia de algunos factores de riesgo que también parecen asociarse con la aparición del TDC:

  • Culto excesivo por la imagen. En la sociedad actual se le da una importancia excesiva a nuestra imagen. Los medios de comunicación (televisión, revistas…) nos bombardean con imágenes de cuerpos perfectos, así como con la importancia de poseerlo.
  • Acoso escolar (bullying). Sufrir burlas por parte de los compañeros de clase, especialmente durante la adolescencia, también puede ser causa de TDC.
  • No gozar de una buena autoestima.
  • Ser demasiado perfeccionista. Algo que tienen en común todos los trastornos obsesivo-compulsivos, dentro del cual se clasifica el TDC.

Terapia de grupo

TRATAMIENTO DEL TDC

  • Terapia Cognitivo-conductual: consistente en que el paciente aprenda a reconocer sus pensamientos irracionales y negativos y enseñarle a transformarles en racionales y positivos.
  • Medicación: fundamentalmente, los medicamentos que incluyen ISRS (Inhibidores Selectivos de Recaptación de Serotonina).
  • Terapia familiar: es muy importante que las familias conozcan en que consiste la patología y como tratarla.

Como conclusión, podemos recomendar que el primer paso para el tratamiento del TDC es el reconocimiento del mismo por parte de la persona que lo sufre. Posteriormente, se deberá acudir a un profesional de la salud mental, que serán los encargados de realizar la evaluación correspondiente y determinar cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso.

 

Dra. Catalina Poza. Jefe de la Unidad de Psicología de Instituto Médico Dermatológico.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

9 respuestas

  1. Es un artículo genial, que seguramente afecte a mucha gente que comienza a perder el pelo. Es más importante conocerse a uno mismo y aprender a gestionar el "problema" psicologicamente que empezar a buscar medidas de forma compulsiva. Una vez te aceptes cómo eres y hayas afrontado el problema con racionalidad y estabilizado tus emociones, es el momento de si te apetece, buscar una solución. Esto es algo de lo que muchas clínicas se aprovechan, porque realmente un complejo que te machaca tanto, puede llevarte a hacer cualquier sacrificio económico. Primero tratarlo psicológicamente, y una vez aceptado, quirúrgicamente si nos apetece. Sorry por la chapa!! Jaja

    1. Hola Carlos, gracias por compartir tu opinión con nosotros.

      Así es, nosotros trabajamos constantemente con pacientes que afrontan un cambio de imagen y es muy importante trabajar con ellos a nivel psicológico. Es por este motivo por el que contamos con psicólogos en nuestro equipo.

      Un saludo.

  2. GRACIAS POR COMPARTIR TU PROBLEMA….
    TENGO UNA HIJA QUE ESTÁ EN LA MISMA SITUACIÓN QUE CAMILA, TIENE UNA OBSESIÓN CON EL PELO, SE LO ACABO DE COMENTAR Y LE HE DICHO QUE NECESITARÍA IR AL PSICÓLOGO Y NOS HA DICHO A SU MADRE Y A MI QUE NO VA A IR AL PSICÓLOGO,…QUE VAYAMOS NOSOTROS, QUE EL PROBLEMA LO TENEMOS NOSOTROS…POR FAVOR LES PIDO ORIENTACIÓN AL RESPECTO…LES ENVÍO UN SALUDO Y LAS GRACIAS DE ANTEMANO

    1. Hola Joaquín, gracias por compartir el caso de tu hija con nosotros.

      Este tipo de problemas de autoestima es frecuente en adolescentes. Si por vuestra cuenta ya no sabéis como ayudarla, lo recomendable es buscar ayuda psicológica. Es probable que en vuestra zona también podáis encontrar alguna asociación de padres con hijos con este tipo de problemas y a los que pedir consejo o ayuda.

      Saludos.

    2. Buenas tardes Joaquin,
      ante todo gracias por tu comentario y lamentar la situación en la que os encontrais.
      Soy la Dra. Catalina Poza Santos, autora del post.
      Desgraciadamente cada día en mi consulta atendemos más casos de jóvenes que se obsesionan con la imagen y con padres desesperados que no saben como ayudarlos.
      Buscad ayuda y asesoramiento.
      Quedo a vuestra disposición para cuanto podáis necesitar.

  3. Hola me llamo Camila, tengo 16 años y tengo un problema gravísimo que me evita situaciones de la vida cotidiana como salir a la calle o a algún lugar en específico. Tengo una obsesión con mi pelo, me levanto 2 horas antes para arreglar exclusivamente mi pelo a mi manera, no me puede dar el viento porque se despeina y siempre para salir estoy con capucha, no importa la temperatura climática. En mi casa no tengo ningún problema con mi pelo si no tengo que salir a ningún lado luego. Pensé muchas veces en hacerme un cambio de look porque sinceramente no me gusta ya mi pelo y tampoco esta obsesión que tengo hace aproximadamente 3 años y un poco más. Esto me trae problemas de autoestima y sociales, ya no se que hacer para que esto no pase, no me animo a un cambio de look por miedo a como me quede o lo que piensen los demás. Ayuda por favor

    1. Hola Camila, gracias por compartir tu situación.

      Te recomendamos que busques ayuda profesional. En tu caso, un psicólogo sería seguramente lo más conveniente.

      Un saludo.

    2. Buenas tardes Camila,
      soy la Dra. Catalina Poza Santos, autora del post.
      Lamento mucho la situación en la que te encuentras y te recomiendo que busques ayuda. Los problemas de autoestima lejos de solucionarse solos, suelen empeorar a medida que el tiempo pasa si no se solicita la ayuda adecuada.
      Se valiente y da el paso.
      Quedo a tu disposición para cualquier consulta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Acepta la identificación de las campañas y otros atributos de los clics asociados a su sesión o usuario, este consentimiento no se refiere a la utilización de sus datos personales facilitados por este medio. Con este consentimiento activamos el seguimiento y evaluación de nuestros anuncios y la atribución de campañas en Google Ads. Habilitamos el ajuste de etiquetado automático. Esto es necesario para hacer el seguimiento de conversiones en sitio web de Google Ads y para vincular entre sí datos de Google Ads y de Google Analytics con nuestro sistema de gestión. Este consentimiento no se refiere a las comunicaciones e información comercial. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad