¿Por qué las canas están bien vistas en hombres y no tanto en mujeres?

Antes de iniciar el debate, recordemos qué son y de dónde vienen las canas. Una cana es un cabello que ha perdido su color y que ahora luce completamente blanco o casi. Este fenómeno se produce porque la melanina, que es el pigmento que colorea nuestro cabello, reduce su ritmo de producción con el paso de los años.

La función de la melanina no es estética, sino de protección: el color del cabello lo protege de los rayos ultravioleta del sol. A más cantidad de sol, más melanina se necesita. Por eso las personas con los cabellos más oscuros tienden a encontrarse en las zonas con más sol. Esta relación puede comprobarse rápidamente al comparar a los habitantes de zonas muy soleadas con los de zonas más oscuras: ¿cuántas personas con cabellos morenos hay en los países nórdicos, regiones donde en inverno tienen entre 5 y 6 horas de luz al día? ¿Y cuántos rubios hay entre los habitantes de las zonas ecuatoriales, las zonas con más sol durante todo el año?

Con el paso del tiempo, la melanina empieza a producirse menos. No hay un momento concreto, pues no sólo el tiempo influye en la aparición de las canas: el estrés también puede reducir la melanina y adelantar la aparición de los primeros cabellos canos. La mayoría de las personas peinan canas a partir de los últimos años de la década de los 20 y los primeros años de la de los 30, pero hay casos más precoces, incluso sin haber alcanzado los 20.

Canas en hombres y en mujeres: no es lo mismo

Como otras veces hemos hablado en este blog, el cine y la moda influyen en cierta medida cómo nos vestimos o qué peinados llevamos. Los peinados de los futbolistas, con los laterales de la cabeza rapados y arriba el pelo muy corto, son cada vez más comunes, y no sólo entre los jóvenes. Todavía hoy se sigue pidiendo en las peluquerías: “quiero un Rachel”, en referencia al personaje que interpretaba Jennifer Aniston en Friends. Y qué decir de los tintes blancos a lo Daenerys de Juego de Tronos o los colores flúor que vienen directamente del mundo del cómic o de las revistas de moda.

Según los últimos datos, 6 de cada 10 mujeres se tiñen el pelo, mientras que sólo 1 de cada 10 hombres lo hace. Teniendo en cuenta que hay muchos más hombres con canas que mujeres, se puede comprobar fácilmente que a las mujeres les preocupan mucho más las canas que a los hombres. ¿Por qué?

Hombre con pelo y barba canoso

Volvamos al cine. ¿Cuántos actores recuerdas que hayan trabajado con canas? Papeles protagonistas, no secundarios. En el cine actual, Richard Gere ha hecho de las canas, y de sus ojos pequeños, sus señas de identidad; Brad Pitt o Tom Cruise también han lucido blancura en sus peinados. Y George Clooney. Incluso el personaje de John Slattery en Mad Men lucía un pelo completamente cano. ¿Recuerdas qué papeles interpretaban? Unas veces eran soldados, otras veces eran abogados, asesinos, publicistas… Hay mucha variedad de papeles, lo que da a entender que las canas estaban ahí porque sentaban bien al personaje, no para describir ningún atributo que el espectador necesitara conocer del personaje.

¿Y en cuanto a las mujeres? Primero, apenas hay mujeres que actúen con canas. Si hay canas, se disimulan con cabellos completamente blancos o con tintes platino, como hace Judi Dench desde hace bastante tiempo. Es muy raro encontrar mechones de canas. Y si los encontramos, ¿qué personajes femeninos suelen llevarlos? Es muy fácil responder a esto: en el cine comercial las mujeres que llevan canas son personajes solitarios, a veces envejecidos prematuramente. Una bibliotecaria cansada de serlo, una profesora en un pueblo aburrido… No son la alegría de la huerta: no hay exitosas abogadas con canas ni tampoco mujeres de acción.

En el cine comercial actual, las canas en los hombres no tienen ningún significado, acaso sólo el de “madurez atractiva”, mientras que en el caso de las mujeres sí que lo tiene. Y es un significado muy claro: la cana femenina es sinónimo de vida aburrida, de que la madurez ha llegado demasiado pronto, de que se concede poca atención a la apariencia y se tiende a caer en un aspecto desaliñado.

Mujer se tira de sus pelos canosos

No sabemos cuáles son las razones que han llevado a que el cine o la moda hayan forzado a identificar las canas con estos valores negativos sólo en el caso de las mujeres, pero lo cierto es que si hoy en día podemos encontrar hombres canosos interpretando papeles atractivos y protagonistas, es casi imposible dar con mujeres canosas que se salgan de los estereotipos negativos ya comentados. Si se ha producido una evolución en los papeles para hombres canosos, ¿por qué no se puede hacer lo mismo con las mujeres canosas?

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar tu comentario, aceptas nuestra política de privacidad

Pin It on Pinterest

Share This