Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

¿Quién no ha usado alguna vez una goma de esas que llevan un enganche metálico para recogerse el pelo y, al quitarla, se ha quedado con más de un pelo en la mano después de sufrir un tirón

? Es un clásico para cualquier persona aficionada a recogerse el pelo con coletas. ¿Y qué pasa con las pinzas y las horquillas de metal? Pues más de lo mismo: cuando quieres quitártelas, te arrepientes de haberlas usado. Pero aún así se siguen usando. En el post de hoy veremos por qué debemos evitar cualquier accesorio metálico en la cabeza.

Diadema o corona metalica para el pelo

Hace unos años era habitual ver gomas elásticas con cierres metálicos. Estos cierres servían para asegurar la circunferencia de la goma y unirla a la tela que la recubría. Muy ingenioso. El problema venía cuando querías quitarte la goma, pues el pelo se enredaba precisamente en ese cierre, y el resultado era un tirón seguido de un escozor.

Por suerte, cada vez es más complicado ver ese tipo de gomas. Las gomas con tela, tanto las más finas como las gruesas que añaden más tela y están pensadas para tocados más elaborados, son más abundantes que sus traicioneras versiones con injertos metálicos. (Incluso están desapareciendo los coleteros que sólo son gomas-de-goma, que también provocan el dúo tirón-escozor).

Pero si las gomas con cierres metálicos están desapareciendo, no sucede lo mismo con las pinzas metálicas más básicas, esas que son un hilo metálico que se dobla. Son perfectas para recoger esos mechones de pelo que quieren escaparse del tocado y lo afean, y también para recogerse el pelo a conciencia antes de practicar algún deporte. Pero ocurre lo mismo que con las gomas: arrancan el pelo. Si puedes, evita comprarlas, pero si no tienes más remedio, compra sólo las que tienen un recubrimiento plástico que facilita que el cabello resbale cuando te las quitas. Las reconocerás porque en las puntas tienen una gota seca de plástico. Tu cabello te lo agradecerá.

Por lo general, los accesorios metálicos arrancan el pelo mientras los llevas y, muy especialmente, cuando te los quitas. El listado es largo: gomas, clips, horquillas, tiaras, diademas, pasadores… Si son de metal, no las uses. Busca siempre que, si son accesorios robustos, como las diademas o los pasadores, estén hechos de plástico, y si son elásticos, como las gomas, no compres nada que no esté recubierto de tela. Hay muchísimas opciones, así que evita arrancarte el cabello usando accesorios metálicos.

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar