fbpx

¿Cómo empieza la calvicie en las mujeres?

La calvicie en mujeres suele empezar afectando a la zona del cuero cabelludo, tornándose progresivamente menos denso. La gran mayoría de mujeres que sufren de alopecia empiezan experimentando debilitamiento y caída del cabello en la línea de división y en la zona de la coronilla.

Cómo identificar los primeros signos de calvicie femenina

Aunque detectar los primeros síntomas de la calvicie femenina reside en la propia observación de los cambios que puede ir sufriendo el cabello ante esta enfermedad, la mejor opción para salir de dudas es realizarse un test genético de alopecia. Con los resultados de este test podrás saber sin lugar a equivocación si se trata solamente de un período en el que el cabello se está viendo afectado, o por lo contrario si estás sufriendo algún tipo de alopecia.

Hay identificados unos síntomas que se pueden observar desde casa y que pueden ayudar a detectar prematuramente si se padece de algún tipo de alopecia:

  1. Pérdida de volumen del cabello.
  2. Presencia continua de cabello en peine y ducha.
  3. Aumento de las entradas.
  4. Menor densidad en la zona de la coronilla.
  5. Molestias en el cuero cabelludo; rojeces, hinchazón.

Por estrés: alopecia areata

Una de las principales causas de pérdida de cabello en mujeres viene dado por el (lo elimino por redundancia con causa) estrés. Cuando el cuerpo se ve sometido a una fuerte presión física o psicológica, nuestro cuerpo responde desatando respuestas inflamatorias en el cuerpo y la piel. El cuero cabelludo es un órgano muy sensible al estrés, en épocas de presión emocional, el folículo piloso se ve afectado negativamente.

La alopecia areata es una enfermedad de la que aún se desconocen las principales causas, pero sí se sabe que es autoinmune; es decir, son las defensas del propio organismo quienes atacan a las raíces del pelo produciendo una inflamación que desencadena en su caída; hasta que no cesa dicha inflamación el pelo no vuelve a crecer. La alopecia areata se presenta en la pérdida del pelo dejando a la vista partes de piel en forma redonda más o menos del tamaño de una moneda.

Aunque se desconocen las causas de este tipo de alopecia, los estudios la relacionan con un factor genético y sobre todo con el estrés.

Algunas prácticas que puedes emplear para evitar o combatir el estrés serían:

  • Llevar una dieta equilibrada
  • Meditar
  • Realizar ejercicio físico
  • Masajear el cuero cabelludo
  • Realizar actividades al aire libre

Alopecia postparto

La alopecia postparto suele aparecer 2 o 3 meses después de haber dado a luz y sin que tenga nada que ver el tipo de lactancia que se decida dar al bebé Este tipo de pérdida de cabello está relacionada con el cambio hormonal debido al parto. También está relacionada con el sentimiento de presión o estrés que supone para algunas madres la nueva situación que conlleva el traer una nueva vida al mundo, los horarios agotadores que implica el cuidado del bebé, estrés familiar, etc. La pérdida de hierro que suelen sufrir las madres tras dar a luz también es una de las causas que pueden propiciar este tipo de alopecia tras el embarazo.

Causas hormonales: alopecia androgénica

Debido a trastornos hormonales, la mujer puede sufrir de alopecia androgénica. Este tipo de alopecia viene dado por el aumento de los niveles de andrógenos, que son hormonas masculinas.

El aumento de estas hormonas en el cuerpo femenino provoca un adelgazamiento progresivo en los folículos capilares hasta el punto de convertirlos en vello, haciéndolos casi inapreciables.

Factores como el estrés o una mala alimentación pueden ser los causantes de desatar este tipo de alopecia.

Tras la menopausia: alopecia frontal fibrosante

Este tipo de alopecia suele aparecer en la fase postmenopáusica, se trata de un tipo de alopecia cicatrizal que afecta de forma y bilateral a la parte frontal y temporal del cuero cabelludo. Vendría a suponer la pérdida del cabello en la “zona de la diadema”.

Se desconocen las causas de la alopecia frontal fibrosante pero se suele relacionar con los cambios hormonales.

Cómo detectar la calvicie en sus primeras etapas

Como hemos comentado anteriormente, prestar atención a los cambios que va sufriendo nuestro cabello es vital para poder percibir si realmente estamos experimentando una pérdida brusca de cabello y así poder intervenir para buscar y encontrar el mejor tratamiento adecuado a tu caso.

Algunos signos que advierten de que podrías sufrir de algún tipo de alopecia:

  1. Factores genéticos.
  2. Envejecimiento
  3. Uso excesivo de champú, plancha o secador 4. Algunos tratamientos médicos.
  4. Peinados muy tirantes
  5. Tratamientos capilares agresivos

Detectar los problemas capilares a tiempo es fundamental para conseguir una mayor efectividad en los tratamientos. En IMD te aconsejamos que ante cualquier síntoma de que puedas estar sufriendo pérdida de cabello, nos contactes y un equipo de profesionales te atenderá para ofrecerte la mejor solución.

¡La primera consulta es gratuita en todas nuestras clínicas!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

1ª Consulta Gratuita

Identifica tu alopecia en 1 minuto

La caída del cabello también puede deberse a ciertas enfermedades como el lupus, la diabetes y algunas infecciones poco comunes. En estos casos, la alopecia temporal puede ser un síntoma más de la afección, por lo que es conveniente diagnosticarla y tratarla adecuadamente.