Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Un funcionamiento anormal de la tiroides podría ser la causa de una pérdida de cabello, sin duda. (Eso sí, si tienes sospechas de que pierdes pelo, deja ahora la lectura de este post y consulta con tu dermatólogo. Este post te estará esperando cuando vuelvas). Hablar de la glándula tiroides y su relación con el cabello es casi como hablar de un entrenador de fútbol y de su equipo. Por muy buenos que sean los jugadores, un mal entrenador puede hacer que todo el equipo se venga abajo. La tiroides es el organizador absoluto del desarrollo del cabello, tal y como explicaremos en este post.

La glándula tiroides es una especie de mariposa carnosa que se encuentra justo debajo de la laringe. Como decíamos, es muy, muy importante para nuestro organismo. Regula el metabolismo y unos cuantos sistemas fundamentales para nuestro cuerpo. También se encarga del desarrollo del cabello.

Mujer con problemas de tiroides

Entre sus numerosas funciones, nos importan particularmente las siguientes. Por un lado, la tiroides calendariza el ciclo de vida del cabello (ya sabes: fase de crecimiento, fase de reposo y fase de caída) y, por otro, regula la producción de hormonas, que es determinante para la creación del cabello. Además, la tiroides también administra la producción de grasa de las glándulas sebáceas. Todos estos procesos son decisivos para nuestra cabellera. Si hay un problema con la tiroides, lo notaremos en el pelo.

Las dos enfermedades más habituales relacionadas con la tiroides son el hipertiroidismo y el hipotiroidismo. Aunque cualquiera puede sufrirlas, afectan especialmente a las mujeres, y se calcula que el reparto está alrededor de 5 a 1. La enfermedad híper afecta sobre todo a mujeres de entre 20 y 40 años, mientras que la versión hipo es más habitual durante la menopausia.

La tiroides trabaja más de la cuenta: hipertiroidismo

Hablamos de hipertiroidismo cuando la actividad de la tiroides es mayor de lo normal. En lo que atañe al pelo, el hipertiroidismo provoca que el ciclo del cabello se acelere, de forma que el pelo nace más rápido, lo que podría pensarse como una ventaja, pero no es así. Sí, el pelo nace más rápido, pero también se cae antes. El resultado es una alopecia difusa, la pérdida de mechones de cabello en zonas aleatorias de la cabeza. El cabello que no se pierde se vuelve poco consistente, fruto de esa aceleración desmedida, y muy graso, como efecto de la sobreproducción de grasa de las glándulas sebáceas.

La tiroides trabaja menos: hipotiroidismo

Aquí nos encontramos con el problema contrario: la glándula no genera suficiente actividad para cumplir correctamente el ciclo del cabello. La consecuencia es que la fase de desarrollo se acorta y la de caída se alarga. Las pérdidas de cabello consecuencia del hipotiroidismo son semejantes a las producidas por el hipertiroidismo, pero el aspecto de la cabellera no es grasiento, sino ralo, pues el pelo pierde vigor y se pierde volumen. Ambas alopecias (sea consecuencia del hiper o del hipotiroidismo) se consideran alopecias difusas.

Tratamientos

Ambas enfermedades tienen tratamientos para devolver a la tiroides a su estado natural. Los habituales están focalizados en devolver el equilibrio hormonal como principio de la recuperación total de la actividad de la tiroides. Una vez estabilizadas las hormonas, el ciclo del cabello recuperará su ritmo, y esta normalidad se verá en el cabello. El pelo crecerá cuando le toque y se caerá cuando le toque, nada de ciclos acelerados ni ralentizados. Eso sí, hay que tener en cuenta que las etapas del ciclo de vida del cabello duran meses, así que habrá que esperar unas semanas para recuperar la imagen perdida.

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza
¡Promociones de otoño! 

Fortalece, regenera y frena la caída del cabello 

[Sesiones de Láser (3) + Caja de Tricophorte]
[Sesiones de Láser (6) + Sesiones Mesoterapia (2) + Caja de Tricophorte]
[Sesiones de Láser (6) + Sesiones Mesoterapia (3) + Sesiones ozono (6)]
DESCUBRE LAS PROMOCIONES DE OTOÑO 
close-link

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar