Llámanos al 91 123 07 12Solicitar consulta

La primera nos causa el efecto de un avistamiento tan temido como esperado; nos produce incluso un poco de gracia. Pero luego ya no es una, ni un par… las canas empiezan a reproducirse de manera exponencial en nuestra cabeza, pero ¿de dónde vienen?

Antes de despuntar en los folículos pilosos del cuero cabelludo, las canas recorren largos y tortuosos trechos. Algunos de estos caminos empiezan en los organismos de nuestros ancestros, otros en los mercados donde hacemos la compra. El recorrido de cada cana es distinto, pero el resultado es siempre el mismo: cabelleras total o parcialmente blancas.

Hoy rastrearemos los periplos más comunes de los cabellos blancos:

Cuestión de tiempo

Lo natural es que las canas lleguen, y que lo hagan en compañía. A medida que pasan los años, las estructuras del cuerpo se van deteriorando, dando lugar a arrugas, canas y achaques. Entre otras cosas, el cuerpo deja de producir melanina, responsable de la coloración del pelo. En este caso, podríamos decir que los años transcurridos le han ido desgastando la pátina de color a nuestra cabellera.

Herencia

Es difícil decir hace cuántas generaciones ocurrió, pero en alguna rama del árbol genealógico de ciertos individuos, tuvo lugar una mutación inofensiva. Así empezó la historia familiar de la poliosis . Se trata de canas que aparecen de manera localizada, como un lunar claro en el pelo. No se limitan a la cabeza; también se pueden presentar en las cejas y pestañas.

La poliosis no es exclusivamente hereditaria, sino que puede ser síntoma de algunas enfermedades. Si por primera vez en la historia familiar aparece un caso de poliosis, lo conveniente es acudir a una revisión médica para determinar la causa.

Estrés

El estrés  es un vehículo muy veloz. Gracias a él pueden acelerarse muchos procesos degenerativos en el cuerpo humano, incluyendo la aparición temprana de cabellos blancos.

Bandera roja, bandera blanca

Foto de una bandera roja sobre cielo despejado

Las canas pueden venir de otros órganos de nuestro cuerpo como una señal de alerta para indicar que algo no anda bien. El despunte de cabellos blancos, especialmente de forma prematura, puede ser indicio de enfermedades cardíacas, tiroideas o de la piel.

Productos químicos y de peinado

El empleo excesivo de tintes para el cabello  y productos químicos en general, así como de planchas y secadores de pelo, puede deteriorar la estructura del cabello y el cuero cabelludo, ocasionando una pérdida de pigmentación natural en las fibras.

Vitamina cana

El camino de las canas también puede empezar ahí donde la vitamina B12 deja un vacío de poder. El déficit de este elemento fundamental para el correcto funcionamiento del organismo produce cabellos blancos, entre otros efectos indeseados mucho menos accesorios. Las personas con alimentaciones no balanceadas o que siguen dietas vegetales  son más tendentes a presentar este tipo de deficiencia.

Derribando puentes

Uno de los métodos más efectivos y antiguos para entorpecer el camino de los adversarios es derribar los puentes que le permiten seguir adelante. Así mismo, la mejor manera de retrasar la aparición de las canas es atacar las causas de raíz, cuando es posible, y tener una alimentación rica en alimentos potenciadores de la melanina.

Lo bueno de las canas que despuntan en el siglo XXI, es que han perdido casi por completo la connotación antiestética que la sociedad les otorgaba hace apenas una décadas. Ahora, tanto hombres como mujeres lucen sus canas desenfadadamente con tanta gracia, que hasta se ha puesto de moda teñirse el pelo con efecto canoso.

Síguenos en las redes sociales

Diseño web: Ensalza