fbpx
Logotipo negativo
29 enero 2014

Los beneficios de los masajes capilares

Son muchos los cuidados que podemos ofrecer a nuestro cabello como lo hacemos con otras partes del cuerpo. Uno de ellos, de sencilla aplicación y que tenemos siempre a mano, son los masajes capilares, que contribuyen a incrementar la irrigación de sangre en el cuero cabelludo, nutriendo y oxigenando los folículos pilosos.

La irrigación sanguínea aporta variados beneficios al cabello. Como hemos apuntado, nutre los folículos pilosos, fortaleciendo de esta manera nuestro cabello. Asimismo, la suave fricción de este tipo de masajes facilita que el sebo y los residuos existentes en la parte más externa del cuero cabelludo se liberen, mejorando la respiración de esta zona de la piel.

Los masajes capilares contribuyen a incrementar la irrigación de sangre en el cuero cabelludo, nutriendo y oxigenando los folículos pilosos.
Los masajes capilares contribuyen a incrementar la irrigación de sangre en el cuero cabelludo, nutriendo y oxigenando los folículos pilosos.

Por otra parte, con este tipo de maniobras se consigue una mejor absorción de los productos en aquellos tratamientos capilares donde estos se aplican vía tópica. Y qué decir tiene que este tipo de masajes contribuyen también a la relajación general de la persona que lo recibe.

Formas de aplicar los masajes

Existen diversas técnicas a la hora de llevar a cabo un masaje, entre las que podemos destacar las siguientes:

  • fricciones: se realizan en forma circular o en vaivén en un solo sentido, de manera lenta, suave y uniforme.
  • frotaciones: se desliza la palma de la mano o la yema de los dedos comprimiendo con mayor o menor intensidad la piel y realizando círculos o espirales.
  • percusiones: se efectúan golpes rápidos y breves efectuados con las yemas de los dedos o la palma de la mano en forma cóncava.
  • presiones: se comprime una zona con la palma de la mano, las yemas de los dedos o la mano cerrada.
  • vibraciones: se llevan a cabo con la palma de la mano o la yema de los dedos ejerciendo una leve presión sobre la piel al tiempo que se realiza la vibración.

Frecuencia y precauciones

Para que los masajes capilares tengan eficacia, es necesario realizarlos con frecuencia a lo largo de la semana, por ejemplo,  2 o 3 veces. No obstante, no es nada conveniente realizar masajes sobre cuero cabelludo con inflamación, grietas, heridas abierta en la piel, granos, lunares o erupciones cutáneas.

Además de los masajes capilares, existen otras formas de nutrir y oxigenar el cabello como el láser y la ozonoterapia capilar, técnicas que te ayudarán a mantener tu pelo sano y fuerte. En las clínicas capilares de IMD se aplican ambas técnicas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad