fbpx

¿Por qué se forman remolinos en el pelo?

Casi todos tenemos alguno en nuestro cabello, ya sea en la nuca, en la coronilla o en el flequillo. Incluso hay quien tiene dos o tres. Los remolinos en el pelo son una cuestión de lo más común y, aunque no pueden prevenirse ni eliminarse, sí pueden disimularse y tratarse en el caso de que desemboquen en una pérdida de cabello.

Los remolinos en el pelo son porciones de pelo que crecen en sentido contrario al resto del cabello, generalmente en el sentido contrario al de las agujas del reloj. Son genéticos y, aparentemente, no cumplen ninguna función. No suelen suponer una gran preocupación, aunque en ocasiones pueden resultar molestos al peinarse.

Los remolinos en el pelo tienen un origen genético y no cumplen, aparentemente, ninguna función.
Los remolinos en el pelo tienen un origen genético y no cumplen, aparentemente, ninguna función.

Existen algunos trucos para tratar de domar los remolinos en el pelo. Uno de ellos es dejarse el pelo largo, dejando que la fuerza de la gravedad actúe y haga que el pelo caiga hacia abajo. Otra opción es atreverse con un peinado en el que las puntas se moldeen hacia todos lados. Por encima de todo, no hay que tratar de cambiar el sentido del remolino peinando el pelo hacia el otro lado, pues no va a funcionar.

Es importante mantener el pelo siempre hidratado, así los remolinos del pelo no se harán tan evidentes y nuestro pelo lucirá sano y brillante.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Soluciona ya tu caída

Si tienes problemas de caída o alopecia y quieres ponerle solución, lo primero es un diagnostico médico correcto.

Reserva tu primera cita gratuita sin compromiso que incluye Diagnóstico y Test Capilar de tu cabello.

1ª Consulta Gratuita

Identifica tu alopecia en 1 minuto

La caída del cabello también puede deberse a ciertas enfermedades como el lupus, la diabetes y algunas infecciones poco comunes. En estos casos, la alopecia temporal puede ser un síntoma más de la afección, por lo que es conveniente diagnosticarla y tratarla adecuadamente.