Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Es importante mantener siempre el cabello de los niños cuidado para conseguir que les crezca fuerte y resistente y fomentar así hábitos saludables que luego se interiorizarán en la etapa adulta.

El lavado

Cuanto más suave sea el lavado del cabello de un pequeño, mejor. Los lavados de pelo en los niños deben hacerse con suma delicadeza, masajeando suavemente con las yemas de los dedos y ejerciendo una presión muy leve.

Es importante cuidar bien el cabello desde la infancia.

Es importante cuidar bien el cabello desde la infancia.

Es recomendable utilizar siempre un champú especial para niños, ya que tienen una composición más suave y concentraciones más bajas de colorantes y fragancias que los champús de adultos. También puede ser conveniente el uso de un acondicionador, sobre todo, a la hora de desenredar melenas o cabellos muy finos con el fin de evitar la molestia de los tirones y conseguir también mayor suavidad y nutrición.

En cuanto a la frecuencia del lavado, puede variar según múltiples circunstancias pero el hacerlo cada dos días puede ser suficiente. Si el niño tiene el pelo encrespado y muy seco, puede que solo sea necesario aplicarle champú una o dos veces por semana. Por otra parte, un niño con pelo graso probablemente deba usar champú diariamente

El secado

El secado del cabello de los más pequeños es también un proceso al que hay que prestar atención, tanto en las niñas como en los niños.

Después de lavarles y, siempre que sea posible, lo mejor es secar su cabello al aire libre o con una toalla suave. En caso de tener que utilizar secador, hay que hacerlo a una temperatura media y a una distancia de 20 centímetros para no dañar el pelo.

Es importante no dejar que se vayan a la cama con el pelo húmedo porque si esto se hace con frecuencia, el cabello puede resentirse.

El cepillado

El cepillado de los cabellos de un niño  debe realizarse por la mañana y por la noche. El cepillado diario contribuye a transferir el aceite natural del cabello a la superficie del cuero cabelludo, eliminando las posibilidades de que se reseque.

Peinado de niña

Es conveniente no peinar los cabellos cuando estos están empapados. El peinado tiene que hacerse con suaves movimientos desde la raíz hacia la punta y desde la frente hacia lo alto de la cabeza o hacia atrás. Los peines de dientes anchos y puntas redondeadas y los cepillos de cerdas suaves son los más adecuados.

En el caso de las niñas, hay que evitar atárselos diariamente, pues la tracción constante puede originar la alopecia traumática (caída de cabello localizada). Tampoco es recomendable el uso de gomas no cubiertas por tela u otro material suave, ya que tiran y pueden quebrar el cabello.

Asimismo, hay que proporcionar al pelo de nuestros hijos otros cuidados especiales, como cortes periódicos –adelantando el mismo si vemos puntas abiertas- y protección especial en época de piscina y mar, ya que el cabello sufre más debido a diversos agentes externos.

Un pelo bien cuidado desde temprana edad es un principio de garantía para un cabello sano y que luzca bonito en un futuro.

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar