Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

El cuerpo humano es un gran laboratorio químico que consume, procesa y produce infinidad de sustancias para mantener su maquinaria en marcha.

Durante el embarazo, la madre entra en un periplo hormonal muy complejo para preparar su cuerpo para la no menos trascendental empresa de reproducir y poner en marcha un nuevo laboratorio en forma de cuerpo humano.

Mujer embarazada sale del agua haciendo una ola con su largo cabello

En este proceso, las hormonas cumplen un papel fundamental, ya que se encargan de influir en la actividad de ciertos tejidos.

  • La progesterona:
    Hace que el útero pueda recibir un ovario fecundado, que tiene ya su propio código genético, sin rechazarlo.
  • La oxitocina:
    Actúa sobre el estado de ánimo de la madre y su disposición a amar a su bebé, y también promueve las contracciones al momento del parto.
  • La prolactina:
    Estimula las glándulas mamarias para que produzcan leche.

Los cambios hormonales que trae el embarazo tocan a la madre desde los pies hasta la punta del pelo. Los estrógenos, hormonas sexuales con denominación de origen femenina, aumentan hasta mil veces los valores normales de una mujer fuera del embarazo. Por supuesto que esto se tiene que notar desde fuera. Los estrógenos no solo estimulan el crecimiento del útero y de los senos, aseguran nutrientes al bebé irrigando sangre a la placenta o ablandan los músculos de las paredes vaginales; sino que aumentan el crecimiento, brillo y la dureza del cabello. Hay quienes reportan incluso un cambio temporal de su color y textura. Cerca de los tres meses después del parto, muchas mujeres pierden gran cantidad de cabello debido a la caída estrepitosa de la producción de estrógenos que mantenía su organismo.

Mujer embarazada se cepilla el cabello

Entre otros de los efectos capilares que se pueden manifestar durante el embarazo, también es posible que este cóctel hormonal haga aumentar el crecimiento de vello en el rostro y en los pezones. No todo podía ser perfecto. Sin embargo, es de esperar que estos cambios desaparezcan a medida que la madre vuelve a sus niveles hormonales normales.

 

Síguenos en las redes sociales

Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar