Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

En el artículo de hoy te traemos consejos y soluciones para que no pierdas cabello por anemia. Es un estado de debilidad del organismo, además de una de las causas más comunes de alopecia difusa. Se produce porque es nuestra sangre hay bajos niveles de hemoglobina, que es una proteína que se encarga de conducir el oxígeno a los tejidos. Cuando respiramos aspiramos oxígeno y éste se acumula en los pulmones. Éste es sólo el primer paso, una fase de aterrizaje por así decirlo. Para que el cuerpo respire como es debido el oxígeno debe alcanzar todo el organismo y es ahí donde entra la hemoglobina, que recoge el oxígeno de los pulmones y, a través de la sangre, lo distribuye. Además de llevar el oxígeno, la hemoglobina realiza el camino inverso: cuando los tejidos han absorbido el oxígeno, lo transforman en dióxido de carbono y éste vuelve a los pulmones transportado por… exacto: la hemoglobina.

Mujer pierde pelo

¿Qué ocurre cuando falta la hemoglobina?

Que entramos en estado de anemia. El síntoma más habitual es el cansancio prolongado, cierta palidez en la piel y una flexibilidad algo grotesca en las uñas, que pueden doblarse con facilidad. La sensación interior podría definirse como que te cuesta respirar; lo haces, pero sientes que no te llega el oxígeno. En realidad es exactamente eso: respiras pero este oxígeno no llega a todos los rincones de tu organismo; la hemoglobina no está haciendo su trabajo.

La anemia más habitual es la anemia ferropénica, que está causada por niveles bajos de hierro. Es un problema que aparece con cierta regularidad en la mujer, pues está muy vinculado al embarazo y a menstruaciones con mucha sangre. Teniendo en cuenta que el 70% del hierro de nuestro organismo está en la hemoglobina, y que ésta se encuentra en la sangre, es fácil averiguar que si perdemos sangre, también perdemos buena parte de nuestro hierro. Y la falta de hierro conduce a la anemia.

La anemia provoca la pérdida de cabello

La anemia ferropénica puede producir la caída del cabello. La razón es que si hay poco hierro, hay poca hemoglobina que pueda realizar su función de transportar el oxígeno a los tejidos. Si esto sucede, si la hemoglobina no hace llegar el oxígeno a los tejidos, los bulbos pilosos, donde se encuentran las raíces de los folículos pilosos, no reciben suficiente oxígeno y, por tanto, no están suficientemente nutridos para hacer su labor. En consecuencia, y como si de una planta se trata, la flor, que vendría a ser nuestro cabello, se muere. El pelo cae.

Consejos para evitar la caída del cabello por anemia

Si sientes los síntomas antes comentados, lo más importante es que visites a tu médico para hacerte un análisis; es el método más eficaz para comprobar el nivel de hemoglobinas y de hierro en sangre. La anemia influye en tu cabello, pero también en muchas otras partes de tu organismo, y es importante que tu médico esté al tanto.

Huevo frito

Si los resultados del análisis dan niveles bajos de hemoglobina y ferrotina (la cantidad de hierro en sangre), lo más normal es que te receten suplementos de hierro. Son muy eficaces. Sin embargo, puedes adelantarte a esta situación si incluyes alimentos ricos en hierro en tu dieta. El hierro está presente en muchos alimentos: hígado, carne roja (con altos niveles de zinc, también importante para la salud del cabello), huevos, moluscos (dato curioso: los berberechos en lata tienen más hierro que los naturales) y verduras verdes como las espinacas y las acelgas.

Es muy beneficios combinar las fuentes de hierro con con alimentos ricos en vitamina C, que ayudan a la absorción del mineral. Entre estos alimentos se encuentran los pimientos (todas las variedades), los canónigos (perfectos para añadir a las ensaladas verdes) y una buena cantidad de frutas, como los cítricos y los kiwis.

Aunque lo principal es que te alimentes de forma completa para que los folículos pilosos estén bien nutridos, una medida eficaz son los tratamientos de bioestimulación, especialmente en los procesos de recuperación tras una anemia. Su función como vasodilatadores es precisamente facilitar la circulación de la sangre y que ésta llegue a los folículos pilosos.

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar