Alopecia oncológica. Efectos psicológicos de la caída del pelo

Hablamos de alopecia oncológica para referirnos a la caída de pelo que se produce como efecto secundario más visible de la quimioterapia.

Las células cancerosas tienen la capacidad de dividirse muy rápidamente. La función de la quimioterapia es evitar dicha división celular alterando el metabolismo de las células cancerígenas y produciendo en estas una parada en su división. Lo que ocurre es que la quimioterapia afecta a todas las células en general, incluidas las que tienen que ver con el crecimiento del cabello y, es por este motivo, por el que se produce su caída.

Sin embargo, no todos los tratamientos con quimioterapia tienen por qué producir la caída del pelo (aunque no es lo habitual); en otros casos el pelo puede volverse más débil y frágil y esto  dependerá de la combinación de medicamentos empleados y de las dosis utilizadas.

Será vuestro médico el que os informará de la medicación empleada y de la posibilidad de que el cabello se pierda.

Mujer deprimida por sufrir alopecia

 

He comenzado mi tratamiento con quimioterapia, ¿cuándo y cómo se me va a caer el pelo?

  • La caída de pelo puede ocurrir entre el segundo o tercer día después de haber recibido el primer ciclo de quimioterapia.
  • En ocasiones menos frecuentes, los efectos nocivos sobre el cabello no se aprecian hasta haber recibido el segundo ciclo.
  • Hay pacientes que dicen sentir una cierta tensión en el cuero cabelludo antes de que el pelo comience a caer, mientras que otros lo describen como una sensación de picazón. En cualquier caso, estás sensaciones se reducen a los primeros días.
  • Es frecuente la pérdida de cabello en otras partes del cuerpo, como pueden ser las cejas y las pestañas.
  • La caída puede producirse tanto rápida como lentamente.
  • Puede caerse de manera uniforme o bien en forma de mechones de pelo.
  • Puede perderse todo el pelo o sólo una parte del mismo
  • En la mayoría de los casos se trata de una caída temporal, de tal manera que cuando el paciente ha finalizado su tratamiento, lo normal, es que el pelo vuelva a crecer
  • En algunos casos, el cabello nuevo suele presentar características de textura y/o color distintas al original.

 

Efectos psicológicos de la caída del cabello

Sin lugar a dudas, cuando una persona recibe un diagnóstico de cáncer, se producen en ella una serie de sentimientos y emociones,  que se ven acrecentadas cuando la enfermedad se hace visible a los demás, es decir, cuando se produce la caída de pelo.

En cuanto a los efectos psicológicos que provoca debemos mencionar los siguientes:

-Negación e incredulidad; El paciente no puede creer que le esté pasando eso a él, pudiendo llegar a negar lo que le está ocurriendo, recurriendo a diferentes profesionales de la salud en busca de segundos e incluso terceros diagnósticos.

-Incertidumbre; En relación al futuro: “¿me curaré…?, si me curo… ¿puedo volver a recaer?”.

-Enfado y miedo; Una primera reacción es el miedo, así como el enfado no sólo del paciente sino muy habitualmente también de familiares y amigos.

-Ansiedad; Es una de las reacciones más normales. Suele manifestarse en forma de aumento de la frecuencia cardiaca, sensación de ahogo, sudoración de manos… Aproximadamente la mitad de los pacientes con un diagnóstico de cáncer manifiestan síntomas ansiógenos.

-Depresión; Se estima que pueden llegar a padecerla entre un 15-25% de los pacientes diagnosticados, aunque en las algunas ocasiones puede pasar desapercibida para los profesionales.

Mujer con alopecia oncológica 

Consejos para minimizar el impacto psicológico de la alopecia oncológica

Dado que en la mayoría de las ocasiones no podemos evitar el efecto negativo que tiene la quimioterapia sobre nuestro cabello, sí que podemos seguir una serie de recomendaciones para a nivel psicológico nos afecte lo menos posible:

  • Durante la quimioterapia debemos lavar nuestro cabello con un champú suave.
  • Debemos evitar tintes, secadores, la exposición directa al sol y planchas de pelo.
  • Podemos utilizar diferentes formas de cubrir nuestra cabeza, cuando la caída de pelo se haya producido. Lo más aconsejable es anticiparse a la caída, pues así la opción elegida será más acertada.
  • Podemos cubrir nuestra cabeza con:
    1. Pañuelos o turbantes: Suelen estar fabricados en materiales naturales e hipoalergénicos y para muchas personas resulta ser una opción económica y fácil de llevar.
    2. Pelucas oncológicas. Existen infinidad de modelos realizadas con cabello natural o fibra sintética. Lo aconsejable, si nos decidimos por esta opción, es encargar nuestra peluca antes de que se produzca la caída; de esta forma será posible elaborar una peluca con características similares a nuestro tipo de pelo.

Entonces, ¿es aconsejable cortar nuestro cabello antes de que se produzca la caída del mismo como efecto de la quimioterapia? En muchas ocasiones, se recomienda esta opción para tratar de minimizar el sufrimiento y el impacto psicológico que provoca ver cómo vas perdiendo el pelo; pero también es cierto que no todas las personas están preparadas para este cambio.

Por este motivo, nuestro consejo, es respetar a la persona que está sufriendo la enfermedad y aceptar su decisión.

 

Dra. Catalina Poza. Jefe de la Unidad de Psicología de Instituto Médico Dermatológico.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar tu comentario, aceptas nuestra política de privacidad

Pin It on Pinterest

Share This