fbpx

Calvicie masculina y femenina: diferencias

La calvicie es una forma de alopecia no cicatricial en la que se produce la sustitución del pelo terminal del cuero cabelludo por pelo velloso, de manera lenta y progresiva. La diferencia entre la calvicie masculina y la calvicie femenina es que la pérdida inicial de cabello comienza en zonas distintas del cuero cabelludo.Jennifer Garner con alopecia debido a Photoshop

En el caso del hombre, el pelo se empieza a perder en la coronilla y entradas para luego seguir avanzando hasta que solo queda pelo en la nuca. En la alopecia femenina, la primera zona afectada por la calvicie en las mujeres es la parte superior del cuero cabelludo.

Existe una clasificación para cada tipo de alopecia así como del momento evolutivo en que ésta se encuentra. La escala de Hamilton es la más conocida para la alopecia masculina mientras que para la mujer utilizamos la escala de Ludwig.

Los factores que intervienen en un problema de calvicie son muy variados: estress emocional, causas genéticas u hormonales o debido a tratamientos médicos para otras enfermedades.

Es posible parar, disminuir o ralentizar el avance de la alopecia a través de diversos tratamientos capilares. En algunos casos, los menos, se podrá recuperar el pelo perdido. En todos los casos de alopecia, será necesario un diagnóstico previo antes de iniciar cualquier tratamiento.

En IMD ofrecemos una consulta gratuita donde podremos analizar su problema capilar y recomendarle el tratamiento más adecuado. No lo dude, solicite una consulta gratuita a través de nuestro formulario y hable con nuestros profesionales, le podemos ayudar.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

1ª Consulta Gratuita

Identifica tu alopecia en 1 minuto

La caída del cabello también puede deberse a ciertas enfermedades como el lupus, la diabetes y algunas infecciones poco comunes. En estos casos, la alopecia temporal puede ser un síntoma más de la afección, por lo que es conveniente diagnosticarla y tratarla adecuadamente.