Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Muchas de las preocupaciones derivadas de la falta de cabello no tienen que ver con alopecias muy visibles. Entre los hombres sí suele ser así, pues la alopecia androgenética puede ser implacable en sus grados más avanzados, pero no es el caso de las alopecias difusas, donde sólo se pierde el cabello de unas zonas determinadas, ni tampoco de las alopecias que sufren, en general, las mujeres. Ni la androgenética femenina (FAGA) ni la alopecia frontal fibrosante provocan una caída del cabello tan drástica como las alopecias masculinas, pero sí lo suficientemente visibles como para que afecten a la imagen y a la autoestima. Algo parecido ocurre con las alopecias difusas y con la alopecia areata.

En casos así, con una pérdida de volumen capilar localizado, bien en la zona parietal (consecuencia de la alopecia androgenética femenina, de la difusa o de la areata), bien en la zona frontal (consecuencia de la frontal fibrosante), los injertos capilares y las pelucas pueden no ser las mejores opciones. Un microinjerto supone una operación quirúrgica menor y un posoperatorio, además de que no siempre funciona para todos los casos; y una peluca puede ser una solución exagerada para cubrir una pequeña, aunque visible, zona despoblada de cabello. Lo mejor, como decimos siempre, es que el caso lo valore un dermatólogo, pero lo habitual es que surja una opción que encaja a la perfección en estos casos: los sistemas de integración capilar (prótesis capilares).

55595191 - smiling active woman walking in street

Qué es un sistema de integración capilar

Un sistema de integración capilar es una malla de hilo transpirable de cabello natural que se integra con el cabello ya existente del paciente. Funciona especialmente bien para recuperar la imagen perdida en zonas particulares de la cabeza, y también cuando se quiere ganar volumen capilar y grosor.

La clave del sistema de integración capilar es su personalización. Las mallas se confeccionan individualmente, atendiendo a las necesidades del paciente y con vista a solucionar unos objetivos claros: ¿se quiere recuperar la imagen en una parte localizada de la cabeza?, ¿el objetivo es dotar de mayor volumen una zona que ha perdido cabello?. Determinado el objetivo, es momento de confeccionar el sistema. Para ello se seleccionan cabellos idénticos al del paciente, tanto en su color como en su textura y en su orientación. De lo que se trata es de que no se note que lleva puesto un sistema de integración capilar, así que esta parte del proceso es fundamental: hay que conseguir unos cabellos naturales exactamente iguales a los del paciente.

Elaborado el sistema de integración capilar, sólo hay que fijarlo a la cabeza del paciente.

foto de antes del tratamiento de protesis capilar indetectable e invisible paciente realantesydespues-paciente-madrid-sistema-integracion-capilar-5-1paciente de SIC sistema de integracion capilar para la alopecia antes y despuésfotos de antes y despues de tratamiento para la alopecia con sistema de integración capilar IMD

¿Por qué el sistema de integración capilar es mejor que otras opciones?

Hablar de un sistema mejor o peor que otro es complicado si no se conoce la realidad del paciente, así que vamos a imaginar unas situaciones.

Rapidez

El paciente ha perdido parte de su cabello por una alopecia areata, un pequeño parche sin pelo con forma de moneda que tiene a un lado de la cabeza. Descartada la peluca, pues cree que es una solución excesiva para un problema tan concreto, valora dos opciones: hacerse un microinjerto capilar o utilizar un sistema de integración capilar. Como tiene cierta urgencia por recuperar su imagen, valora muy negativamente la preparación necesaria para la operación del microinjerto, que será con el método FUE, lo que le obligará a raparse la cabeza para facilitar la operación. A este inconveniente le suma la recuperación de la operación y los plazos para ver los resultados, que llegarán a partir de los tres meses. Como tiene prisa, opta finalmente por el sistema de integración capilar.

Control

En este caso, nuestro paciente imaginario tiene una pérdida de cabello notable en la zona superior del cráneo, justo donde nace el cabello. Es una alopecia androgenética femenina bastante avanzada y visible. La paciente no tiene prisa por recuperar su imagen, pues tiene una peluca de cabello natural, pero sí tiene un problema: se mira al espejo y, aunque su imagen le satisface, nota importantes diferencias entre lo que ve ahora y cómo se veía antes. Quiere recuperar su imagen y, aunque sabe que las pelucas de pelo natural y 100% personalizables podrían funcionar, ella siente que quiere conservar la mayor parte posible de su cabello. Opta entonces por un sistema de integración capilar que complemente el cabello que le queda.

Rapidez y control son sólo dos de las razones por las que los sistemas de integración capilar pueden ser la mejor opción para recuperar la imagen perdida. Si sufres una pérdida de cabello localizada, valora utilizar esta solución.

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar