Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

A la hora de escoger una solución para un problema de alopecia, es importante plantearse algunas preguntas, y probablemente una de las más importantes sea precisamente la que lleva por título el post de hoy. Pero además de hacerse preguntas, también hay que valorar de qué posición se parte para afrontar el problema de alopecia, es decir, qué cantidad de pelo tenemos y cuál es su aspecto.

Remedios caida del pelo IMD

En el post de hoy uniremos las preguntas y las reflexiones para que aciertes seguro a la hora de escoger cómo recuperar tu imagen.

Lo primero que hay que hacer es entender que los tres métodos de los que hablaremos hoy son soluciones. Es decir, no son medidas preventivas dirigidas a ralentizar la caída del pelo. Son la respuesta a una situación de pérdida de cabello. Sin paliativos. Esto significa que si la alopecia no se ha desarrollado hasta un punto decisivo, estas soluciones no deberían usarse. ¿Quién te dirá hasta qué punto ha avanzado la alopecia? Sin duda, tu dermatólogo. Consúltale antes de tomar ninguna decisión.

Con esto claro, entremos en materia. Empecemos con explicar qué es cada solución.

Tres soluciones válidas y diferentes

Microinjerto capilar

El trasplante capilar (microinjerto) es una operación sencilla que consiste en extraer folículos pilosos de una parte concreta de la cabeza del paciente, que suele ser la nuca, pues allí el cabello crece más fuerte y suele abundar hasta las últimas fases de la alopecia. Tras su extracción, estos folículos pilosos se injertan en la zona necesitada. Dicho de otro modo: se traslada cabello sano de una zona con cabello a otra sin cabello.

Microinjerto capilar IMD

Los resultados son muy satisfactorios, pues el cabello empieza a crecer en zonas donde ya no lo hacía, y normalmente con las mismas características que tenía antes que el paciente sufriera alopecia.

Sistema de integración capilar

El sistema de integración capilar  o prótesis capilares es una malla a la que se cose cabello natural. Es una solución muy efectiva cuando se quiere aumentar el volumen capilar o disimular una pérdida localizada.

Integracion capilar IMD

El cabello de los sistemas de integración capilar tiene las mismas características que el del paciente, así que la imagen resultante es realista y la malla, indetectable.

Peluca IMD

Bien sean de cabello natural o de pelo sintético de la más alta calidad, las pelucas IMD ofrecen a los pacientes de alopecia el control total sobre su imagen. Pueden prepararse a petición del cliente con las características exactas que éste pida, así que el resultado es siempre satisfactorio.

Peluca IMD

Factores a tener en cuenta para escoger la solución

Hablaremos de tres factores para valorar entre soluciones: presupuesto del que se dispone, tiempo en que se quieren ver los primeros resultados y grado de control que el paciente quiere tener sobre su propia imagen.

Empecemos por el presupuesto. Sin duda, las pelucas IMD y los sistemas de integración capilar son mucho más asequibles que el microinjerto capilar. La diferencia es natural, ya que el microinjerto requiere de una operación quirúrgica con su propio personal especializado y el uso de dispositivos de última generación. Si el factor económico es decisivo, la mejor solución estará entre las pelucas IMD y los sistemas de integración capilar.

Hablemos del tiempo. De nuevo, hay una clara diferencia entre el microinjerto y la pareja peluca-sistemas de integración capilar. En este último caso, el tiempo en que el paciente tarde en recuperar su imagen depende de lo que se demore la fabricación de la peluca o el sistema de integración capilar. Puede suceder que este periodo llegue a unas pocas semanas, pero sólo en casos extremos en los que el paciente tenga unas demandas muy, muy concretas sobre el tipo de cabello, color o materiales utilizados. Por otro lado, el microinjerto capilar ofrece tiempos de espera mucho más dilatados. Aún con el FUE robotizado, un sistema de microinjerto de última generación que está disponible en IMD, el periodo mínimo para ver aparecer los primeros cabellos es de unos tres meses. Si el paciente tiene prisa, parece que la opción está clara.

Clinica IMD

Por último, hay que hablar del grado de control del paciente sobre su propia imagen. Este factor tiene truco. Si nos limitamos a ese grado de control, entonces la peluca y el sistema de integración efectivamente dan más margen de maniobra al paciente, quien puede escoger color, textura del cabello, peinado. Es más, si quisiera, incluso el paciente podría cambiar de imagen en cuestión de segundos simplemente poniéndose otra peluca. El control es total.

Pero hablemos de la parte secundaria del control de la propia imagen, que tiene que ver con la identidad. A diferencia de la peluca o el sistema de integración capilar, en un microinjerto el cabello resultante es del propio paciente. Es su pelo, y esa sensación no se puede conseguir con las otras soluciones, por muy realistas que sean, y lo son. Así que este factor, el del control de la imagen, plantea un debate más que interesante al paciente de alopecia. Las opciones de la peluca IMD y el sistema de integración capilar son más asequibles y rápidas, pero el microinjerto tiene esa ventaja de hacer crecer el propio pelo.

Entonces, ¿cuál es la mejor solución? Esa respuesta sólo te corresponde a ti.

 

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar