fbpx

¿Qué es el brushing?

Para definir qué es el brushing se puede recurrir a su traducción literal: cepillado. Sin embargo, el brushing es mucho más que cepillar el cabello, ya que el objetivo de esta técnica es conceguir que el pelo adopte una determinada forma utilizando el secador para lograrlo. Hoy hablamos de esta técnica tan útil como difícil y, ya te adelantamos, no especialmente saludable para tu pelo. El secador causa daños en su estructura, y esto ha sido probado por varias investigaciones.

La técnica del peinado con brushing

Lo más habitual es que quienes apuestan por el brushing lo hagan para alisar su cabello. El rizado se vuelve ondulado y el ondulado, casi liso. Quienes ya lo tienen liso suelen usarlo para ondularlo.

¿Cómo funciona el brushing?

El fundamento del brushing se apoya en cambios a nivel molecular. En concreto, en los cambios que experimenta la estructura molecular de la queratina, que es lo que tocamos cuando nos tocamos el pelo. Las moléculas de queratina están formadas por azufre, hidrógeno y otros elementos que reaccionan de determinadas formas a determinados estímulos. Por ejemplo, con la humedad, la queratina se expande, y aparece el temido cabello encrespado.

Al aplicar calor, rompemos la estructura molecular de la queratina. Así, durante un rato, podemos moldearla como queramos. Es lo mismo que ocurre con los sopladores de vidrio, por ejemplo. Cuando queramos fijar la forma, se aplica frío y listo. Hasta aquí la explicación de qué es el brushing. Veamos ahora cómo se hace

¿Cómo se hace el brushing?

Explicación de la técnica del brushing paso a paso:

  1. Preparar el pelo. La clave es que el pelo esté húmedo, pero no mojado. El objetivo es que, cuando terminemos, el pelo esté seco, pues así habremos fijado la cutícula en la forma que queremos.
  2. Utensilios. Necesitaremos un secador y un cepillo. Aquí no existe una regla para todas las cabezas, pero lo habitual es que cuanto más liso sea el cabello, menos espacio haya entre las cerdas.
  3. La división del cabello. Como es habitual en este tipo de maniobras, hay que dividir el cabello en mechones. Esto no sólo nos facilitará el trabajo, sino que así evitaremos insistir con el secador en zonas que ya secamos.
  4. La postura. Si tienes el cabello largo, el truco de hacer todo el proceso con la cabeza inclinada te ayudará a prolongar la extensión de tu pelo, al tiempo que conseguirás algunos puntos más de alisado. Agradece este detalle a la gravedad.
  5. El brushing propiamente dicho. Es sencillo: peina el cabello desde la raíz a las puntas en dirección al suelo mientras apuntas con el secador a la zona que estás peinando. El secador tiene que estar apuntando en dirección al suelo también. Cuidado con la mano. La clave para no quemarse es pegar el secador al peine, de forma que todo el chorro de aire dé directamente al cabello. No uses el calor máximo del secador, pues a esa distancia podrías achicharrar el cabello, literalmente.
  6. El fijado. Cuando hayas terminado, vuelve a usar el secador pero ahora con aire frío. Con esto conseguirás cerrar la cutícula y fijar la forma del cabello.

En la peluquería queda mejor

Parece fácil, ¿verdad? Entonces, ¿por qué no suele quedar el pelo igual que en la peluquería? La respuesta también es sencilla. El brushing perfecto sólo es posible cuando dominas el tiempo de aplicación del secador, el ángulo con el que peinas el cabello y cuentas con el peine que encaja perfectamente con lo que quieres. Y esto lo saben bien en la peluquería.

Eso sí, todo lo anterior no impide que, con el tiempo, tú también puedas obtener un resultado digno de peluquería sin salir de casa. Será cuestión de prueba y error.

¿Tiene efectos secundarios el brushing?

El brushing, como todo proceso de ruptura de las moléculas de la queratina degasta el cabello.

El riesgo de esto es que el pelo se va desgastando. No todo, pero sí una parte importante. La parte del cabello que sí se regenera requiere de un buen número de nutrientes para hacerlo. Si te alimentas bien y tienes unos hábitos de vida saludables, es probable que los nutrientes necesarios lleguen a tu cabello. Si no, esta regeneración no se produce, con lo que al desgaste del que hablábamos antes se une un pelo no regenerado, con lo que las pérdidas son todavía mayores.

Así que cada vez que pretendas que el secador te deje el pelo con la forma que deseas, ten todo lo anterior en cuenta.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

1ª Consulta Gratuita

Identifica tu alopecia en 1 minuto