fbpx

Injerto capilar con canas

Las personas que tienen el cabello canoso y quieren solucionar sus problemas de pérdida de pelo son pacientes ideales para un injerto capilar, siempre que las unidades foliculares de la zona donante cuenten con las características que considere el especialista.

Para garantizar unos resultados óptimos, es importante que el equipo médico realice una evaluación del estado de la alopecia, así como la calidad del cabello que se utilizará en el trasplante con el fin de evitar problemas por un mal injerto capilar.

Si cumplen con todos los requisitos, el procedimiento quirúrgico tendrá el mismo éxito que con un pelo que cuente con su pigmento.

Esta aclaratoria la hacemos porque existe la idea errónea que los folículos de pelo gris son menos efectivos que los folículos de pelo pigmentado.

En realidad, las estadísticas aseguran lo contrario. Al efectuar el trasplante, no hay una diferencia marcada entre estos tipos de pelos, excepto por su tonalidad.

Solo hace falta la experiencia acreditada del cirujano y una buena tecnología durante todo el proceso para garantizar el éxito del injerto con canas.

Es por eso que el trasplante de cabello canoso debe contar con una minuciosa planificación.
El pelo blanco es más común en la zona de la nuca y entre las orejas y para lograr un resultado satisfactorio se deben evaluar los siguientes factores:

  • El color de los folículos pilosos que se extraerá del área donante.
  • El color de los folículos pilosos en la zona receptora.
  • Lograr un color de cabello que esté en armonía entre sí.

¿Qué son las canas y por qué aparecen?

Las canas o pelo blanco son unidades foliculares que han perdido su pigmentación o melanina y han cambiado a tonos más grisáceos.

De hecho, el color del pelo está relacionado con la cantidad de melanina que se acumula en él, es decir, cuanta más melanina, más oscuro es.

La pérdida de melanina se debe a las reacciones químicas del funcionamiento habitual del organismo que se produce en cadena y empieza con la disminución de una enzima (MSR) que neutraliza el peróxido de hidrógeno, que generamos y cuya acción inhibe otra enzima indispensable para la producción de melanina.

Por lo tanto, la canicie, como se denomina a la aparición de canas, es por lo general consecuencia del envejecimiento y existen diferentes tipos:

  • Canicie fisiológica. Es la que ocurre con el paso de los años, las canas salen primero en las sienes y después se extienden al resto de la cabeza.
  • Canicie prematura. Aparece antes de cumplir los 20 años e incluso en la infancia.
  • Poliosis. Se caracteriza por la recurrencia de canas en zonas muy específicas, formando una mancha blanca, ya sea en la cabeza, las cejas o las pestañas.
  • Canicie anular. Son aquellas canas que aparecen de manera aislada en la cabeza o como mechones blancos.

Como ya mencionamos la aparición de las canas ocurre de manera natural, pero también existen factores que influyen:

  • La edad. Para poder realizar ser eficaces, hay que tener en cuenta la edad para el injerto capilar. Con forme pasan los años, el cabello experimenta un desgaste celular por lo que aparecen canas. Además, la canicie va de la mano con factores étnicos:

Los caucásicos son los más prematuros, en torno a los 30 años, seguidos de las personas asiáticas que empiezan a tener canas a los 40, y por último gran parte de los negros conservan su color hasta llegar a la vejez.

  • La herencia. Se debe a la genética que marca los rasgos físicos y sus cambios.
    Si observas la evolución de las canas en tus progenitores, resulta predecible cómo y cuándo empezarás a ver las tuyas.
  • El estrés. Si sometes tu cuerpo a un grado de estrés continuo, el metabolismo puede resultar afectado, ya que las tensiones, preocupaciones, estrés emocional inciden en los cambios hormonales y la producción de melanina, por ende favorece la aparición de la canicie.
  • La alimentación. Es importante que contenga los suficientes antioxidantes como el hierro, zinc, cobre, así como las vitaminas B1 y B2 para contrarrestar los efectos del peróxido de hidrógeno, y mantener la melanina.
  • Enfermedades. Como hipotiroidismo o la anemia perniciosa, relacionadas con la deficiencia de vitamina B12, el vitíligo y el síndrome de Waardenburg.
  • Causas diversas. Vinculadas con elementos químicos o maltrato externo como tabaquismo, el consumo de alcohol, la incorrecta higiene, lavarse el pelo con agua muy caliente, excesivo uso del secador o la aplicación continua de tintes permanentes.

¿Condiciona la presencia de canas un injerto capilar?

Por supuesto que se puede realizar el injerto capilar independientemente de si tienes canas o no, ya que la textura, el color o la fuerza del pelo no va a definir el resultado final.

Previo al injerto hay que analizar la zona donante y la receptora y determinar cuántas unidades foliculares se pueden implantar para garantizar un buen resultado.

En este diagnóstico previo también se toma en cuenta las canas que tiene el paciente, para indicar o no si es posible teñir el pelo.

Además, las canas tienen más textura y son más gruesas que las unidades pigmentadas. Lo que se traduce que los pacientes con canas obtienen mejores resultados tras una intervención de trasplante capilar.

Cuándo el injerto puede ser una buena opción para tratar la alopecia

Para que un injerto de pelo sea recomendable para un paciente es necesario cumplir con varios requisitos:

  • Lo primero es determinar la situación de su alopecia, la causa de la caída y el estado de salud de su cabello.
  • Si la alopecia es estable. Lo que no es común en hombres menores de 25 años. Por lo tanto, hay que recurrir a otros tratamientos.
  • Si se ha determinado el motivo de la calvicie para intentar detenerla antes de realizar el implante (si es por estrés, mala alimentación y otras causas).
  • Si el cuero cabelludo y calidad del pelo son adecuados para que el resultado final sea el esperado.
  • Si el paciente cuenta con densidad, el cabello, así como de un número determinado de unidades foliculares disponibles en la zona donante para cubrir el área con alopecia.

Diferencias en un injerto capilar con canas y sin canas

Un procedimiento quirúrgico con canas se ejecuta igual que con un cabello con todo su pigmento. No existe ninguna diferencia. En pocas palabras, el paciente debe contar con los mismos requisitos que necesita cualquier persona que quiere recurrir a un trasplante de pelo.

Consulta con un experto para resolver todas tus dudas

Sea cual sea la pigmentación de tu cabello y el tipo de alopecia, lo más recomendable es hacer un diagnóstico preciso.

Por eso en IMD nuestro equipo médico analizará de manera personalizada el origen de tus problemas capilares, así como la calidad de las unidades foliculares, ya sean canosas o no, para determinar si son adecuadas para efectuar un injerto.

Queremos ayudarte a tomar la mejor decisión y ofrecer el tratamiento indicado para tu pérdida de cabello. No dudes en solicitar tu primera cita totalmente gratuita.

Facebook
Twitter
WhatsApp

Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

1ª Consulta Gratuita

Identifica tu alopecia en 1 minuto

La caída del cabello también puede deberse a ciertas enfermedades como el lupus, la diabetes y algunas infecciones poco comunes. En estos casos, la alopecia temporal puede ser un síntoma más de la afección, por lo que es conveniente diagnosticarla y tratarla adecuadamente.

Autorización Sanitaria Inscrita en el registro con el Nº: CS12.269