Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

Científicos de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, publicaron un estudio sobre la alopecia masculina (en inglés). Estudiaron el ADN de más de 52.500 hombres, cuyos datos genéticos recogieron de BioBank, un monstruoso proyecto de recopilación de datos genéticos que opera desde 2007 en Reino Unido y que está sirviendo de base para el estudio de numerosas enfermedades.

Pese a que las conclusiones no son nada revolucionarias, como ya explicaremos más abajo, sí que confirman varias de las ideas que se conocían hasta el momento. El valor del estudio está en el número de hombres estudiados, que es cuatro veces mayor que otro de los estudios referentes en este tema. Los dueños de los genes estudiados son ciudadanos blancos británicos de entre 40 y 60 años.

Los científicos centraron la investigación en 287 genes sospechosos de provocar la alopecia androgenética. Recordemos que esta alopecia está causada por la aparición de hormonas del tipo DHT o dihidrotestosterona, que bloquean los folículos pilosos y provocan la caída del cabello. La causa de la aparición de la DHT no es 100% conocida, pero sí se sabe que existe una predisposición genética a que el número de DHT crezca.

¿Te ha gustado? ¡Comparte la infografía en redes sociales!

O si prefieres, puedes insertarla en tu web copiando el siguiente código:

<iframe width=»800″ height=»6712″ frameborder=»0″ scrolling=»no» style=»overflow-y:hidden;» src=»https://magic.piktochart.com/embed/21216972-el-mayor-estudio-de-alopecia-jamas-realizado-imd»></iframe>

Las claves del estudio

Algunos genes sospechosos vienen de la madre

Ya era una línea de investigación popular, pero el estudio lo confirma: el 14% de los genes sospechosos provienen de la madre. No es que sea una afirmación rotunda, pues hay más genes sospechosos que los 287 estudiados en este trabajo, pero, desde luego, es un número considerable. Al menos, lo suficientemente considerable como para fijarse en el volumen capilar de las madres para prever si habrá problemas de alopecia en el futuro.

Tener genes sospechosos no asegura la calvicie

Las conclusiones no pueden estar más repartidas. De los 52.500 varones analizados, 16.700 no perdieron pelo (31,8%), 12.000 tuvieron una pérdida leve (22,9%), 14.000 tuvieron una pérdida moderada (26,7% ) y 9.800 sufrieron calvicie (18,7%).

No es suficiente: hay que hacer estudios más amplios

Pese a que este estudio es uno de los más amplios realizados hasta la fecha, sus autores recomiendan multiplicar de nuevo los sujetos investigados. Teniendo en cuenta el reparto en las conclusiones, donde de cada 10 hombres, 3 no pierden pelo, 2 pierden poco pelo, 3 pierden mucho pelo y 2 se quedan calvos, es lógico pensar que la búsqueda de la causa definitiva de la calvicie no ha hecho más que comenzar.

Síguenos en las redes sociales

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar