fbpx

Envejecimiento capilar: qué es y cómo tratarlo 

El envejecimiento capilar es un proceso biológico natural que lleva al cabello a sufrir las consecuencias del paso de los años.

Aunque estas consecuencias dependen de las variantes genéticas u hormonales o el estilo de vida de cada persona, hacen que en la mayoría de los casos cambie la naturaleza del pelo.

Contra el primer escenario es muy difícil luchar, pero respecto al segundo punto sí se puede hacer algo para retrasarlo.

Así que es normal que a medida que el calendario marca los años empieces a notar que disminuye la densidad, espesor, brillo y volumen de tu pelo.

Vamos a ver de qué se trata el envejecimiento capilar y que se puede hacer para abordarlo de forma positiva.

Qué es el envejecimiento capilar

De acuerdo con los especialistas en dermatología, el envejecimiento capilar es un proceso que lleva al cabello a debilitarse, perder hidratación, brillo, fuerza y se va afinando.

Como ya sabes envejecer es natural. Sin embargo, sus efectos dependen de las condiciones genéticas y en el caso de los hombres puede influir el desequilibrio en los niveles de testosterona.

Sobre el envejecimiento capilar en las mujeres, una de las razones que lo ocasiona es la falta de estrógeno.

Sin embargo, existen otros factores externos como la contaminación ambiental, desórdenes en la alimentación, secadores, planchas, dietas estrictas, el estrés y el uso de productos químicos que apresuran la vejez del pelo.

De hecho, a la lista hay que añadir otros factores como el consumo de estimulantes o medicamentos para aumentar la masa muscular o la práctica del ayuno intermitente, que al final acaba en un déficit de nutrientes.

En resumen, con el envejecimiento del cabello se registra una pérdida de densidad y de volumen capilar, lo que contribuye a una mayor fragilidad del pelo y alto riesgo de rotura a largo plazo.

Con el paso del tiempo, el pelo tiende a ser más seco y a perder parte de brillo y de su pigmento natural, volviéndose más opaco.

Cómo son los primeros síntomas del envejecimiento capilar

El primer y más evidente síntoma del envejecimiento capilar son las canas.

Aunque no es el único, porque existen otras señales habituales como:

  • Debilitamiento. Con el tiempo el cabello se vuelve más frágil y más propenso a roturas y puntas quebradizas.
  • Disminución de volumen y densidad. Con la pérdida del grosor se reduce el espesor y volumen del pelo.
  • Sequedad. La edad resta hidratación al pelo y lo vuelve más seco.
  • Caída. En este síntoma influyen muchos aspectos, y el envejecimiento capilar es uno de ellos.

Causas del envejecimiento capilar

Como ya lo hemos mencionado, en el envejecimiento capilar predominan causas internas y externas.

Así que vamos a repasar algunas de las razones que intervienen en el proceso:

  • Edad. Es el principal factor, ya que implica un deterioro general del organismo causado por el envejecimiento y la oxidación celular. La renovación de las células es más lenta y las estructuras de cuero cabelludo no son la excepción.
  • Los genes y las hormonas. En este caso, algunas personas son más proclives al envejecimiento prematuro, a la aparición de canas o a la caída del pelo, ya sea por razones hereditarias o por cambios hormonales.

En el caso de las mujeres, la menopausia ocasiona una disminución brusca de los niveles de estrógeno, lo cual hace que el pelo se vuelva más fino y quebradizo.

  • El estilo de vida. Tal como la alimentación, el estrés, el tabaquismo o la rutina de cuidado del pelo también influyen en el envejecimiento.

Cuando hablamos de rutinas de cuidado nos referimos al uso desproporcionado del secador y las planchas de pelo, junto a la aplicación de tintes, decoloraciones y alisados, que producen como resultado final un cúmulo de agresiones constantes del cabello que aceleran su envejecimiento.

  • Los factores ambientales. Tanto la exposición prolongada al sol como la contaminación causan envejecimiento capilar. Por lo tanto, es importante proteger el pelo de los rayos solares.

Cómo evitar el envejecimiento capilar

En efecto, no se puede hacer nada para detener el tiempo, pero sí que parezca que transcurre más despacio. La mejor manera es adoptar ciertos hábitos y estilos de vida que ayudan a la salud capilar y a retrasar el envejecimiento del cabello:

  • Aplicar una rutina capilar adecuada. Que contemple una buena higiene del cabello que ayude a mantener el cuero cabelludo sano, así como aplicar productos adecuados.

Lo mejor es escoger aquellos que sean poco agresivos y que no contengan sulfatos o alcohol.

  • Resguardar el cabello del sol. Las quemaduras solares aceleran el envejecimiento capilar por lo que es necesario protegerlo, sobre todo en verano.

Lo ideal es aplicar fotoprotectores solares, así como usar sombreros que ayuden a resguardar el cuero cabelludo del sol.

  • Llevar una dieta equilibrada. Que incluya alimentos ideales para promover el crecimiento del folículo piloso tales como frutas, verduras, legumbres y cereales.
  • Disminuir el uso de herramientas de calor. Es esencial respetar el cuero cabelludo al momento de peinarlo o de secarlo, para ello lo mejor es aplicar un protector térmico antes de utilizar secadores o planchas, para evitar el daño que ocasionan estos utensilios.
  • Reducir el uso de tintes y escoger aquellos con aceites y sin PPD (parafenilendiamina).
  • Usar líneas de productos específicos para cabello maduro.

Diferencias entre envejecimiento capilar y alopecia

Es común asociar el envejecimiento capilar con la alopecia. Sin embargo, ambas condiciones no están relacionadas.

La calvicie puede sobrevenir a cualquier edad, porque es un tema de genética, más que de envejecimiento que se da con el paso de los años.

La buena noticia es que, en los dos casos, la adecuada alimentación y el cuidado del pelo contribuyen a ralentizar este proceso.

También se puede recurrir a soluciones más expeditivas como minoxidil, mesoterapias o tratamientos definitivos como el injerto capilar.

Qué hacer si sospechas que sufres envejecimiento capilar

Es inevitable que, con el paso de los años, la calidad del cabello se deteriore de forma natural. Como ya hemos dicho, el pelo cuando envejece es más frágil y más difícil de cuidar.

Por lo tanto, si crees que los años ya están afectando tu cabellera, es importante que recibas orientación de un especialista y adoptes una serie de medidas que ayudan a su cuidado.

Tal como seguir una rutina de prevención adecuada, que incluya hidratación constante, cepillado diario, uso de protectores térmico, el consumo de una dieta rica en frutas, verduras, legumbres y cereales, que aportan las vitaminas y oligoelementos que el cabello necesita para seguir creciendo fuerte y sano.

Además, también está la elección de evaluar algunas alternativas como la bioestimulación transdérmica o la radiofrecuencia capilar que son excelentes para dar energía y revitalizar los cabellos, en especial, aquellos en fase de envejecimiento.

Lo relevante es recordar que siempre hay solución para un problema capilar.

Al contrario de lo que ocurre con la piel, la fibra capilar no puede renovarse por sí misma, por lo que requiere ayuda para hacerlo mediante diferentes tratamientos destinados a combatir ese envejecimiento y recuperar la calidad.

En el Instituto Médico Dermatológico contamos con un equipo médico de más de 80 expertos profesionales para solucionar tu problema capilar y garantizar el éxito en los resultados de los tratamientos.

Desde dermatólogos, tricólogos y cirujanos capilares, que supervisan los tratamientos y realizan el seguimiento de cada caso.

Si estás sufriendo de envejecimiento capilar no dudes en contactarnos y te informaremos de la mejor solución para recuperar tu pelo de siempre.

Acude a nuestras clínicas y obtén una primera visita totalmente gratuita.

Facebook
Twitter
WhatsApp

Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

1ª Consulta Gratuita

Identifica tu alopecia en 1 minuto

La caída del cabello también puede deberse a ciertas enfermedades como el lupus, la diabetes y algunas infecciones poco comunes. En estos casos, la alopecia temporal puede ser un síntoma más de la afección, por lo que es conveniente diagnosticarla y tratarla adecuadamente.

Autorización Sanitaria Inscrita en el registro con el Nº: CS12.269

Play Video