fbpx
Logotipo negativo
4 diciembre 2017

Sissi y su obsesión por el cabello

No es difícil imaginar que en pleno siglo XIX, en el centro de Europa, los nobles disponían de tiempo y dinero suficientes para entregarse a sus aficiones. Había quien guerreaba, quien conspiraba, quien admiraba el arte y pagaba para conseguirlo (o para arrebatárselo a otros), quien exploraba un mundo todavía misterioso… Caballeros, vizcondes, condes, marqueses y duques hacían lo que querían. Y si hablamos de ellas, de las nobles, pues igual, aunque encorsetadas por las limitaciones de aquel tiempo. Una de las personalidades de esta época de cuya obsesión más sabemos es la emperatriz Isabel de Baviera, más conocida como Sisi, una mujer obsesionada con su imagen y con su cabello.

Sisi, emperatriz consorte de Austria durante la segunda mitad del siglo XIX, pasó a la Historia como una mujer totalmente obsesionada por su aspecto y, más aún, por su cabello. Su melena era reconocida en todas las cortes y las crónicas de la época la destacaban entre las demás. Señalaban dos cuestiones singulares: sus peinados elaboradísimos y su longitud, pues sus largos cabellos le llegaban a los tobillos, extensión considerable si tenemos en cuenta que la emperatriz medía más de 1,70.

sissi emperatriz

Pese a sus numerosos talentos (hablaba cinco idiomas, leía y releía a los clásicos griegos, gustaba del teatro), rápidamente comprendió que necesitaba un par de manos expertas si quería dar a su cabello el mimo que necesitaba. Y encontró tales manos en Fanny Angerer, la peluquera del teatro de la corte. No fue casualidad que Sisi escogiera a su peluquera de entre bambalinas, pues la emperatriz prefería los peinados artísticos del mundo teatral a los que veía en la corte, versiones mucho más limitadas por los estrictos cánones estéticos de la época. De hecho, tenía álbumes donde recopilaba imágenes de peinados que le llamaran la atención.

La peluquera Angerer estuvo a la altura y cumplió con creces los desafíos de su única clienta. Para Sisi, su cabello se convirtió en una prioridad. Todo su cuerpo lo fue: practicaba deporte a diario (tenía un gimnasio en todas sus casas, normalmente unas anillas para colgarse) y cuidaba al detalle su alimentación, si bien no era del todo equilibrada: pescado hervido, frutas y caldo de carne. La consecuencia fue que, a pesar de su altura, Sisi rara vez pasó de los 50 kg.

Pero volvamos al cabello. Rutinas de cepillado de unas tres horas diarias, lavados y cuidados que se extendían durante horas, cosméticos de sustancias exóticas… Al final hubo que reservar un día de la semana para dedicarlo por entero al cabello. Este hábito se extendía incluso de viaje. Angerer acompañaba a Sisi en todas sus salidas, que no eran pocas ni cercanas –Sisi no estaba cómoda entre la corte austriaca–, y peluquera y emperatriz se convirtieron en inseparables. Incluso existe el rumor de que la peluquera actuaba de doble de la emperatriz en aquellas citas a las que no quería asistir. Unas veces no iba por desgana, pero otras porque Sisi no consideraba que su cabello fuera adecuado para las citas.

Esta obsesión por el cabello granjeó a Sisi algunos problemas. Además de limitar su agenda, también sufrió dolencias físicas. Su mata de pelo, especialmente cuando se lo recogía sobre la cabeza, pesaba más de lo que su endeble cuello estaba dispuesto a aguantar, lo que la producía dolores de cabeza y de columna que se convirtieron en habituales. Aficionada a montar a caballo –quizá su segunda gran pasión–, pasó largas temporadas sin acercarse a estos animales aquejada de dolores físicos. La solución hubiera sido cortar la melena, pero Sisi tenía bien claro que el cabello sería siempre su prioridad número uno.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

Identifica tu alopecia en 1 minuto
Para recibir en tu email nuestros consejos y promociones
¡Puedes registrarte aquí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

SOLICITA TUCONSULTA GRATUITA

    ¿Quiéres suscribirte a IMD

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Acepta la identificación de las campañas y otros atributos de los clics asociados a su sesión o usuario, este consentimiento no se refiere a la utilización de sus datos personales facilitados por este medio. Con este consentimiento activamos el seguimiento y evaluación de nuestros anuncios y la atribución de campañas en Google Ads. Habilitamos el ajuste de etiquetado automático. Esto es necesario para hacer el seguimiento de conversiones en sitio web de Google Ads y para vincular entre sí datos de Google Ads y de Google Analytics con nuestro sistema de gestión. Este consentimiento no se refiere a las comunicaciones e información comercial. Más informaciónPersonalizar cookies   
    Privacidad